13 de julio

Tránsito

Control

Casi 30 vehículos fueron remitidos al corralón por controles de alcoholemia positivos

“Los operativos permiten detectar situaciones peligrosas para la conducción. Su posterior sanción busca hacer cumplir con la normativa y erradicar el alcohol al volante”, dijo Pablo Seghezzo.

Personal de distintas reparticiones municipales dependientes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana realizaron el primer fin de semana de julio operativos de prevención y control vehicular a fin de desalentar el consumo de alcohol al volante. “Reforzamos la fiscalización del tránsito nocturno como uno de los elementos esenciales para mejorar las condiciones de convivencia en la ciudad”, sostuvo el titular del área, Pablo Seghezzo. Además, entre el viernes y domingo se llevó a cabo un extenso operativo nocturno de control en tres zonas del centro rosarino, que incluyó tareas de inspección a vehículos, estacionamiento y ocupación de acera. 

De acuerdo a los datos brindados por el secretario, un total de 28 vehículos fueron remitidos al corralón en el marco de controles de alcoholemia ejecutados por integrantes de las áreas de control municipal, junto a agentes de la Policía de Rosario y de Gendarmería Nacional.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, se procedió a fiscalizar el tránsito en diferentes intersecciones. En esta oportunidad, 11 vehículos fueron secuestrados y la graduación de alcohol en sangre más alta hallada fue de 1.37 milímetros.

En tanto, entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, se efectuaron operativos similares en distintos puntos con el resultado de 17 remisiones. El nivel de alcohol en sangre más elevado fue de 1.66 milímetros.

“Los operativos de alcoholemia permiten detectar situaciones sumamente peligrosas para la conducción. Su posterior sanción busca hacer cumplir con la normativa y  erradicar el alcohol al volante”, señaló Seghezzo.

“Desde el gobierno municipal cumplimos con nuestra tarea de generar conciencia vial e impedir que se cometan irregularidades a la hora de desplazarse por el espacio público, con el fin de producir mayores condiciones para una mejor convivencia”, completó el secretario de Control y Convivencia Ciudadana.

“Una vez más, la presencia del Estado municipal permite a través de la fiscalización y la sanción, promover relaciones más amigables entre los ciudadanos que disfrutan la noche, al tiempo que se generan condiciones más seguras para la circulación tanto de peatones como de conductores”, terminó diciendo Pablo Seghezzo.

Operativos en el centro

Además, entre el viernes y domingo se llevó a cabo un extenso operativo nocturno de control en tres zonas del centro rosarino, que incluyó tareas de inspección a vehículos, estacionamiento y ocupación de acera.
Las zonas donde se trabajó fueron avenida Pellegrini, entre bulevar Oroño y Necochea; bulevar Oroño, entre Salta y avenida Rivadavia y en Ovidio Lagos y Güemes. “Se labraron 200 actas por diversas infracciones de tránsito”, confirmaron fuentes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudaana.

Las faltas encontradas estuvieron, en su mayoría, vinculadas al estacionamiento de autos en lugares prohibidos, ya sea en los primeros y últimos metros destinados al transporte público de pasajeros, en segunda fila, ochavas o bien sobre las aceras.