26 de enero

Movilidad

Transporte

Transporte urbano: se puso en marcha la Comisión de Seguimiento para la emergencia

Con la participación de diversos actores se desarrolló la primera reunión del ámbito creado por normativa del Concejo. El municipio apunta a un servicio sostenible, previsible y acorde a demanda

Tras la declaración de la Emergencia en el sistema, en la mañana de este miércoles 9 de diciembre y de forma virtual se llevó a cabo la primera reunión de la Comisión de Seguimiento de la Emergencia del Transporte Urbano de Pasajeros, con el objetivo de comenzar a rediseñar la red y generar un servicio realista, sostenible, previsible y que dé respuesta a las necesidades de los rosarinos y rosarinas.

En esta oportunidad, participaron la secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, la Gerenta General del Ente de la Movilidad, Nerina Manganelli, y la vicepresidenta, Renata Ghilotti; los concejales Fabrizio Fiatti, Germana Figueroa Casas, Pedro Salinas y Eduardo Toniolli, representantes de las empresas prestadoras del servicio (Movi, El Cacique y Rosario Bus), y Sergio Copello, representando a los trabajadores nucleados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA).

En el encuentro se abordaron distintos ejes que hacen al funcionamiento y operatividad del sistema actual: recorridos, líneas con mayor y menor demanda y servicio nocturno, entre otros.

A partir de la emergencia en el Transporte Urbano de Pasajeros aprobada por el Concejo, la Municipalidad tiene la facultad de rediseñar la operatividad técnica y logística del sistema, y de renegociar los contratos con las empresas prestadoras. La normativa se extiende por un plazo de 24 meses, con la posibilidad de quedar concluida si los pasajeros totales mensuales del sistema alcanzan el 90% de los pasajeros totales trasladados en octubre de 2019.

La conformación de esta mesa de trabajo que involucra a distintos actores da respuesta a uno de las exigencias establecidas por esta normativa. Y este espacio cuenta además con la posibilidad de incorporar a representantes de las carteras de Transporte de los gobiernos nacional y provincial.

La emergencia en números

Desde el inicio de la pandemia, el sistema de transporte de la ciudad, al igual que en otros puntos del país y el mundo, atraviesa dificultades económicas y financieras. Todas tienen un denominador común: la baja en la recaudación por la disminución de pasajeros.

Previo a la pandemia el sistema se sostenía en un 55% por la recaudación de pasajes. Ese ingreso disminuyó en un 70%, lo que hace insostenible la continuidad del sistema con las características que presenta actualmente.

La operatividad del sistema de transporte público de Rosario fue diseñada para realizar 450 mil viajes diarios y por estos días no llega a superar los 120 mil. La recaudación bajó de 12 millones de pesos por día a un máximo de 3 millones de pesos.