26 de febrero

DDHH

Señalizan la plaza Pringles a 40 años de la marcha de la resistencia a la dictadura

Desde allí partió la movilización convocada por organismos de derechos humanos de todo el país en 1982.

La Secretaría de Género y Derechos Humanos municipal, junto con el Concejo, señalizará este martes 13 de diciembre a las 9.30 la plaza Pringles, en la esquina de Paraguay y Córdoba, en memoria de la “Marcha por la vida y los derechos humanos” convocada en 1982 por organismos de todo el país que luchaban contra la última dictadura cívico militar.

La movilización, que partió el 5 de octubre de 1982 desde dicha plaza, y se dirigió por Córdoba hasta San Martín, fue prohibida y luego reprimida por fuerzas de seguridad. La prensa local cubrió la protesta y reprodujo las demandas de las y los manifestantes que marcharon por las calles de la ciudad con banderas y pancartas. Reclamaban por la aparición con vida de las detenidas y los detenidos desaparecidos, la libertad de las presas y los presos políticos y el retorno a la democracia. La represión policial tuvo gran repercusión y logró romper el silencio impuesto por el gobierno de facto y visibilizar la resistencia creciente al autoritarismo en Rosario.

Convocada por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el Movimiento Ecuménico, la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH) y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, y coordinada con los organismos de todo el país, la marcha hizo pública una solicitada en la que se denunciaba la existencia no sólo de personas desaparecidas, sino también de niñas y niños apropiados, la continuidad del Estado de sitio y el accionar del aparato represivo.

La marcación a 40 años de aquel hito, una iniciativa de la edil Norma López que fue acompañada por las concejalas Silvana Teisa, María Fernanda Gigliani y Susana Rueda, se incorpora al Programa de Marcas de Memoria de la Dirección General de Derechos Humanos y Memoria, de la Secretaría de Género y Derechos Humanos.

La directora general de Derechos Humanos y Memoria, Cecilia Vallina, afirmó: “Esta marca de memoria recupera la importancia que tuvieron las luchas del movimiento de derechos humanos para desafiar el poder de la dictadura. Una nueva señalización que dialoga con otras, como los nombres de todas las Madres de Plaza 25 de Mayo o la primera casa donde funcionaron los organismos de derechos humanos en Rosario. Marcas situadas en el territorio de nuestra ciudad que contribuyen a inscribir en el espacio público las luchas y las disputas sobre las que, tanto entonces como ahora, se sigue construyendo nuestra democracia”.

Y respecto al Programa de Señalética de Marcas de Memoria explicó que a través de sus distintos dispositivos, físicos y digitales, “busca enriquecer los espacios de diálogo democrático donde se traman las luchas por los derechos en el presente”.

La señalética urbana que será inaugurada junto a autoridades, militantes y referentes de organismos de derechos humanos recupera el rol que tuvo esta movilización en el proceso de denuncia y exposición pública de los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado y su contribución al debilitamiento de la dictadura militar que se encontraba en retirada. La marcha se replicó en Buenos Aires y fue acompañada por partidos políticos, organizaciones sindicales y estudiantiles y grupos clericales. Las fuerzas de seguridad reprimieron la protesta e impidieron que llegaran a Plaza de Mayo.

Plaza Pringles

CORDOBA Y PARAGUAY