30 de noviembre

Gobierno

Salud Animal

El municipio cuenta con una nueva área municipal de Protección y Bienestar Animal

Dicha oficina sostiene un rol integral que reúne el trabajo del IMuSA, Defensa Civil y la Secretaría de Control y Convivencia, con organismos provinciales y diversas ONG.

Desde noviembre comenzó a funcionar la Oficina Municipal de Protección y Bienestar Animal con la principal función de coordinar y colaborar con las distintas áreas de la Municipalidad, otros organismos gubernamentales y diversas ONG, gestionando y elaborando planes de acción integrales y también evaluando y realizando un seguimiento a la política animal del municipio.

El objetivo primordial es dar una respuesta eficiente a los reclamos ciudadanos y atender conjuntamente con ello a las necesidades de los animales involucrados, protegiendo sus derechos y procurando su mayor bienestar. Además de informar, asesorar capacitar y educar, intervenir en la programación de acciones concretas para resolver situaciones de emergencia, diseñar planes de acción con proyección a mediano y largo plazo, monitorear el impacto de la normativa en estas cuestiones y proponer proyectos de ordenanza o de interés para el municipio.

El área realizará trabajos en concordancia con la Secretaría de Control y Convivencia, Defensa Civil y otros órganos del Estado como la Justicia y la Policía, para abordar problemáticas como el maltrato animal, la tracción a sangre y el tráfico de fauna, entre otras.

Entre las primeras acciones de la oficina, la prioridad se encuentra puesta en la coordinación de nuevos operativos vinculados con criaderos ilegales pero también con maltrato animal vinculado con tracción a sangre.

Las responsables del área son Sabrina Latino y Verónica López Nordio. Sobre la creación de esta nueva oficina municipal, Latino mencionó: "Rosario también cuida a los animales y esta oficina tiene la misión de coordinar y colaborar en cualquier iniciativa y puesta en marcha de acción que entable las distintas áreas del municipio, siempre por supuesto vinculada directa o indirectamente a los animales no humanos. La idea es brindar una respuesta más eficiente y eficaz a los reclamos o a las necesidades de los ciudadanos pero siempre atendiendo de manera prioritaria, a aquellos animales implicados protegiendo sus derechos y procurando su mayor bienestar".

Y agregó: "La visión que tenemos como oficina perteneciente a la Municipalidad es que comience a funcionar de manera ágil y activa. Entendemos que es un espacio innovador y que por supuesto se trabajará con proactividad con los desafíos que se puedan plantear en el ámbito de las problemáticas de los animales. Desde el área estamos a disposición para que los planes de acción y de coordinación sean accesibles y entendibles para todos los involucrados y sin lugar a dudas, poder trabajar desde el Estado con los recursos que tenemos, para que las problemáticas vayan teniendo algún tipo de solución".

Latino señaló que la oficina adhiere a principios fundamentales reconocidos a nivel mundial que exigen que cualquier animal debe vivir libre de hambre, de sed, de desnutrición, libre de temor y angustia, libre de molestias físicas y térmicas, de dolor, de lesión y enfermedad, y libre de manifestar un comportamiento natural.

Intervención

El martes pasado la Municipalidad de Rosario tomó conocimiento sobre un presunto criadero ilegal de animales en el que se ofrecían canes para la venta. La intervención se realizó de manera coordinada a partir de una denuncia que recibió la Sección Ecológica de la Policía Comunitaria, con la Secretaría de Control y Convivencia y la Oficina Municipal de Protección y Bienestar Animal. Se le dio participación a la fiscalía, realizando un allanamiento en el presunto criadero ilegal. Como resultado, se encontraron 199 animales, y se procedió a la clausura del mismo. Los animales fueron trasladados en primer lugar al IMuSA para garantizarles atención médica y luego, gracias al trabajo conjunto con las asociaciones protectoras de la ciudad, quedaron en guarda judicial hasta que la fiscal determine su destino.

La importancia de realizar operativos coordinados y en conjunto genera que los procedimientos involucran a todas las partes desde el comienzo, lo que permite que se agilice la acción judicial y los animales puedan ser liberados para su adopción a la mayor brevedad posible.

En este sentido, el rol de la oficina municipal de Protección y Bienestar Animal es fundamental ya que se encarga de articular el procedimiento con todas las áreas realizando un seguimiento del accionar y velando por el cuidado de los animales durante el transcurso del mismo.

Normativas sobre maltrato animal

La Ley Nacional 14.346 conocida como Ley Sarmiento establece las denominaciones sobre actos de maltrato y actos de crueldad a los animales, reprimiendo con penas de quince días a un año a quienes la infrinjan.

En relación a la normativa vigente la ciudad de Rosario cuenta con la Ordenanza 7445 art. 27 en la cual plantea que toda institución, establecimiento comercial o persona de existencia visible, dedicada a vender y dar en adopción, animal doméstico alguno, deberá cumplir en un todo lo establecido por la Ordenanza 3498/83.

Asimismo, torna obligatoria la inscripción ante el IMuSA de aquellos que en forma habitual estimulen la reproducción, venta y comercialización de canes. Esta ordenanza también establece las sanciones sobre su incumplimiento las cuales implican multa y/o decomiso y/o clausura del lugar donde se desarrolle la actividad.

Finalmente, el Código Municipal de Faltas en su art. 602.16 expone sobre la venta y/o tenencia de animales en contravención a las normas sobre seguridad, sanidad e higiene, penado con multa y/o clausura y/o arresto. Por su parte, el art. 603.80 sanciona con multa a quien ejerza actos de maltrato contra animales y multa a quienes ejerzan actos de crueldad, duplicándose el monto en caso que la falta sea cometida por quienes ejerzan actividades profesionales o comerciales con animales.