9 de junio

Ambiente

Sistema de monitoreo ambiental: el municipio presentó 62 medidas para combatir el cambio climático

Se trata de una herramienta del Plan Climático local que evalúa las acciones en marcha para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ser una ciudad resiliente, justa e inclusiva.

La Municipalidad de Rosario presentó este martes en la Biblioteca Argentina el Sistema de Monitoreo, una herramienta de comunicación, seguimiento, evaluación y transparencia de las políticas que el Ejecutivo lleva adelante en el marco de su Plan Local de Acción Climática 2030. Incluye un total de 62 medidas -priorizadas por la gobernanza climática local- agrupadas en 7 ejes: resiliencia y riesgo, biodiversidad y uso del suelo, salud, agua, energía, residuos y movilidad. 

Durante el encuentro, el coordinador de Gabinete municipal, Rogelio Biazzi, expresó: “Las ciudades son responsables del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero y la mayoría de las personas vivirán en ciudades en pocos años. Es responsabilidad de los gobiernos liderar las acciones necesarias para enfrentar este desafío. En Rosario, hemos creado un plan de acción climática 2030 con medidas de mitigación y adaptación y hemos priorizado 62 medidas para monitoreo y transparencia ciudadana”.

A su turno, el secretario de Ambiente y Espacio Público, Nicolás Mijich, remarcó: “En los últimos 10 años, la región ha experimentado diversos fenómenos extremos como inundaciones, sequías prolongadas y olas de calor, siendo las poblaciones más vulnerables las más afectadas. Hemos tomado medidas efectivas para abordar este problema: tenemos un plan de acción contra el cambio climático que establece objetivos y metas concretas”. El funcionario municipal agregó: “La ciudad ya tiene un trabajo importante respecto de algunos indicadores, esto nos da una línea de trabajo para poder seguir creciendo, siendo pioneros en cuestiones como el impulso de una ordenanza solar para nuevas construcciones”.

Por su parte, Pilar Bueno, subsecretaria de Acción Climática y Transición Ecológica Justa, afirmó: “Como muestra la ciencia climática nacional e internacional, nos encontramos en un momento de urgencia climática. Cada esfuerzo es clave para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, promover sumideros de carbono y adaptarnos a los efectos del cambio climático que ya experimentamos. Por ello, es importante generar estrategias en conjunto, para que puedan participar también los vecinos y vecinas en sus casas, así como ser parte de la mejora de los procesos productivos y, por supuesto, de la toma de decisiones al respecto”. 

“Esta herramienta promueve la transparencia de la gestión en materia ambiental, ya que todos los vecinos y vecinas de la ciudad, así como los interesados e interesadas en ambiente, pueden acceder y conocer desde el sitio web del municipio, cuáles son las 62 medidas priorizadas por el Plan de Acción Climática Rosario 2030 y cómo se registra su avance. Las medidas que se incluyen en este sistema provienen de un trabajo integral y participativo entre el Gabinete Local de Acción Climática, que incluye técnicos, técnicas, secretarias y secretarios del ejecutivo municipal, y el Comité Asesor Frente al Cambio Climático, compuesto por distintos actores y actoras de la sociedad civil de Rosario, entre los que se encuentran organizaciones no gubernamentales, especialistas, universidades, colegios profesionales, cámaras empresariales y representantes del Concejo Municipal y de los tres niveles del Estado con competencia en la temática ambiental”, concluyó la funcionaria municipal.

Cabe remarcar que el sistema de monitoreo permite a quienes acceden al sitio rosario.gob.ar, revisar las 62 medidas de mitigación y adaptación, divididas en 7 ejes, de los cuales tres responden al inventario de emisiones de gases de efecto invernadero y 4 son políticas públicas de adaptación frente al cambio climático. Esta iniciativa posiciona a Rosario entre las ciudades más comprometidas con la agenda climática local, nacional e internacional, al tiempo que impulsa la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión de proyectos relacionados con el cambio climático. Rosario hace historia al implementar por primera vez un sistema que promueve la apertura de la información a vecinos, vecinas e instituciones que podrán conocer el 'nivel de progreso' y las metas asociadas de las acciones en marcha, vislumbrado en cada caso el grado de avance y éxito de los proyectos. Cabe remarcar que solo un tercio de los países del mundo cuentan con tales sistemas, y una fracción menor corresponde a ciudades.

Las medidas que componen el Sistema de Monitoreo aportan información precisa a partir de fichas con distintas referencias: una breve descripción, metas a 2025 y 2030, nivel de progreso, metodología asociada, indicadores, responsables, marco nacional e internacional, entre otras; se enmarcan en lo establecido en el artículo 14 de la Ordenanza 9424/15 y en la Ley Nacional de Presupuestos Mínimos de Cambio Climático.

Presentes

Del encuentro también participaron la directora de Acción Climática y Calidad Ambiental, Agustina Rodríguez; el subdirector de Acción Climática y Calidad Ambiental, Fernando Bertoni; equipos técnicos de la Municipalidad de Rosario, científicos, expertos e investigadores; representantes de organizaciones de la sociedad civil, universidades, centros de investigación y entidades académicas; representantes del Concejo Municipal.

Comité Asesor frente al Cambio Climático

Es un espacio de construcción colectiva de estrategias y acciones con el objetivo de alcanzar las metas planteadas en el Plan Local de Acción Climática Rosario 2030. Dicha iniciativa se enmarca en el Primer Plan de Acción de Gobierno Abierto de Rosario 2021-2023 y en el proceso de implementación del Plan Local de Acción Climática 2030.

Participan del comité científicas/os, expertas/os e investigadoras/es, representantes de universidades, entidades académicas, centros de investigaciones públicas y privadas, colegios profesionales, cámaras empresariales, organizaciones de la sociedad civil, representantes del Concejo Municipal y de los poderes ejecutivos nacional, provincial y municipal con trayectoria en áreas vinculadas a la mitigación y la adaptación frente al cambio climático.

Plan Local de Acción Climática Rosario 2030

El cambio climático refiere a las transformaciones que se producen a largo plazo en las temperaturas y patrones climáticos que tiene como principal motor a las actividades humanas. Este fenómeno conlleva impactos adversos, daños y pérdidas en la naturaleza, incluyendo a las personas. Las comunidades más vulnerables que han sido las que menos contribuyeron al cambio climático actual se ven afectadas de manera desproporcionada.

Los gobiernos han acordado un conjunto de medidas que permiten hacer frente a los impactos del cambio climático, al tiempo que limitar su profundización. Esto involucra el desarrollo de instrumentos de planificación, acompañados de sistemas de monitoreo que favorezcan procesos transparentes de constante mejora y aprendizaje. La ciudad de Rosario cuenta con el Plan Local de Acción Climática 2030 como instrumento de planificación participativa que guía la acción en la materia.

El Plan Local de Acción Climática Rosario 2030 es una herramienta de planificación estratégica del gobierno que permite optimizar la gestión de recursos técnicos y económicos, internos y externos, para hacer posible la transición hacia una ciudad resiliente que conserve su escala humana, preservando los recursos y la calidad de vida para las personas, ante la problemática de cambio climático.

Entre sus objetivos, busca promover el uso de energías limpias, impulsar la eficiencia energética, la movilidad sostenible y la economía circular, generando las capacidades necesarias para afrontar los efectos del cambio climático con la participación activa de los diferentes actores de la ciudad.

En detalle, el documento propone una serie de proyectos vinculados a los ejes nombrados, que tienen una meta de reducción para el 2030 del 22% de las emisiones de gases de efecto invernadero, compuesto por un 10% en materia de residuos, un 7% en lo relacionado a la movilidad y un 5% en energía.