2 de octubre

DDHH

Rosario sumó otra marca de memoria: la resistencia universitaria a la dictadura

El acto de señalización de la frase “Los romanos crean un desierto y lo llaman paz” fue coorganizado entre el municipio y la Facultad de Humanidades y Artes

La fachada del histórico edificio de la Facultad de Humanidades y Artes, por calle Entre Ríos, fue señalizada este martes 29 de marzo en memoria de la resistencia de las y los docentes universitarios a la dictadura implantada por el general Juan Carlos Onganía tras el golpe de Estado de 1966.

El acto de inauguración de la señalética que cuenta la historia de este símbolo de la lucha de la comunidad universitaria contra el poder autoritario forma parte de la agenda de actividades que la Dirección General de Derechos Humanos y Memoria, perteneciente a la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad, lleva adelante en conmemoración del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

El mismo estuvo coorganizado con la Facultad de Humanidades y Artes (FHyA) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y contó con la presencia de sus autoridades: el rector de la UNR, Franco Bartolacci; la secretaria del Área de Derechos Humanos, Paula Contino; el decano de la Facultad de Humanidades y Artes, Alejandro Vila; y el director de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la FHyA, Santiago Montes. Participaron la secretaria de Género y Derechos Humanos municipal, Mariana Caminotti; la directora general de Derechos Humanos y Memoria, Alicia Gutiérrez; y la coordinadora del Área de Memoria, Cecilia Vallina. También estuvieron presentes las concejalas Susana Rueda y Norma López, organismos de derechos humanos, autoridades, docentes, estudiantes y público en general.

El 13 de agosto de 1966, la mitad del plantel docente de Filosofía y Letras (hoy Humanidades y Artes) renunció a sus cargos y publicó una solicitada en el diario La Capital que llevaba como epígrafe la cita de Tácito: “Los romanos crean un desierto y lo llaman paz”. Denunciaban la intervención de las universidades por parte de los mandos militares que derrocaron al gobierno constitucional de Arturo Illia y la represión que la acompañó, conocida luego como “la noche de los bastones largos”.

Para el rector Franco Bartolacci, la frase señalizada es un hito en la historia de la universidad “que pone en evidencia una manera de hacer que siempre incomodó al poder autoritario”. Y, además, destacó la importancia de este homenaje en un momento donde se vuelven a escuchar discursos negacionistas en el marco del 24 de marzo. “Por eso es importante poner en valor la tarea de los organismos, porque probablemente la historia argentina sería muy diferente sin la presencia activa, sin ese ejercicio de la memoria que los organismos han llevado adelante”, expresó.

Con el retorno de la democracia, la cita fue pintada en la fachada de esta casa de estudios para dejar testimonio de la lucha de la comunidad universitaria, una iniciativa del decano Fernando Prieto, recordó Cecilia Vallina. “Revalorizar ese gesto de resistencia de las y los docentes es enlazarlo con otros que vendrán luego”, sostuvo. “De eso mismo trata este Programa de Marcas de Memoria, de enlazar y visibilizar las huellas de las luchas de esta ciudad. Porque fueron esas luchas las que lograron invertir el sentido inicial del 24 de marzo de 1976”, explicó.

“Y porque sabemos que los símbolos, con el tiempo, se cristalizan, sabemos que su potencia no es atemporal, es histórico y vive en el campo de batalla de las luchas por el sentido”, afirmó la coordinadora de Memoria de la Dirección General de Derechos Humanos de Rosario.

Por su parte, la secretaria Mariana Caminotti expresó que con esta señalización se busca recuperar el sentido profundo de esta historia, “para que quienes pasen por aquí puedan conocerla y resignificarla y proyectar nuevos horizontes emancipatorios”.

La agenda completa de actividades por el Mes de la Memoria finaliza este viernes 1 de abril, con dos actos de señalización de calles que llevan los nombres de soldados rosarinos caídos durante la Guerra de Malvinas, a 40 años del inicio del conflicto bélico por la soberanía de las islas del Atlántico Sur: Pasaje Cabo Primero Daniel Esturel (Ex Pasaje Inglaterra, French al 1600), a las 10, y el Pasaje Cabo Principal Oscar Manuel Álvarez (Bv. Rondeau y Av. Sorrento), a las 11.

El Programa de Señalética de Marcas de Memoria busca favorecer la circulación y democratización de las memorias, al inscribir en el espacio público las huellas de las luchas sociales, políticas y culturales de la ciudad. Las señaléticas colocadas en los distintos distritos, con contenidos explicativos sobre protagonistas, lugares y acontecimientos de la memoria colectiva, se visibilizan y geolocalizan en un mapa digital, dentro de la web municipal, que reúne información, fotografías y producciones audiovisuales sobre dichas marcas.

AGENDA:

40 AÑOS DE MALVINAS
Señalización de calles en memoria de los soldados caídos
Actos de señalización de calles que llevan los nombres de soldados rosarinos caídos en Malvinas, a 40 años del conflicto bélico que enfrentó al país con el Reino Unido por la soberanía de las islas del Atlántico Sur.

Señalización del pasaje Cabo Primero Daniel Esturel
Viernes 1 de abril, 10 h
Pasaje Cabo Primero Daniel Esturel (Ex Pasaje Inglaterra, French al 1600)
Acto de señalización del pasaje que lleva el nombre Cabo Primero Daniel Esturel por ordenanza municipal del 24 de marzo de 1988 y que hasta entonces se llamaba Pasaje Inglaterra. El nombre rinde homenaje al joven cabo muerto el 2 de mayo de 1982 en la Guerra de Malvinas. El rosarino Esturel es uno de los 323 tripulantes del crucero ARA General Belgrano, asesinado por las fuerzas inglesas cuando el buque fue bombardeado y hundido mientras se encontraba fuera de la zona de exclusión. Esturel es uno de los 13 soldados rosarinos que murieron en la Guerra de las Islas Malvinas.

Señalización del pasaje Cabo Principal Oscar Álvarez
Viernes 1 de abril 11 h
Pasaje Cabo Principal Oscar Manuel Álvarez (Bv. Rondeau y Av. Sorrento)
Acto de señalización del pasaje Cabo Principal Oscar Manuel Álvarez cuyo nombre fue otorgado por el Concejo Municipal de Rosario el 16 de noviembre de 1990 mediante Ordenanza Nº 5037. Dicho pasaje, ubicado en el barrio Sarmiento, rinde homenaje a Oscar Álvarez, uno de los 323 tripulantes del crucero ARA General Belgrano asesinado por las fuerzas inglesas cuando el buque fue bombardeado y hundido mientras se encontraba fuera de la zona de exclusión. Alvarez es uno de los 13 soldados rosarinos que murieron en la Guerra de las Islas Malvinas.