21 de julio

Temas del día

Ambiente

Acción climática: el municipio concretó el primer foro de debate sobre Mercados de Carbono

Instituciones y expertos intercambiaron conocimiento y experiencias para avanzar en estrategias locales frente a la grave problemática que afecta al planeta, con las ciudades como protagonistas.

Este viernes 1 de septiembre, la Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario realizó la jornada 'Camino a una estrategia local de Mercados de Carbono', un encuentro que tuvo por objetivo explorar junto a diferentes actoras y actores de la ciudad las posibilidades que los Mercados de Carbono pueden ofrecer para acelerar la acción climática local.

La actividad, que tuvo lugar en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UNR, se desarrolló en el marco del Plan Local de Acción Climática Rosario 2030 y de la gobernanza climática local, compuesta por el Gabinete Local de Cambio Climático y Transición Ecológica Justa y el Comité Asesor frente al Cambio Climático.

Durante el encuentro, el coordinador de Gabinete municipal, Rogelio Biazzi, expresó: “La crisis climática es uno de los desafíos más importantes que está enfrentando la humanidad, sino el más importante. Vivimos en un mundo urbano. Dentro de unos años, 7 de cada 10 personas van a vivir en ciudades y además las ciudades son las responsables del 75% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Por eso, desde los gobiernos locales tenemos la urgente tarea de enfrentar este problema y llevar a cabo políticas de lucha contra el cambio climático. En este marco, la Municipalidad de Rosario ha organizado una jornada para abordar los mercados de carbono, que son mecanismos para llevar a cabo políticas de mitigación de la emisión de gases de efecto invernadero".

Y en análogo sentido se expresó el secretario de Ambiente y Espacio Público, Nicolás Mijich: “La urgencia climática atraviesa todas las cuestiones que el municipio desarrolla. Desde varios años atrás, los impactos que priorizábamos eran los impactos urbanos; la agenda del cambio climático, de la urgencia climática, de todo lo que venimos viviendo en el último tiempo afecta todas las tareas que llevamos a cabo, las que tienen que ver con residuos, con higiene y también aquellas vinculadas a la planificación del alumbrado, del espacio público, de las superficies absorbentes que destinamos a dichos espacios, cómo planificamos las intervenciones de arbolado, las especies que se eligen para arborizar, el diseño de una cazuela para cada ejemplar a plantar, entre otras acciones”.

“Tenemos una ciudad con grandes espacios públicos, con un área de reserva para cinturón verde, con varias cuestiones de gran potencial; los mercados de carbono son un tema más para sumar a todo lo que venimos haciendo. En el último tiempo, generamos mesas de gobernanza para distintos temas como el arbolado público o los residuos urbanos, siempre enmarcados en el plan climático de Rosario. En este sentido, hemos presentado hace poquito tiempo el sistema de monitoreo, una medida de transparencia para poder evidenciar todo lo que la ciudad hace en materia climática. Este encuentro también va a contribuir a que podamos cumplir con los objetivos que el plan contempla, con metas a 2025 y a 2030 y con algunas acciones que ya venimos trabajando hacia 2050”, agregó el funcionario municipal.

“Estamos en un contexto de emergencia climática. Este es el contexto que nos une, y sabemos que cualquier tipo de estrategia, de mecanismo de mercado en nuestra ciudad tiene que estar asentado en la mayor ambición climática de mitigación y adaptación posible”, expresó finalmente Pilar Bueno, subsecretaria de Cambio Climático y Transición Ecológica Justa, tras agradecer la presencia de los participantes.

“Hoy están presentes muchos de los integrantes de nuestra gobernanza climática, no sólo del gabinete, que forma parte del Ejecutivo municipal, sino también del Comité Asesor frente al Cambio Climático, compuesto por expertos de distintas universidades, cámaras empresariales, ONG, colegios. Es un elemento significativo que hay que mencionar, las gobernanzas participativas tienen que abrazar toda la acción climática y, por ende, desarrollar cualquier mecanismo de mercado al cual podamos adherir y desarrollar en conjunto. Cuando hablamos de mecanismos de mercado, es importante referirse al rol de las comunidades, las salvaguardas ambientales y sociales que tienen que tener estos procesos y proyectos, la necesidad de que participen los actores sociales dentro de la construcción de estos mecanismos, la importancia de la integridad ambiental y del desarrollo sostenible dentro de estos proyectos”, concluyó Bueno.

Camino a una estrategia local de Mercados de Carbono

La jornada tuvo dos bloques. Una primera parte contó con la exposición de conceptos, información y casos que tienen por fin contextualizar e inspirar, desde la presentación de organismos internacionales, nacionales y subnacionales, empresas y universidades. Luego, un segundo momento, de trabajo en formato de taller a modo de ideatón, que permitió co-construir opciones y posibilidades para tomar acción a nivel local en el corto y mediano plazo.

Participaron funcionarios y equipos técnicos municipales, representantes y miembros de organizaciones del sector privado y de la sociedad civil, universidades, bancos e integrantes de la gobernanza climática local.

Mercados de Carbono

Estos instrumentos, reconocidos en el art. 6 del Acuerdo de París como una posibilidad para alcanzar las metas de mitigación, pueden configurar una oportunidad para impulsar el avance de la acción climática local, involucrando y articulando al sector público y privado siempre que sean implementados de manera transparente, con metodologías robustas que den confiabilidad, que aporten adicionalidad y que posean un enfoque integral de preservación socio-ambiental, constituyendo una oportunidad de desarrollo local.

Plan Local de Acción Climática Rosario 2030

Es una herramienta de planificación estratégica del gobierno que permite optimizar la gestión de recursos técnicos y económicos, internos y externos, para hacer posible la transición hacia una ciudad resiliente que conserve su escala humana, preservando los recursos y la calidad de vida para las personas, ante la problemática del cambio climático.

Entre sus objetivos, busca promover el uso de energías limpias, impulsar la eficiencia energética, la movilidad sostenible y la economía circular, generando las capacidades necesarias para afrontar los efectos del cambio climático con la participación activa de los diferentes actores de la ciudad.

En detalle, el documento propone una serie de proyectos vinculados a los ejes nombrados, que tienen una meta de reducción para el 2030 del 22% de las emisiones de gases de efecto invernadero, compuesto por un 10% en materia de residuos, un 7% en lo relacionado a la movilidad y un 5% en energía.