25 de mayo

Historias de vida

Emergencias
Coronavirus

Municipales esenciales: la línea de atención 103 y el desafío de seguir dando respuestas a las urgencias

En plena cuarentena, cientos de trabajadores públicos brindan sus servicios en un nuevo contexto. Dos radioperadoras cuentan cómo se trabaja desde la Base de Comunicaciones de Defensa Civil.

En el marco de la cuarentena que rige en todo el país desde el pasado 20 de marzo, el municipio viene desplegando múltiples acciones acorde a los sucesivos escenarios planteados por la emergencia, las que cuentan con un aporte humano fundamental: el de miles de trabajadoras y trabajadores municipales cuya labor fue declarada servicio esencial por el intendente Pablo Javkin.

En ese grupo fundamental se encuentran Nancy Godoy y María del Carmen Herrara, operadoras del número 103, la línea de atención telefónica de Emergencias de Defensa Civil municipal que recibe llamados de toda la ciudad todos los días del año. Desde la Base de Comunicaciones del área, espacio que comparten extremando los cuidados de rigor, ambas trabajadoras ofrecen detalles de su tarea cotidiana en este tiempo signado por la pandemia, aunque a la vez señalan que muchas de las consultas de rosarinas y rosarinos están relacionadas con el dengue.

“Nosotros trabajamos con todas las emergencias que recibe la ciudad y activamos protocolos correspondientes a cada solicitud; también hacemos campañas de prevención, sobre todo del dengue, que está afectando mucho en este momento”, explica Nancy, encargada del turno tarde de la base, y agrega: “También se colabora mucho con el área de Salud, sobre todo en esta emergencia sanitaria”.

A esto se suma que, desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, surgieron muchísimas dudas y preguntas en la gente sobre el Covid-19, y con ellas se multiplicaron los llamados. “El trabajo cambió muchísimo desde que empezó la cuarentena; se reciben muchos llamados, la gente consulta sobre los permisos o sobre la enfermedad en sí”, cuenta la radioperadora que ingresó a la Municipalidad hace 19 años, e inmediatamente aclara: “Y a su vez seguimos atendiendo los llamados habituales de nuestro trabajo específico que tienen que ver con árboles, accidentes, accidentes de tránsito, que ahora han bajado en cantidad aunque igualmente siguen sucediendo”.

Los dichos de Nancy son corroborados por los registros oficiales del área: según éstos, desde el 1° de enero hasta el 19 de marzo de 2020 (antes de la entrada en vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio), se contabilizaron 2.472 reclamos incluidos en la categoría Riesgo (situaciones que requieren una respuesta inmediata).

A su vez, desde el 20 de marzo (inicio de la cuarentena) hasta este 2 de mayo, en la misma categoría se asentaron 4.777 llamados, de los cuales el 52% (2.485) estuvo relacionado al Covid-19 y a distintos aspectos de la cuarentena, entre ellos números telefónicos para solicitar información sobre síntomas y/o para formalizar denuncias, lugares de provisión de ayuda alimentaria y permisos de circulación.

Nancy también remarca que, si bien usualmente desarrollan acciones en colaboración con otras reparticiones municipales y diversas instituciones como Guardia Urbana, Tránsito, Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES), Bomberos y Policía, en este tiempo tan particular “estamos trabajando a full con Control de Vectores y, por supuesto, con la Central de Operaciones de Emergencia –COEM- que es parte de nuestra repartición y su personal se encarga, entre otras tareas, de desinfectar la zona de bancos y veredas para cuando los ancianos van a cobrar”.

En lo personal, confiesa que la cuarentena la transita con temor, pero sin aflojar. “Yo vivo con mis padres y me da mucho miedo contagiarlos, así que tenemos mucha precaución con la limpieza, los medios con que contamos, y la protección”, dice y, en el mismo sentido, subraya: “Acá en el trabajo, en el oficina, tratamos con las chicas de centrarnos en el día a día, en el momento que vivimos, con los reclamos y el trabajo diario, y siempre observando todos los cuidados”.

Dengue, tan vigente como el coronavirus

Por su parte, María del Carmen comenzó a trabajar en la Municipalidad en 1992, en lo que en ese momento era Promoción Social, y en 2009 se sumó al área de Defensa Civil, donde actualmente cumple la misma función que Nancy pero por la mañana.

Consultada sobre los cuidados en la Base de Comunicaciones, detalla: “Usamos elementos individuales a fin de limitar la exposición: mate, taza, lapicera, y desde ya que respetamos el distanciamiento social y el uso de cubre boca. En cuanto al acceso a la base, siempre fue restrictivo, porque se maneja información confidencial”.

Al igual que su compañera, María del Carmen advierte que, aunque en este contexto se recibe todo tipo de llamadas, por la época muchas de ellas son sobre el dengue. “La gente está molesta porque con el calor salieron muchos mosquitos, que no son dengue necesariamente, y piden que vayan específicamente a fumigar a algunos lugares. Lamentablemente se suman casos en toda la provincia, incluida Rosario”, señala la operadora y sostiene, asumiendo su rol de trabajadora municipal: “Para nosotros el Covid-19 no tapa la problemática del dengue, pero recordemos que hace mucho que se vienen haciendo operativos por el dengue y la fumigación es sistemática”.

Sobre su labor cotidiana y a pesar del aumento en el número de llamados, ella no registra un cambio tan acentuado entre el hacer actual y el previo a la aparición del coronavirus. “Lo que cambia es el tipo de emergencia porque nunca tuvimos una pandemia, pero se sigue operando igual”, afirma.

Y en relación al ánimo imperante en el espacio de trabajo, considera que, si bien cambió debido a las circunstancias, el grupo se mantiene fuerte: “Somos radioperadores en Emergencias, estamos entrenados para esto. Si nosotros entráramos en una crisis no podríamos realizar este trabajo”.

Defensa Civil

El área de Defensa Civil vela por la seguridad e integridad de la ciudad y sus habitantes ante situaciones de emergencias, conmociones, catástrofes y conflictos extraordinarios. Además, planifica y lleva adelante acciones tendientes a la prevención y promueve acciones de sensibilización y capacitación a la población para actuar en situaciones adversas.

Sus agentes están preparados para la asistencia y rescate de personas. Tanto la Central de Operaciones de Emergencias (COEM) como la Base de Comunicaciones trabajan de forma coordinada y funcionan en el cuartel de Defensa Civil ubicado en Francia 1960.

Una de las principales tareas de Defensa Civil/COEM es la gestión del riesgo a través de acciones de prevención y /o mitigación.

Los reclamos provienen de todas las vías de comunicación puestas a disposición de la comunidad, principalmente la línea de emergencias 103. Esta línea de atención trabaja las 24 horas durante los 365 días del año. Allí se reciben, registran y gestionan todas las situaciones de emergencias.

La categoría Riesgo agrupa a todos los sucesos que requieren una respuesta inmediata, ya sea por parte de la COEM -emergencias relacionadas con el arbolado público, derrumbes, desprendimientos de mampostería, voladuras, hundimientos de calzada y acera- como de empresas que por sus características deban ocuparse del hecho (emergencias vinculadas al alumbrado público y al servicio de energía eléctrica, entre otras).

En todos los casos, Defensa Civil/COEM se hace presente en el lugar y controla el peligro (previniendo situaciones de mayores daños), luego de lo cual la situación es derivada para su resolución definitiva