26 de enero

Salud

Clubes rotarios donaron al municipio equipamiento oftalmológico de vanguardia

El Cemar recibirá tecnología de punta para prevenir y diagnosticar en poco tiempo la ceguera por retinopatía en pacientes de la red pública municipal de salud que padecen diabetes.

El intendente Pablo Javkin, en representación de la Municipalidad, firmó un acta acuerdo con clubes rotarios de la ciudad y de Francia para la donación de tecnología de vanguardia de diagnóstico y tratamiento de la retinopatía diabética, la que será destinada al Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar). El acto tuvo lugar este jueves 3 de diciembre por la tarde, en el Galpón de la Música (Estevez Boero 980) y contó con la presencia, además, del secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, y del presidente del Rotary Club Rosario Oeste, Nicolás Vitantonio.

Las entidades donantes son las locales Rotary Club Rosario Sud, Rotary Club Rosario Oeste, Rotary Club Rosario Plaza de la Bandera y Rotary Club Rosario Norte, a las que se suman las francesas Rotary Club de Dieppe y Rotary Club Le Havre Oceane. La iniciativa cuenta con el apoyo del Comité Interpaíses Francia-Argentina del Rotary Club International y con la verificación y fiscalización de la Fundación Rotaria Internacional.

“Es un aporte muy significativo, una donación muy importante que nos va a permitir combatir la ceguera en los lugares más difíciles donde la salud pública es decisiva, porque si no llega la salud pública con tecnología adecuada, las consecuencias para la población son más graves. Acá juntamos varias fortalezas, la tecnológica, la de nuestros equipos municipales de trabajo y la de una salud pública con presencia en todo el territorio”, afirmó el intendente Pablo Javkin luego de la rúbrica.

Y sobre el último punto, subrayó: “Ésa es nuestra mayor fortaleza, porque sería muy diferente el impacto de un proyecto como éste si no tuviéramos la posibilidad en el Cemar de analizar lo que en cada rinconcito de la ciudad vamos a descubrir. Este año pudimos volver a comprobar el enorme valor que tiene la salud pública que se acerca al territorio de quienes más lo necesitan”.

Por último, el intendente reflexionó: “Si algo hemos aprendido este año es el valor de la fraternidad, es una palabra que resume lo que el Rotary genera; en ese encuentro fraterno con sus ritos, sus ceremonias, con su tradición, atraviesa al mundo y así logra el impacto de la fraternidad cuando se organiza para ayudar y mejorar el mundo”, a la par que sostuvo agradecido: “Y en este rincón del mundo nos va a permitir mejorar la calidad de vida de mucha gente”.

Cabe destacar que el monto del equipamiento donado asciende a ochenta mil (80.000) dólares, aproximadamente, y consta de dos cámaras fundoscópicas no midriática Visuscout 100 de la casa Zeiss de Alemania, y un equipo láser de última generación, Visulas III de Argón 532 y YAG laser.

Por su parte, el secretario de Salud apuntó que este equipo “se incorpora justamente entendiendo que las formas de enfermar y de morir de las poblaciones están atravesadas por las condiciones de vida, por la desigualdad”, y destacó la importancia de dotar de mayor tecnología el sistema de atención primaria: “Este equipamiento garantiza la infraestructura pública de calidad técnica, pensada para aquellos que no pueden acceder al sistema de salud privado y evitar en los y las pacientes las secuelas de lo que significan estas enfermedades crónicas”.

A su vez, Caruana puso en valor “la co-construcción política” de la iniciativa, y aclaró: “No se trató de algo que se le ocurrió a una organización o que se le ocurrió al Estado, sino que discutimos en una mesa de trabajo cuáles eran las necesidades y se diseñó un proyecto, y en función de ello se empujó para que sea una realidad y tenga esta magnitud”.

Por su parte, y en representación de los clubes rotarios, Nicolás Vitantonio celebró que “el contrato de donación que hoy se firmó se direcciona al logro de un aporte claro, concreto y solidario a la comunidad para la prevención de su salud”. Y agregó: “Hoy es un gran día para los proyectos de servicio a la comunidad de Rotary Club, hoy es un gran día para la salud pública, hoy es un gran día para todos aquellos ciudadanos que a través de la utilización de los equipos médicos que fueron donados por nosotros podrán prevenir el flagelo de la ceguera por padecer diabetes”.

La actividad se llevó a cabo vía streaming para posibilitar la participación de autoridades de clubes rotarios de Francia y de la Fundación Rotaria Internacional. También estuvo presente el coordinador de Gabinete Rogelio Biazzi.


Más tecnología para llegar a más personas

La incorporación de estos equipos de última tecnología se enmarca en el proyecto de telemedicina para descentralizar la toma de las imágenes de la retina, trasladando los equipos a los centros de salud del sistema de atención primaria y hospitales municipales para realizar captación remota de imágenes, su envío online al centro y lectura e interpretación del 3 piso del Cemar (Área de Oftalmología) donde los profesionales determinarán la conducta a seguir.

De este modo se logra diagnóstico y tratamiento en tiempo reducido con la meta de brindar un mínimo de un fondo de ojos anual a los pacientes diabéticos.

“Esto permitirá evitar la ceguera por diabetes. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno disminuye el 90 por ciento de chances de ceguera por retinopatía diabética. Además, este sistema nos permitirá detectar otras tres entidades prevalentes causales de ceguera, como catarata, glaucoma y maculopatía”, destacó Ricardo Goñi, autor del proyecto y coordinador de la Red de oftalmología de la Secretaría de Salud Pública municipal.

La innovación a través de la aplicación de la telemedicina permitirá realizar fondos de ojos en la Red de Salud Municipal beneficiando a la población sin recursos ni cobertura social del área metropolitana de Rosario y zona de influencia.

En una primera etapa se enfocara en pacientes de la red pública municipal diagnosticados como diabéticos y que reciben tratamiento médico gratuito, casi 9.000 personas, pudiendo llegar en un futuro a 25.000 pacientes.

Una enfermedad que crece a ritmo de pandemia


La retinopatía diabética es una complicación ocular tardía de la diabetes. Es la causa más frecuente de ceguera prevenible en población entre 20 y 65 años.

La diabetes en el mundo afecta a más de 400 millones de personas y su curva continua en ascenso, habiéndose cuadriplicado su frecuencia desde 1990, con una prevalencia global superior al 8 por ciento y casi el 20 por ciento en mayores de 65 años, con mayor repercusión en poblaciones de bajos ingresos consideradas vulnerables.

Actualmente, es una de las enfermedades más frecuentes y su incidencia está aumentando a ritmo de pandemia.

Se estima que en la República Argentina existen actualmente un millón quinientos mil (1.500.000) personas diabéticas, y que esta dolencia constituye una de las principales causas de morbimortalidad aquí en Argentina y en el mundo.