5 de diciembre

Desarrollo Humano

Capacitación

Referentes de organizaciones sociales que integran la Red Cuidados fueron capacitados por el municipio y la UNR

A través de una jornada de integración y evaluación, promotores y promotoras trabajaron diferentes aspectos y líneas de abordajes trazados en el marco del Plan Cuidar.

El miércoles 10 de noviembre se realizó una jornada de integración y evaluación con promotores y promotoras de cuidado que se capacitaron en el curso de competencias específicas “Introducción a los cuidados”. El mismo fue dictado por el equipo del Plan Cuidar de la Municipalidad de Rosario junto a profesionales de la Universidad Nacional de Rosario UNR).

Con el fin de profundizar los conocimientos de referentes de organizaciones sociales, que durante el año pasado hicieron su formación como promotores de cuidados, la Facultad de Ciencia Política y RRII junto a las secretarías de Desarrollo Humano y Hábitat, Salud Pública y Género y Derechos Humanos de la Municipalidad de Rosario desarrollaron esta capacitación que cuenta con certificación de la UNR.

El municipio viene sosteniendo un trabajo de capacitación con más de cien organizaciones de todos los distritos de la ciudad, de las cuales 25 fueron parte de la primera cohorte de esta formación académica.

El secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, se refirió a la iniciativa y consideró: "Las organizaciones sociales del territorio brindan un soporte fundamental a la comunidad. Es por eso que desde el Estado municipal, además de brindar apoyo económico y material, los acompañamos en la formación de sus integrantes, en el trabajo y el cuidado de niñas y niños”.

“Desde el inicio de la pandemia, los equipos de la Secretaría vienen llevando a cabo encuentros sistemáticos y permanentes con organizaciones sociales como comedores, copas de leche y merenderos de los diferentes barrios, con el fin de generar un mayor ida y vuelta con estos referentes barriales, promoviendo así más y mejores acciones de cuidado”, puntualizó.

Desde la coordinación del área de Integración de Políticas de Cuidados, Verónica Kussianovich destacó la importancia de los referentes de las organizaciones sociales como agentes multiplicadores. “Los referentes de las organizaciones sociales son quienes están trabajando con el cuidado cotidianamente en los barrios, y es significativa esta articulación con el estado municipal y la universidad, pudiendo funcionar como nexo”.

Asimismo, agregó: “el municipio los acompaña en el día a día con algo que no es solamente lo material del alimento. El trabajo con las organizaciones nos permite fortalecer a los referentes para que puedan ser transmisores de estos temas a las poblaciones de sus barrios, con el acompañamiento, el sostén y el trabajo conjunto con el municipio”.

La voz de las organizaciones

Telma, de zona oeste, se refirió a la propuesta y comentó: “Estoy agradecida por habernos invitado a participar de la capacitación que fue una experiencia hermosa, todos los encuentros enriquecedores y muy buena la predisposición de todos”.

Luisina y Walter, miembros de una organización de zona norte, se refirieron a la propuesta y comentaron: “Estamos agradecidos por habernos invitado a participar de la capacitación, nos abrió la cabeza para pensar el laburo que hacemos todos los días”.

Kussianovich, en tanto, agregó que “fue muy importante poder fortalecer la participación activa de los vecinos, articulando acciones conjuntas de cuidado en cada barrio. Profundizar conocimientos y promover el desarrollo de habilidades y prácticas sobre cuidados específicos fue significativo para cada participante, pensando los cuidados desde la cotidianeidad de las y los referentes en sus barrios –ayudando a las familias, interviniendo cuando es necesario, acercando alimentos, una información o una palabra de contención–, tareas que favorecen vínculos saludables en las familias y la comunidad, a la vez que cada día contribuyen al tejido de la red  de cuidado de la ciudad”.

Al referirse al módulo en el que se desarrollaron cuestiones de género, una de las tutoras comentó: “trabajamos sobre el género como construcción social y cultural. Aceptar las diferencias, acompañar y entender es la forma de cuidar y de llevar adelante las políticas de género. Se trabajó también lo que consideramos propio de los hombres y propio de las mujeres, propio de los niños y propio de las niñas para empezar a desarmar los estereotipos que todos tenemos, esas ideas simplificadas que damos por sentadas sin cuestionar”.

En cuanto al módulo de la economía de los cuidados, la tutora explicó que se trabajó a partir del interrogante: «¿Cómo manejar nuestro presupuesto y el presupuesto de la organización?» En ese sentido, sostuvo: “Las mujeres, sobre todo, estamos a cargo de la economía familiar y también de trabajar fuera de la casa y esto genera una sobrecarga que es importante empezar a entender”.

En relación al trabajo desarrollado en el módulo de infancias, otra de las educadoras que acompañan desde la tutoría a cada grupo, aseguró: “Seguimos profundizando el trabajo iniciado el año pasado. Hablamos sobre los derechos de las infancias y compartimos entre todos las preocupaciones que estos tiempos nos dejan respecto a la crianza y el acompañamiento de las infancias. La crianza respetuosa es el lugar desde el que empezamos a escuchar a los niños y niñas”.

Formación integral en cuidados

La propuesta de contenidos contempló cinco módulos temáticos, que incluyeron contenidos transversales tales como perspectiva de género; políticas de cuidado; género y diversidad; economía de los cuidados; vínculos y cuidados y alimentación, salud y bienestar.

El curso tuvo como objetivos: 

  • Fortalecer el desarrollo de la participación activa y formación de ciudadanos/as, desarrollando estrategias que, reconociendo las particularidades de los territorios, permitan favorecer la llegada de acciones integrales de cuidado a los/as vecinos/as de cada barrio de la ciudad.
  • Favorecer la articulación entre las organizaciones sociales y el Estado municipal para la planificación y desarrollo de acciones conjuntas de cuidado en cada territorio, que permita fortalecer una red de cuidados en la ciudad.
  • Valorizar el rol de las organizaciones sociales potenciando el alcance de sus acciones para el fortalecimiento de las redes de cuidado de la comunidad.
  • Profundizar conocimientos y promover el desarrollo de habilidades y prácticas sobre cuidados específicos, para favorecer vínculos saludables en las familias y la comunidad.

Plan Cuidar

El Plan Cuidar involucra al Estado municipal en la organización política y social del cuidado como actividad esencial para el bienestar de la población, en un marco de corresponsabilidad entre los sectores público y privado, en comunidad y al interior de las familias.

El cuidado abarca el conjunto de actividades tanto remuneradas como no remuneradas que garantizan el bienestar de las personas, e implica un apoyo multidimensional: material, económico, moral y emocional.

El programa implica, por un lado, la unificación de todos los equipos, recursos y acciones del Estado municipal para trabajar en forma conjunta la inclusión y el cuidado de las personas que más lo necesitan en cada uno de los barrios de la ciudad y, por otro lado, la convocatoria a todas las organizaciones de la ciudad a sumarse a esta red de cuidados y trabajar en las líneas de intervención del plan.