26 de enero

Deportes

Historias de vida

Sportivo Federal, un club que echó fuertes raíces en el norte de la ciudad

Con 92 años de existencia y 700 socios, se mantiene vigente con actividades sociales y deportivas para toda la familia.

El Club Atlético Sportivo Federal es sinónimo de barrio Alberdi. Ubicado en la esquina de Agrelo y Baigorria, hace 92 años es parte de la rica historia de las instituciones deportivas y sociales rosarinas. Con 700 socios se mantiene vigente a través de una variada propuesta de actividades.

Luisa Galiano hace 13 años que ocupa la presidencia del club pero su historia con la institución se remonta a su infancia. “A los nueve años empecé a jugar al básquet. Mis padres eran socios y siempre veníamos al club. Este espacio es mi casa, mi vida”, cuenta la docente jubilada que dedica sus días a la gestión del Sportivo.

Galiano vive abocada al servicio del club “porque siempre hay mucho por hacer o proyectar”, dice, pero aclara que no lo hace sóla que comparte tareas “junto a un leal grupo de colaboradores que potencia el trabajo interdisciplinario”.

En la actualidad el club cuenta con dos salones para eventos, mientras que desde lo deportivo ofrece básquet, gimnasia rítmica, yoga, danzas árabes, patín, taekwondo, boxeo, ajedrez y zumba. “Por acá pasaron artistas como Sergio Dennis, César Isella y Los 5 Latinos. Y ni hablar de que en una época se organizaban los famosos bailes de carnaval”, recuerda la presidenta.

Club Sportivo Federal

Toda una historia junto al Sportivo Federal

Luisa repasa su historia personal junto a la del club, porque prácticamente son indisociables. Si bien recuerda que en la década del 70 integró la subcomisión de básquet, su participación en el día a día de la gestión institucional se remonta al año 2000.

Según la presidenta, su inserción en la vida política tuvo que ver con un momento difícil de la institución: “Una época donde el club no era lo que había sido en mis tiempos. Me dio pena verlo en la desidia y con pocas actividades. Por eso me involucré cuando me convocaron. Y así fue que empecé a colaborar”, cuenta y sostiene: “Hubo que trabajar mucho para que Sportivo volviera a ser esa red de contención barrial que siempre fue. Además, este era un club prácticamente de hombres, así que eso también fue cambiando”.

Así comenzó a vincularse hace 20 años a la dirigencia del club, y primero fue vicepresidenta. Luego en 2007 fue electa para la presidencia, cargo que sostiene actualmente. “Para mí es un placer estar al frente de esta institución, que es mi vida, el espacio donde crecí y aprendí los valores sociales y deportivos”, cuenta con emoción. Y agrega: “No tomo como un hecho extraordinario ser una mujer con el cargo más alto a nivel directivo. Lo tomo como algo natural en realidad. Lo mido como que aporto un grano de arena a la comunidad”.

Galiano afirma que al estar jubilada puede dedicarse exclusivamente al club: “No es fácil estar en este lugar. Hay que estar todo el día abocada a esta función. Todos y todas, en realidad, ponemos como dice el tango: ‘alma corazón y vida’, para que el rojiblanco querido siga creciendo”.

El equipo de trabajo, que Luisa menciona en repetidas ocasiones, está compuesto por la secretaria Susana Santana, el prosecretario Elmo Tambellini, el tesorero Miguel Chacón, el protesorero Leonardo Ruiz Díaz y el contador Héctor Argutti. “Cada uno deja todo en su rol”, asegura Galiano con orgullo mientras de fondo las diversas disciplinas le dan color y vida al club puertas adentro.

Proyectos para seguir avanzando

Luisa reconoce en la historia del Sportivo la de tantos clubes de la ciudad. “Fuimos levantando al club poco a poco. Tuvimos muchos inconvenientes, pero pudimos progresar. Uno de los temas que solucionamos gracias al apoyo y asesoramiento de la Dirección de Clubes de la Secretaría de Deporte y Turismo es la parte legal. Por suerte logramos poner toda la documentación en regla y así luego obtener algunos beneficios”, explica.

Entre esos beneficios se destaca la inauguración del parquet del amplio gimnasio principal. También lograron remodelar el buffet, hacer baños y vestuario de caballeros. “Nos faltan cosas, es verdad. Pero hacemos en la medida que podemos. Tenemos muchos proyectos”, cuenta Galiano.

Sportivo Federal es un referente de Alberdi que hasta antes de la pandemia prestaba además sus instalaciones al Colegio San Francisco de Asís que tiene al básquet como deporte sobresaliente. 

La historia cuenta que el Sportivo surge tras una división de Centenario Foot Ball Club el 12 de marzo de 1928 y desde entonces se fue reposicionando en todo Alberdi. Como club alberga no solo a los vecinos de la zona sino además tiene socios de Parque Field, La Florida y Granadero Baigorria.