3 de julio

Prevención

Servicios
Control

En operativo anti picadas, fue secuestrado un auto que tenía pedido de captura

La intervención tuvo lugar en Colombres al 1300 y estuvo a cargo de personal de las áreas de control municipal con apoyo de Gendarmería Nacional. El conductor del vehículo fue detenido.

En una intervención preventiva realizada con el objetivo de detener una picada de vehículos en la zona norte de la ciudad, se secuestraron 5 vehículos, de los cuales uno tenía pedido de captura. De acuerdo a lo informado desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a cargo del procedimiento, el conductor del mismo fue detenido.

A la medianoche del miércoles 3 de septiembre, agentes de la Dirección General de Tránsito y de la Guardia Urbana Municipal, con la colaboración de Gendarmería Nacional, desarrollaron un amplio operativo en la zona del serrucho, ubicada en Colombres al 1300, mediante el que impidieron que se lleve a cabo una picada de vehículos que estaba por concretarse.

En este sentido, el secretario de Control y Convivencia, Pablo Seghezzo, explicó que “en el operativo, se remitieron tres motos y dos autos por falta de documentación reglamentaria, con sus condiciones técnicas modificadas y sin los elementos de seguridad obligatorios”, a la par que agregó que “en el marco del control se constató que uno de los automóviles tenía pedido de captura, por lo que se le dio intervención a la Unidad Regional II y su conductor quedó detenido en la comisaría 10º de Policía de la provincia de Santa Fe”.

El funcionario, además, recalcó que la intervención se llevó a cabo con el apoyo del personal del Centro de Videovigilancia, que operaba las videocámaras emplazadas en la zona.

Por último, Seghezzo adelantó que toda la información del operativo será enviada el viernes 5 al Ministerio Público de la Acusación, para sumarla a la causa por asociación ilícita que investiga el fiscal Aníbal Vescobo, tras la denuncia hecha por la Municipalidad días atrás.

“El Código Penal en su artículo 193 bis indica que será reprimido con 3 meses a 6 años de prisión e inhabilitación de conducir por el doble de su pena, el conductor que creare una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo automotor y sin la debida autorización de la autoridad competente”, recordó el secretario, quien, para finalizar, afirmó que “las picadas son una actividad que se desarrollan en conjunto, y de manera organizada. Es por este motivo que se radicó la denuncia por asociación ilícita en la que hoy trabaja la justicia”.