18 de enero

Plan Abre

Mejoras en los FONAVI de la ciudad: un plan para poner en valor y generar compromiso

Bajo el lema “Esfuerzo Compartido para el Mejoramiento Barrial”, Municipalidad y Provincia continúan realizando mejoras en los complejos habitacionales

A poco más de un año de su lanzamiento, los resultados del programa Esfuerzo Compartido para el Mejoramiento Barrial, comienzan a plasmarse en cada barrio de la ciudad. Enmarcado en el Plan Abre, representa un plan de acciones conjuntas entre la Municipalidad y el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, orientado a la mejora de los complejos habitacionales de vivienda FONAVI de la ciudad de Rosario.

El proyecto tiene como objetivo mejorar los entornos y potenciar el sentido de pertenencia de los vecinos mediante la conformación de consorcios. Se trata de la puesta en marcha de un conjunto de herramientas que facilitan las gestiones entre Provincia, Municipio y residentes de complejos habitacionales, con miras a fomentar la participación y compromiso en el cuidado de los espacios públicos y a mejorar las condiciones de convivencia. Sus objetivos principales pasan por fomentar la solidaridad entre vecinos, promoviendo una forma de participación social organizada privilegiando el esfuerzo colectivo sobre el esfuerzo individual. Sus ejes principales son la realización de obras de infraestructura y saneamiento, el cuidado de los espacios públicos, la titularización de viviendas y la formación de consorcios.

La metodología

El programa avanza a partir de la formalización de convenios junto a los vecinos. En esa instancia se indican los alcances de cada intervención, las modalidades que adoptarán las mismas, la distribución de cargas entre las partes y la forma de participación de los vecinos residentes, contando con la colaboración de diversas áreas del Estado y empresas de servicio, entras las cuales se encuentran Aguas Santafesinas y la Empresa Provincial de la Energía.

Entre las intervenciones que se plantean, se encuentran: la recuperación de plazas y playones, refacción de aceras y veredas, eliminación de barreras urbanas (cocheras ilegales), limpieza de áreas comunes, reparaciones particulares y pintura de fachadas.

“Lo más importante es generar entusiasmo para que se formen los consorcios y que los mismos sean la fuerza del barrio para seguir mejorando todos los días. Nada cambia si no dedicamos un ratito de nuestro tiempo para pensar en el bien común y en el barrio que queremos para nuestros chicos. A través de los consorcios vamos a poder pensar en todas las otras obras que necesitamos para vivir mejor, para convivir respetándonos y bajar el nivel de conflicto y violencia”, opinó la intendenta Mónica Fein sobre la iniciativa.

Por su parte, el secretario de Estado de Hábitat Provincial, Gustavo Leone sostuvo que este programa busca no sólo mejorar el barrio, sino también que se formen los consorcios como una instancia de participación de los vecinos. “Además, otro punto fuerte es la asignación de las escrituras, un derecho que muchas familias no tienen resuelto. Por último, trabajamos con un esquema de cooperativas que es ejemplar en la ciudad de Rosario y que ha permitido avanzar en mejorar la calidad de vida del barrio”, agregó.

Lo que se hizo 

Distrito Oeste: Las obras encaradas durante el año 2013 se terminaron en su totalidad en el barrio Francetti. Allí se concretó la pintura de fachadas en 396 viviendas, distribuidas en 45 torres habitacionales. Se formaron 17 cooperativas de trabajo y continúan las reuniones de formación y fortalecimiento de consorcios.

Distrito Sur: Se pintaron 56 edificios con un total de 296 departamentos, junto con intervenciones en espacios públicos. A fin de abril estarán finalizadas la totalidad de las obras planificadas.

Distrito Sudoeste: Municipalidad y Provincia firmaron un convenio para restaurar fachadas en 22 torres habitacionales abarcando 272 departamentos. A la fecha, la obra se encuentra totalmente terminada y se comienza en breve con la adecuación de desagües pluviales.

En el 2014: El programa comenzó a implementarse en el complejo de viviendas Parque Field II de barrio Casiano Casas y Baigorria (Distrito Norte) y comenzó la segunda etapa de barrio Acindar.

 

Los consorcios, el desafío de la autogestión

La formación de consorcios tiene como principal objetivo generar en los propietarios un compromiso para que puedan  organizarse, reunirse y cuidar su entorno. “La idea es volver a tejer los vínculos sociales entre vecinos. El armado de consorcios en los FONAVIS, es una tarea ardua pero que beneficia a los vecinos porque genera participación ciudadana, trabajo y compromiso para mantenerlos y mejorarlos. A partir de ahora, tendrán que estar organizados, peticionar arreglos, gestionar reclamos de índole edilicia y poder administrar un fondo común para reparaciones, con la asistencia del Estado”, detalló Miguel Lara, coordinador de participación ciudadana del distrito oeste.