6 de julio

Temas del día

Convivencia

Distritos
Hábitat

Vecinas y vecinos de barrio Bella Vista ya disfrutan de una plaza de bolsillo

El espacio verde está ubicado en Lima y Presidente Perón, distrito Oeste, donde se transformó un terreno baldío o en desuso en un lugar público de esparcimiento y recreación.

Este martes 14 de junio quedó formalmente inaugurada una nueva plaza de bolsillo. Está ubicada en la intersección de Lima y avenida Presidente Perón, en el distrito Oeste. En dicho espacio, se ejecutaron veredas y senderos de hormigón intertrabado, se incorporaron bancos y cestos, rampas de acceso, se colocaron luminarias y juegos lúdicos, parquización y se elaboró y pintó un mural interactivo.

El programa que lleva adelante la Municipalidad de Rosario, que tuvo su origen el año pasado, promueve a través del emplazamiento de espacios públicos de libre acceso y carácter temporal, la transformación de terrenos baldíos urbanos en espacios comunes para uso social de toda la comunidad. Se busca valorizar espacios vacíos, en muchos casos abandonados, potenciar el suelo urbano, y ponerlo a disposición de los ciudadanos.

“Ya se finalizaron cuatro plazas de bolsillo en diferentes sectores de la ciudad: Rui Barbosa y Bermúdez en el distrito Sur; Baigorria y Boedo en distrito Norte; y Beruti y Cerrito, y avenida Pellegrini y Vera Mujica del distrito Centro. De esta manera, en lugar de espacios vacíos, oscuros e inseguros, los vecinos y vecinas, así como también todas las instituciones del barrio, como vecinales, clubes y escuelas, cuentan con nuevos lugares iluminados y abiertos a la comunidad”, señalaron desde la Secretaría de Obras Públicas.

Las plazas de bolsillo se desarrollan mediante la incorporación de elementos de instalación temporal, que puedan ser retirados una vez finalizado el contrato de comodato. De esta forma, pueden incorporarse zonas de juego, vegetación, huertas urbanas, mobiliario urbano removible ya sean bancos, sillas, mesas, cestos de basura, bicicleteros, entre otros.

Un mural para jugar

El mural interactivo desarrollado en Lima y Presidente Perón invita a que los niños y niñas jueguen con su imaginación, creen historias, personajes y aventuras a través de sus colores y figuras como globos, extraterrestres, hamacas y estrellas.

Está ubicado en la medianera de la plaza y fue diseñado por la artista Carla Zaks junto con Maite Pérez Pereyra y Martín Seri.

Una decisión comunitaria

Cabe destacar que el proyecto de construcción de esta plaza de bolsillo surgió de un consenso colectivo a partir de las reuniones llevadas adelante por los Consejos Barriales de Bella Vista Oeste. Estos encuentros contaron con la participación de vecinos y vecinas que plantearon la reconversión de un espacio sin uso que acumulaba residuos y no tenía iluminación.

De estas reuniones participaron comerciantes de avenida Presidente Perón; la directora del CMD Oeste, Daiana Gallo Ambrosis; representantes de la Iglesia Morada de Dios; del Centro Cuidar Oeste (ex CCB) y del Centro de Salud «David Staffieri».

La plaza, que es la primera plaza de bolsillo del distrito Oeste, será cuidada por un grupo de jóvenes de la Iglesia Morada de Dios, quienes son los ‘socios activadores’ encargados de su conservación y vigilancia.

Guillermo Sánchez tiene 28 años, es uno de los jóvenes de la iglesia evangélica que ya organizó actividades recreativas para las familias. Y en ese marco, contó: “Todos los segundos sábados del mes venimos a la plaza y hacemos juegos para los chicos, traemos pizarrones, papeles para colorear, y un payaso, lo principal es reunirse en familia y pasar la tarde en un espacio del barrio”, expresó.

El convenio entre partes

La iniciativa tiene como objetivo la transformación de terrenos abandonados o en desuso —ya sean públicos o privados— en nuevos espacios públicos, generados a partir de la cesión temporal y voluntaria de terrenos para instalar espacios lúdicos o pequeñas plazas.

Las flamantes plazas tienen diferentes funcionalidades de acuerdo al lugar donde se encuentran emplazadas: espacios verdes o de paseos; para el desarrollo de huertas comunitarias; playones de actividades deportivas, canchas de fútbol, vóley, básquet y otros deportes; también otros de uso comunitario como lo son ferias, muestras, reuniones y expresiones culturales.

Una de las características más destacadas de esta iniciativa es que los vecinos y vecinas, así como las instituciones del entorno a la plaza, son agentes fundamentales en la transformación de los espacios. En ese marco, se designa en el propio barrio a responsables del cuidado para su conservación y vigilancia, pudiendo ser instituciones públicas, vecinales u otras, los llamados ‘socios activadores’, que también son los encargados de dotar de sentido al espacio. Cabe remarcar que las instalaciones que se realicen en cada uno de estos terrenos serán temporarias y podrán ser retiradas una vez finalizada la cesión temporal del terreno en cuestión.