16 de abril

Temas del día

Ambiente

El Municipio planta 20.000 nuevos árboles en toda la ciudad

El ambicioso plan prevé cubrir con ese número de ejemplares 7.000 cazuelas vacías de alineación, espacios verdes y avenidas. Se priorizarán especies nativas provenientes del Vivero Municipal.

En el marco del Plan de Gestión integral del Arbolado, el Municipio avanza con la plantación de 20.000 árboles en diferentes puntos de la ciudad, entre espacios verdes, corredores biológicos, cazuelas, veredas y avenidas. El programa prioriza la plantación de especies nativas y pretende cubrir 7.000 cazuelas vacías en centro, macrocentro, zona norte, noroeste y sur.

En las últimas dos semanas, la Dirección General de Parques y Paseos plantó más de 500 ejemplares en diferentes sectores: Moreno, 27 de Febrero, Corrientes y avenida Pellegrini; Corrientes, Berutti, 27 de Febrero y Pellegrini; avenida Carballo desde Av. Francia a Av. Sabín; Av. Sabín desde Avellaneda a Juan José Paso, y Pellegrini desde Av. Belgrano a Provincias Unidas.

Durante toda esta semana, equipos de la repartición perteneciente a la Secretaría de Ambiente y Espacio Público continuarán con el plan de forestación en las plazas López y Las Heras y en otros tres sectores: Av. Colombres desde Gurruchaga a Puccio; Av. Provincias Unidas (cantero central) desde Mendoza a Av. Eva Perón y Av. Pellegrini desde Av. Belgrano a Provincias Unidas. En cuanto al mantenimiento, cuadrillas de Parques y Paseos riegan los nuevos ejemplares con cubas, entre dos y tres veces por semana.

Cabe remarcar que las especies nativas utilizadas provienen del Vivero municipal emplazado en el Bosque de los Constituyentes. En dicho espacio, existen actualmente más de 3.500 árboles listos para plantar, entre los que se destacan: almez, arce, ciruelo de jardín, crespón, fresno, ginkgo, ibirapitá, jacarandá, lapacho amarillo, lapacho rosado, liquidámbar, pezuña de vaca, plátano, roble, roble sedoso, tilo, tipa y tulipanero.

En paralelo, el Municipio comenzó con un plan integral de reparación de cazuelas para ensanchar 4.000 receptáculos situadas en el macrocentro de la ciudad, con el objetivo de garantizar el correcto desarrollo del arbolado urbano: ampliar el espacio para los árboles y permitirles absorber mayor cantidad de agua en días de lluvia. Además, se avanza también con la reparación de las veredas que alojan dichas cazuelas. A la fecha, se intervinieron 200 cazuelas en más de 30 cuadras de los barrios Abasto, Pichincha, Luis Agote, Centro, Parque y Bella Vista.

Vivero municipal de Plantas nativas

Dentro del Bosque de los Constituyentes se emplaza el Vivero municipal de Plantas nativas, que provee de árboles a toda la ciudad. Este espacio tiene el objetivo de promover la protección de la biodiversidad, equilibrar el ecosistema y recuperar ejemplares, al tiempo que se constituye como un espacio de generación de conocimiento e investigación de especies autóctonas.

En el vivero existen más de 70 especies arbóreas y se producen 2.500 árboles por año. Se realizan técnicas de reproducción, plantación y seguimiento de las especies con el desafío de estudiarlas, descubrir potencialidades, producirlas y difundirlas para incorporarlas a los espacios públicos de nuestra ciudad.

Arbolado y Cambio Climático

Rosario tiene aproximadamente 420.000 árboles en veredas y espacios verdes públicos. Los árboles son un componente fundamental para garantizar una ciudad habitable y sustentable. Sus contribuciones y aportes son muchos: dan sombra, reducen el impacto del sol y calor y así el consumo energético, mitigan los niveles de ruido, absorben contaminantes y mejoran la calidad del aire.

Además, los árboles son los principales aliados para enfrentar el efecto "islas de calor urbanas''. Estas se crean por las grandes extensiones de asfalto que cubren las ciudades, generando una temperatura mayor en estos centros que en sus alrededores; los árboles no sólo contribuyen a reducir este fenómeno, sino también a generar aire limpio.

Plan de Gestión Integral del Arbolado

Es un documento a cargo de la Municipalidad de Rosario, que responde a las exigencias de la Ley Provincial del Árbol N°13.836/18 y a la Ordenanza Municipal 5118/1991. Esta herramienta es de suma relevancia, ya que es fruto del trabajo colaborativo, atendiendo a distintas miradas sobre el arbolado y haciendo foco en su contribución en la lucha contra el cambio climático.

Este instrumento de gestión del patrimonio arbóreo está conformado por una serie de acciones tendientes al manejo y conservación de los ejemplares que constituyen el arbolado público de Rosario, que año a año se planifica y ejecuta de manera sostenida. Tiene como objeto proteger al arbolado público, reglamentando los requisitos técnicos y trámites a los que se ajustará la plantación, conservación, erradicación y reimplantación de los mismos en la ciudad de Rosario.

Dentro de las acciones que se pueden plantear está el mantenimiento del arbolado, poda y escamonda, mejora en plazas y parques, tratamiento de ramas, control de plagas, extracciones, plantaciones y actividades con organizaciones en pos de promover el cuidado del arbolado público, entre otras.