25 de enero

Control

Prevención
Convivencia

Desmantelan criadero de perros ubicado en zona sudoeste

Un operativo conjunto entre la Municipalidad y la Policía Comunitaria permitió el rescate de casi 40 canes que vivían en muy malas condiciones. Serán trasladados al Imusa.

Alrededor del mediodía de este martes 22 de diciembre, personal de la Secretaría de Control y Convivencia; de la Oficina de Protección y Bienestar Animal y de la división ecológica de la Policía Comunitaria llevaron a cabo un operativo en una vivienda de la zona sudoeste en el que se desmanteló un criadero clandestino de perros y se logró rescatar cerca de 40 canes que estaban creciendo en condiciones de hacinamiento. 

Tras una denuncia recogida en el 147 de la Municipalidad y de una investigación llevada a cabo por la Policía Comunitaria sobre el domicilio de Melián al 5800, se constató que en el lugar existía un criadero ilegal y los perros estaban siendo ofrecidos a la venda, de manera ilegal, a través de las redes sociales.

Personal de la Guardia Urbana Municipal (que depende de la Secretaría de Control), junto con la división ecológica de la Policía Comunitaria y la Oficina de Protección y Bienestar Animal, llegaron hasta el lugar y constataron la veracidad de la denuncia.

Los canes fueron retirados y se dio intervención al Imusa, que dispuso que las mascotas queden en custodia hasta que la fiscal determine su destino.

Cabe destacar que el matrimonio encargado de dicho criadero fue demorado y trasladado a la comisaría 21.

"Articulamos acciones importantes con la policía y demás agencias del Estado para poder brindar respuesta a la ciudadanía. Trabajamos de cerca con las protectoras de animales para desmantelar estas crueles estructuras montadas en la ilegalidad", sostuvo Carolina Labayru, secretaria de Control y Convivencia.

Venta ilegal en zona sur

Este lunes, personal municipal realizó una intervención en Hertz al 4300, distrito Sur, en un comercio donde estaban a la venta cachorros que eran criados en dicho lugar, en malas condiciones.

El local exhibía los canes para la venta al público y carecía de habilitación tanto como veterinaria o criadero, por lo que –con el aval del Tribunal Municipal de Faltas- la Secretaría de Control procedió al secuestro de los 11 cachorros y los entregó a una protectora de animales para su tenencia, hasta tanto el Tribunal determine su futuro.