13 de julio

Control

La Municipalidad clausuró dos bares de Pichincha y un minimercado céntrico

Se trata de un local gastronómico de Callao al 100 bis sin permiso para funcionar, y de un comercio de Jujuy al 2800 y un minimercado de Pellegrini al 1200, ambos por diversas irregularidades

En un nuevo operativo realizado por la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad, dos bares de la zona de Pichincha fueron clausurados, así como un local que funcionaba como minimercado, luego de que se constataran irregularidades. El subsecretario del área, Fernando Leva, resaltó las tareas preventivas que viene realizando la repartición a su cargo, a fin de garantizar la seguridad de los rosarinos en lo que hace a locales comerciales y de esparcimiento.

El funcionario municipal detalló que efectivos de la Dirección de Inspección de Comercio, Industria y Servicios llevaron adelante una intervención sobre un bar ubicado en Callao al 100 bis, que terminó en su clausura ya que tenía su habilitación vencida, por lo que actualmente no contaba con el permiso para funcionar bajo ningún tipo de actividad comercial.

Por otra parte, la Justicia de Faltas dictaminó el cierre de un bar emplazado en Jujuy al 2800, por tergiversación de rubro.

Además, según agregó Leva, también se procedió a clausurar un local con habilitación de bar-minimercado de Pellegrini al 1200. En este caso, la sanción fue determinada por el Tribunal Municipal de Faltas tras juzgar una serie de irregularidades constatadas por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, entre ellas, amenización musical fuera de horario permitido y comercialización de alcohol entre las 23 y las 8 para consumir fuera del local, lo que no está permitido.

“La decisión del Estado municipal es multiplicar su presencia, garantizar condiciones seguras de recreación, y promover una mejor y mayor convivencia en la ciudad, para nuestros vecinos y para quienes nos visitan", sostuvo el subsecretario. “Controlar que se cumplan las normativas vinculadas a la actividad comercial es una manera de crear convivencia, es trabajar para garantizar que se respeten los derechos de todos”, concluyó.