18 de julio

Temas del día

Cultura

Distritos

La Escuela para Animadores llegó al Distrito Noroeste

En el marco del programa ceroveinticinco, comenzó a dictarse el taller para capacitar a jóvenes en animación de dibujos en el Punto Digital del minimunicipio Olga y Leticia Cossettini.

Comenzó a dictarse esta semana el taller de la Escuela para Animadores ceroveinticinco en el Punto Digital Noroeste, que funciona en el minimunicipio Olga y Leticia Cossettini de avenida Provincias Unidas 150 bis. Las clases, dirigidas a jóvenes de entre 13 y 18 años, se dictan todos los miércoles de 15 a 17. La iniciativa propone a los adolescentes una aproximación al mundo de la animación de dibujos en doce encuentros intensivos y tiene como objetivo formar animadores capaces de desarrollar diversos proyectos a través de saberes teóricos y prácticos.

Las temáticas a desarrollar incluyen la historia de la animación, leyes de la animación, animación de dibujos, sistema de animación en 2D tradicional, fleep book, guión, story board, construcción de los personajes, planos, mvimientos de cámara, elaboración de fondos, desarrollo de proyecto, experimentación con otras técnicas de animación, posproducción y edición.

Además, están planificadas visitas de invitados especiales, con animadores de dibujos y realizadores audiovisuales de la ciudad, visitas a eventos, intercambio con la Escuela para Animadores de adultos, participación en eventos especiales del programa ceroveinticinco y otras propuestas de la Secretaría de Cultura y Educación en la materia.

Punto Digital Noroeste

Se trata de un espacio que promueve la inclusión social, entre niños y jóvenes de 12 a 18 años, de los distintos barrios del distrito Noroeste, que disfrutan de la sala a partir del acceso al uso de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación).

El Punto Noroeste funciona en el centro distrital de lunes a viernes de 9 a 12 en el horario de uso libre y de 14 a 17 se dictan diversos talleres.

Cuenta con equipamiento y  acceso a internet con WiFi libre, capacitación en múltiples cursos y talleres y producción de contenidos multimediales.

La disposición de los espacios otorga una impronta lúdica e interactiva, con un ala fija donde hay computadoras destinadas a las capacitaciones, y un ala móvil adaptada para que los jóvenes puedan trabajar libremente con los dispositivos móviles.