26 de noviembre

Economía social

Desarrollo social
Desarrollo Humano
Emprendimientos

El Municipio fortalece proyectos de autogestión a través de Rosario Emprende

Casi 250 emprendimientos finalizaron el itinerario formativo del Programa Rosario Emprende 2022. Sus participantes destacaron que la propuesta los ayudó a poner en valor su tiempo y trabajo.

Casi 250 emprendimientos de la ciudad culminaron un ciclo de encuentros correspondiente al itinerario formativo del programa Rosario Emprende de la Escuela de Emprendimientos Sociales. Este ciclo de capacitación es llevado adelante por la Municipalidad de Rosario, a través de la Subsecretaría de Economía Social y se replica en los seis distritos, en el marco de Plan Cuidar. 

El programa es un espacio que brinda herramientas de capacitación, intercambio y aprendizaje cooperativo a los emprendimientos de la economía social y solidaria de Rosario. El ciclo se compone de cinco módulos que se desarrollan bajo el formato de un taller participativo teórico - práctico en el que se trabajan los principales componentes vinculados a la gestión profesional de un emprendimiento autogestivo: diagnóstico y planificación, segmentación y estrategia de comercialización; comunicación y diseño del proyecto y diseño preliminar del modelo de negocio.

La finalidad es contribuir al impulso, fortalecimiento, desarrollo y escala de los emprendimientos familiares y asociativos de la ciudad, buscando fortalecer el entramado socio - productivo local, así como visibilizar y consolidar la economía social y solidaria en la ciudad.

En ese marco, el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, se mostró muy contento por estos nuevos emprendimentos. “Sabemos que el camino del emprendedor es siempre tener que estar reinventándose, por eso queremos seguir acompañándolos para brindarles herramientas y que puedan salir adelante. Rosario es una ciudad con espíritu emprendedor, y eso es gracias a cada uno de ustedes, y al trabajo conjunto que venimos haciendo desde hace años, así que muchas gracias y felicitaciones”.

Sumado a esto, Pablo Nasi Murua, subsecretario de Economía Social del municipio, expresó: “Queremos agradecerles porque llegar hasta acá nos permite seguir evaluando las herramientas de trabajo que le ofrecemos como gestión municipal. Cada uno de ustedes se levanta con el sueño de poner en práctica sus emprendimientos y lo están haciendo. Nosotros acompañamos para desarrollar el emprendimiento y también están los profesores que se involucran personalmente".

"Es un orgullo conducir un equipo así, comprometidos con su trabajo. El reconocimiento es para ustedes que son los que hacen realidad la economía social y tejen los lazos de solidaridad y compromiso”, agregó.

Por su parte, Marta Sánchez, directora de la Escuela de Emprendimientos Sociales, dijo: “Estamos muy contentos de cerrar este ciclo con ustedes. Siempre decimos que el ciclo del ABC, la fase 2 y 3 la pensamos de una manera muy evolutiva y adaptativa en función de los temas que les interesan a ustedes y aquellos que nos interpelan a profundizar. Tratamos de que sean espacios de aprendizaje, de intercambio, que les sirvan para tejer vínculos y redes de trabajo, y así complementar algunas actividades entre pares. Esperamos que se sigan vinculando a través de los distritos y en los barrios para seguir construyendo juntos la economía social”.

Y concluyó: “Les agradecemos a los profesores, a los que nos acompañan desde los distritos, y a ustedes por compartir con nosotros este recorrido. Esperamos poder incorporar herramientas nuevas y que los hagan sentir más seguros y confiados en lo que hacen. Nuestro propósito es que puedan vivir de su trabajo, de lo que les gusta hacer y que encuentren el mercado para esos productos y servicios”.

Aprendizaje y formación, materia prima de las y los emprendedores

Betina Giménez tiene su emprendimiento de arte hindú de piezas de yeso pintadas a mano y habló de sus comienzos. “Mi sobrino me pidió que le pinte unas piezas para regalar. Me incentivaron y fui al distrito Norte para presentar mi producción. Consulté sobre cómo tenía que hacer para feriar y me dijeron que tenía que anotarme en el curso del ABC, y a la semana siguiente empecé”.

La emprendedora contó que comenzó el curso en mayo pasado y lo terminó a mitad de este mes (agosto). “El curso me sirvió para sacar el precio de los costos, para valorar mi trabajo, cómo lucir la mercadería y cómo hacer promociones, entre tantas otra cosas. Me encantó, me sirvió mucho y lo recomiendo. Te sirve y te ayuda para cualquier trabajo. Los profesores son unos genios”, aseguró Betina.

Otros de los que terminó el curso es Juan Pablo Dora, su oficio es vidrierista y tuvo que reinventarse con la pandemia. “El oficio de vidriero nos dio un vuelco. Observamos que en la pandemia la gente tenía necesidad de sacarse fotos y el espejo era como una compañía doméstica”, rememoró. 

“Una vecina nos recomendó hacer el curso, nos dijo que nos iba a dar estabilidad y nos iba a ayudar a negociar. Fue un antes y un después del ABC porque empezamos a controlar los precios, el valor de nuestras horas de trabajo, de la materia prima, de no comprar ni de más ni de menos, de buscar precios. Hoy gracias al curso y a mi propia voluntad estoy gestionando para feriar. Emprender es sinónimo de desafío,”, contó entusiasmado el emprendedor.

Y cerró diciendo: “Me llevo lo que compartí con cada compañero, la buena educación que nos dieron los profesores y la buena energía. Ambos son una pieza fundamental. Y para futuros emprendedores que todavía no se animan, que se tiren a la pileta de lleno porque todo se puede con voluntad”.

Aprender a emprender

Mauro Márquez y Manuel Ardaiz son los facilitadores pedagógicos del ABC de mi emprendimiento que se dicta en los distritos Norte y Oeste. Ambos resaltaron que las clases apuntan a enfatizar la importancia y el valor del trabajo de los emprendedores, para qué se hace el producto y cuál es su público objetivo, entre otros aprendizajes.

“El Rosario Emprende tiene tres fases y es abierto a todos los emprendedores de Rosario. Brindamos una formación que tiene que ver con la administración del emprendimiento”, explicó Mauro Márquez. A modo de ejemplo, especificó: “El foco está puesto en cuestiones de marketing, el valor del trabajo, la estructura de costos, cómo fijar el precio, redes sociales y cómo hacerle frente a diferentes situaciones. En la Fase 1  del ABC abordamos, sobre todo, la comercialización y la estructura económica del proyecto, y terminamos en el quinto módulo con el Modelo de negocio Canvas, que muestra una fotografía del estado del emprendimiento y es una herramienta clave a la hora de pedir financiamiento o contarle a alguien sobre el emprendimiento”.

Plan Cuidar

El Plan Cuidar involucra al Estado municipal en la organización política y social del cuidado como actividad esencial para el bienestar de la población, en un marco de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, en comunidad y al interior de las familias.

El cuidado abarca el conjunto de actividades tanto remuneradas como no remuneradas que garantizan el bienestar de las personas, e implica un apoyo multidimensional: material, económico, moral y emocional.

La iniciativa implica, por un lado, la unificación de todos los equipos, recursos y acciones del Estado municipal para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas que más lo necesitan en cada uno de los barrios de la ciudad y, por otro lado, la convocatoria a todas las organizaciones de la ciudad a sumarse a esta red de cuidados y trabajar en las líneas de intervención del plan.