27 de mayo

Salud

Dengue: la Municipalidad informa sobre la situación epidemiológica en la ciudad

Según el último reporte se totalizan 19.073 casos en Rosario, observándose un leve descenso en la curva de contagios.

El subsecretario de Salud Pública y Territorio de la Municipalidad de Rosario, Fernando Vignoni, ofreció este martes 16 de abril un informe de la situación epidemiológica que atraviesa la ciudad en relación al dengue, y explicó que “la semana epidemiológica Nº 14 arrojó un número total de 19.073 casos, mientras que los casos semanales fueron 1.508, lo que implica un descenso en la curva de contagios teniendo en cuenta la semana Nº 9 en la cual se registró la mayor cantidad (2.200 en ese momento)".

La disminución se observa tanto en las consultas ambulatorias como en las consultas de guardias, amplió Vignoni.

Actualmente en la red de Salud Pública municipal hay 8 personas internadas, una de ellas en terapia intensiva.

Vignoni remarcó además que "la red de Salud Pública con repelentes, enviados y producidos por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF). Recibimos unos 2.000 por semana, que se entregan a personas febriles y embarazadas adscriptas a los centros de salud. Repartimos entre 1.600 o 1.700 por semana, quedando un remanente para dar respuesta a la demanda”.

Desde la Secretaría de Salud Pública se recuerda a la población la importancia de realizar la consulta médica temprana ante la aparición de síntomas compatibles con la enfermedad, especialmente con los que son considerados signos de alarma: fiebre persistente durante varios días, dolor abdominal intenso, vómitos y sangrado.

¿Cómo prevenir la aparición del mosquito?

En el interior de casa:

-Mantener limpios y ordenados los espacios.

-Mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas o sahumar con plantas secas encendidas (como romero, eucalipto, alcanfor o menta).

-Colocar telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas.

-Utilizar repelentes comerciales (de extra duración dado la menor frecuencia en que debe aplicarse) o biorrepelentes.

-Revisar elementos que acumulen agua como por ejemplo floreros. En este caso, se puede cambiar el agua por arena húmeda.

-Reutilizar, reciclar o reducir residuos sólidos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos (por ejemplo: envases de alimentos y bebidas no retornables, etc.).

En el patio o jardín:

-Vaciar baldes y latas para que no se acumule agua en ellos.

-Tapar las botellas con o sin agua.

-Poner bajo techo las cubiertas de neumáticos.

-Mantener tapados los tanques de agua.

-Limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).

-También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar repelente corporal y espirales como también el uso de vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.