29 de septiembre

Coronavirus

Salud
Producción
Participación

Empresarios y funcionarios dialogaron sobre protocolos sanitarios en rubros productivos

Durante una reunión virtual del Consejo Barrial interdistrital, referentes de la actividad económica manifestaron inquietudes y recibieron asesoramiento de los equipos de Salud Pública municipal.

En la primera semana de vigencia de las nuevas medidas preventivas para disminuir la velocidad de contagios de coronavirus en la ciudad, representantes de la actividad industrial y empresas del ámbito local mantuvieron un encuentro virtual con equipos de las secretarías de Desarrollo Económico y de Salud Pública con la finalidad de intercambiar experiencias, evacuar dudas y clarificar aspectos de las estrategias de cuidado que revisten, por estas horas, vital importancia.  

La iniciativa se produjo en el marco de los consejos barriales, espacios de encuentro que el municipio, a través de la Secretaría de Modernización y Cercanía, mantiene con vecinas y vecinos de cada barrio, así como con actores clave en la vida de la ciudad.   

“Desde ya, sabemos de las dificultades que se plantean en el sector, pero también sabemos que, cumplida esta etapa, si la cumplimos bien, nos va a permitir la reapertura de más actividades en función de los indicadores que vayan moderándose, confiamos en eso”, señaló el secretario de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale, tras agradecer a quienes se sumaron al encuentro.     

Por su parte, la subsecretaria de Producción, Eugenia Giovannoni, expresó: “Aprovechamos esta iniciativa de la Secretaría de Modernización y Cercanía porque queremos colaborar con ustedes en este difícil momento, haciendo un nexo entre todos los empresarios y facilitando que los equipos de Salud puedan responder muchas de las consultas que ustedes nos hacen llegar permanentemente”.

A lo largo del diálogo vía zoom las autoridades sanitarias hicieron un repaso de los aspectos de los protocolos que, en estos momentos, resultan prioritarios a los fines de detener el crecimiento de contagios en la ciudad.

“Es importante tomar acciones desde el primer caso sospechoso o confirmado, porque de esta manera se puede evitar que otros posibles contactos diseminen la enfermedad, tanto en el ámbito laboral, como en el ámbito familiar del trabajador”, explicó la subsecretaria de Procesos Sanitarios, Soledad Rodríguez.

A su turno, el médico infectólogo Damián Águila advirtió sobre situaciones de riesgo que se observan frecuentemente en el ámbito del trabajo industrial o en empresas, como lo son, por un lado, la tendencia de algunos trabajadores a exponerse al contagio relativizando su cuidado personal por el temor de perder parte de sus ingresos ante una eventual restricción horaria, así como la falta de asesoramiento a los responsables de las empresas en cuanto a los tiempos de aislamiento que requieren los casos positivos o sospechosos.   

Como respuesta a tales situaciones, el infectólogo ponderó la necesidad de profundizar en la difusión y concientización permanente sobre los protocolos vigentes, así como de asesorarse mejor en cuanto a las medidas que resultan más adecuadas para sostener las actividades económicas evitando la propagación del virus.   

“Un parámetro de calidad es cuando en una empresa o institución no es necesario aislar a mucha gente. Ese es un claro indicador de que los protocolos, que fueron diseñados de manera conjunta, funcionaron bien. Eso habla bien de la higiene y seguridad de una empresa. Cuando nos encontramos con que hubo que cerrar un negocio, entendemos un indicador de que hubo mal asesoramiento o que la bioseguridad del lugar es insuficiente”, describió Águila.

Duda recurrente: hisopado positivo en quienes volvieron a trabajar

Muchos de los participantes presentaron consultas en relación al tiempo de aislamiento que es necesario garantizar antes de la reincorporación al espacio laboral de quienes fueron considerados como casos sospechosos. El tópico fue uno de los más recurrentes en tanto se expusieron situaciones en las que algunos trabajadores dieron positivo, en estudios solicitados por la empresa, tras haberse cumplido el tiempo de aislamiento indicado por las autoridades de Salud Pública.   

Ante tales planteos los disertantes advirtieron sobre la necesidad de no tomar los resultados de los hisopados como criterio para la definición del tiempo del aislamiento en tanto que, pasados los diez días de la detección de síntomas, es posible que el paciente conserve restos fósiles del virus, los cuales generan un resultado positivo, aunque ya no comporte la posibilidad de contagiar.

“No es recomendable ni necesario hacer un hisopado después del día diez, en tanto hay quienes siguen eliminado partículas virales muertas. Estas son detectadas por el hisopado y generan un resultado positivo, aunque no tiene sentido que la persona permanezca aislada. A los diez días el alta es epidemiológica, no infectológica, es decir es un alta que garantiza que la persona no va a contagiar más”, detalló Damián Águila.

“Hemos tenido casos que dan positivo hasta dos meses después de haber iniciado los síntomas. Al principio, como no sabíamos nada del virus, dejábamos a la persona aislada dos meses. Ahora en este proceso de prueba y error, entendimos que ese tipo de aislamiento es totalmente inncesario”, amplió Soledad Rodríguez.  

También en cuanto a los tiempos que marcan las diferentes fases del virus, los equipos de salud advirtieron sobre un error muy frecuente con los notificados como contactos estrechos de casos positivos.

“Los envían a hisopar sin tener en cuenta que esta enfermedad tiene un período de incubación de cinco días. Lo más probable, en esos casos, es que los hisopados den negativo, entonces, en virtud de ese resultado, los trabajadores vuelven a sus puestos sin saber a ciencia cierta si realmente no están contagiados y así, sin saberlo, están poniendo en riesgo a todos los demás.”, agregó Águila.