27 de mayo

Gobierno

Convivencia

Código de Convivencia: se desarrolló el segundo simulacro de juicio por jurados

El municipio avanza en la implementación de la iniciativa que forma parte del nuevo Código de Convivencia para juzgar faltas contra el patrimonio, el ambiente y el tránsito.

Este martes tuvo lugar el segundo simulacro de un juicio por jurado vecinal, una herramienta del Nuevo Código de Convivencia Ciudadana, que rige en Rosario desde 2022 y que tiene como objetivo que sean las ciudadanas y los ciudadanos quienes juzguen infracciones que provoquen graves daños al patrimonio, al ambiente y otras relacionadas con el tránsito, entre otras.

En esta oportunidad, el ensayo se llevó a cabo en las instalaciones del Centro Municipal Distrito Sur Rosa Ziperovich (Uriburu 637) y estuvo a cargo de miembros de la Facultad de Derecho y Ciencias Social de la Universidad Católica Argentina, en el marco del convenio que el municipio suscribió con dicha casa de altos estudios, la Universidad Nacional de Rosario y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip) para desarrollar las capacitaciones previas a la implementación del juicio por jurado vecinal.

La subsecretaria Legal y Técnica del municipio, Juliana Conti, presenció el simulacro y valoró el compromiso de quienes participaron en esta ocasión como jurados, así como de los jueces de faltas del municipio que asistieron y que vienen trabajando en la implementación del nuevo Código de Convivencia, subrayó, "sin comprometer ni un sólo día la Justicia de Faltas a pesar de modificar los sistemas y la normativa”.

Conti remarcó que estas pruebas resultan “muy enriquecedoras” y resaltó que “hemos tenido una devolución de los participantes para perfeccionar los mecanismos de implementación”. Asimismo, comentó que el proceso de implementación del sistema viene desarrollándose “según lo planeado hasta el momento”, y detalló: “Habíamos pensado implementarlo a partir de octubre o noviembre y habiendo celebrado ya este segundo simulacro, entendemos que tal vez incorporando las sugerencias y las experiencias de estos, con algún simulacro más estemos en condiciones de dictar alguna reglamentación adicional para poder funcionar de manera correcta”.

Por su parte, el administrador General del Tribunal de Faltas, Gastón Laville, señaló la importancia de que más rosarinas y rosarinos se sumen al registro de postulantes para integrar los jurados vecinales. “Es fundamental tener un registro de postulantes del jurado heterogéneo, diverso, a los fines que cuando sea un real caso a resolver podamos vernos toda la ciudadanía representada en el decisorio al que llegue el jurado, por eso es importante la inscripción”, sostuvo.

Cabe señalar que el primer simulacro de un juicio por jurado vecinal se realizó el pasado 28 de junio en el edificio de la ex Aduana, con la participación del intendente Pablo Javkin, quien en esa ocasión ponderó la herramienta "para que la Justicia no sea un bien cerrado a la participación popular", a la par que afirmó: "El juicio por jurados se hará para faltas graves, o aquellas que el procurador del municipio determine que tengan algún nivel de conmoción social porque no se produjo el resultado grave pero podría haberse producido. Confiar que la participación popular pueda darle mucha más claridad, un proceso más transparente para las víctimas, es un nuevo paradigma que en doce provincias de Argentina está funcionando".

El caso

En esta oportunidad, el jurado vecinal debió tomar una resolución sobre un caso vinculado a la problemática ambiental y, a su vez, a la convivencia pacífica entre vecinos. Según se detalló, el 15 de mayo pasado se procedió a la clausura de un galpón de una empresa dedicada al tratamiento de residuos, en particular el reciclaje de plásticos. Este galpón, que es parte de una de las sedes que posee la firma, fue clausurado por 30 días debido a que tenía permiso de habilitación vencido y, además, sus instalaciones carecían de extintores de fuego, tenían a sus trabajadores sin equipos de seguridad ni protección y tenía el cableado de electricidad mal hecho.

Tiempo después, el 1 de junio, un vecino que vive enfrente del galpón, realizó una denuncia en Control Urbano por olores fuertes y nauseabundos que provenían del mismo galpón. Ante esta denuncia, un inspector municipal se acercó a la dirección denunciada para inspeccionar el lugar a partir de la denuncia recibida.

Allí se encontró con que el mismo galpón que había sido clausurado previamente funcionaba reciclando bidones de acetona que provenían directamente del campo, incumpliendo con la orden de clausura del lugar (art. 338) y atentando contra la salud y la convivencia pacífica entre vecinos (art. 168).

En el caso del artículo 338 se refiere a la violación de una clausura impuesta, inhabilitación o la alteración de sellos de clausura colocados por la autoridad. La sanción por este delito puede ser una multa de 500 a 3.800 UF y/o una clausura de quince días o definitiva.

En tanto, el artículo 168 se relaciona con la producción y/o emanación de humo o gases que perturben la convivencia pacífica entre vecinos. La sanción por este delito puede ser una multa de 75 a 375 UF y/o una clausura de hasta 90 días.

Luego de escuchar a las partes, conocer las pruebas presentadas y deliberar, el jurado vecinal declaró responsable a la titular de la empres por incumplimiento del artículo 338, mientras que resolvió la absolución en lo referido a la violación del artículo 168.

La voz de las y los protagonistas

“Me sentí cómoda, fue muy dinámico”, aseguró tras el juicio Silvia Raggio, directora Ejecutiva del Foro Regional Rosario y una de las 5 integrantes del jurado en el simulacro desarrollado en el distrito Sur.

“Es algo novedoso, uno siempre pensando en la eficiencia del Estado espera que esto sea eficiente, que funcione de manera eficaz para que produzca rápidos y buenos resultados, para sacar de la Justicia ordinaria problemáticas que se demoran”, reflexionó acerca de la implementación de los juicios por jurado vecinales.

Raggio compartió además una sugerencia a partir de su experiencia, con el objetivo de que “sea más liviana la carga subjetiva” de los integrantes del jurado. “Las instrucciones se deben dar dos veces, al inicio y al final; antes de debatir entre el jurado habría que recordarles las reglas de las que no pueden apartarse”, dijo. .

Por su parte, Fabián Bartolozzi, vecino de Uriburu y La Guardia, quien ofició de presidente del jurado en esta ocasión, y a su vez preside una asociación civil de zona sur, expresó: “Me siento partícipe y me gusta esta nueva manera de jurados vecinales, porque nos da un protagonismo que por ahí tenemos desde otro ángulo”. Además, planteó como desafío la necesidad de combinar la experiencia de un referente barrial, como es su caso, con personas que vienen de diversos y variados ámbitos para llegar a una resolución.

Jurados vecinales

El juicio por jurados vecinales forma parte del nuevo Código de Convivencia y apunta, entre otras ejes, a que sean las propias ciudadanas y ciudadanos quienes pueden ejercer un nuevo derecho.

El jurado vecinal estará compuesto por cinco miembros, y deberá contemplar diversidad etaria, de género y cultural. Cabe aclarar que, en caso que el Juzgado lo estime conveniente, la cantidad de jurados podrá aumentar hasta a siete. El registro de postulantes es voluntario.

Ese jurado conformado por vecinas y vecinos será el encargado de entregar al Juzgado de Faltas un veredicto que declare la inocencia o culpabilidad de la persona presuntamente infractora. Además, podrá formular –junto con su veredicto– una propuesta de sentencia, que el juzgado podrá admitir y homologar sin más fundamento que la verificación de su conformidad con las normas legales aplicables al caso y la equidad.

Rosario es una de las tres primeras ciudades del país en tener esta herramienta para que sean los propios vecinos quienes decidan que sanción aplicar ante graves afectaciones a la convivencia, que provoquen daños a la salud, al ambiente o a los servicios públicos. Las otras dos ciudades son San Patricio de Chañar (Neuquén) y Mendoza.

Las personas interesadas en realizar consultas y/o acceder a más información, pueden solicitarla por correo electrónico a juicioporjurados@rosario.gob.ar, en tanto que para inscribirse en el registro de Jurados deben hacer ingresando a rosario.gob.ar

Código de Convivencia

El nuevo Código de Convivencia fue presentado a fines de marzo de 2021 por el intendente Pablo Javkin. La normativa, que reemplazó al Código de Faltas, fue debatida y votada en noviembre de ese año por unanimidad por el Concejo Municipal. Comenzó a regir el primero de agosto de 2022, luego de un plazo de 180 días hábiles, previsto al momento de su votación.