29 de septiembre

Control

Prevención
Coronavirus

La Municipalidad realizó un operativo de control integral en distintos puntos de la ciudad

Equipos locales junto a personal policial intervinieron el sábado a fin de fiscalizar el tránsito vehicular y garantizar el respeto de las medidas preventivas contra el Covid-19.

Un amplio operativo integral se realizó el pasado sábado en diversos puntos de la ciudad encabezado por la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. Las intervenciones se extiendieron a lo largo de toda la jornada y fueron de carácter preventivo y de control. Durante la mañana, el procedimiento tuvo lugar en el barrio Echesortu.

La secretaria Carolina Labayru confirmó que agentes de las áreas de Fiscalización del Transporte, Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano y  de la Dirección General de Tránsito llevaron adelante distintas acciones en conjunto con la Policía a fin de promover el cumplimiento de las normas de tránsito y de las medidas sanitarias dispuestas en el marco de la pandemia por Covid-19. Las intervenciones también apuntaron a detectar y anticiparse a posibles conductas delictivas. Estuvo presente en el operativo el subsecretario de Prevención y Control Urbano de Santa Fe, Alberto Mongia.

“Se trata de un megaoperativo que se va trasladando a distintos puntos de la ciudad como respuesta a los pedidos de los vecinos y comerciantes”, explicó la Labayru, quien precisó que los agentes involucrados fiscalizan los elementos de seguridad y la documentación de conductores y de los vehículos que pasan. Además, se controla que las personas que circulan en la vía pública y en locales comerciales lleven el cubreboca y respeten el distanciamiento social. Otras de las acciones se llevan adelante dentro de los comercios en los que se exige el cumplimiento de los protocolos sanitarios relacionados al distanciamiento, capacidad y acceso a alcohol en gel. 

Durante la mañana, las tareas se concentraron en el barrio Echesortu, donde se concretaron 13 remisiones de motos.  Los controles fueron efectuados junto a la división de Automotores de Policía de Rosario a fin de constatar si entre los más de 100 vehículos controlados hubo alguno robado. “La idea es mantener el orden en los centros comerciales, entre las personas que vienen a comprar. El principal foco de control es el uso del cubreboca y el distanciamiento entre personas porque creemos que no es momento de relajarse sino de reforzar la responsabilidad individual y colectiva en esta pandemia”, manifestó la secretaria. 

“Hay que mantener el uso del cubreboca, estar distantes, lavarse las manos con jabón y seguir los protocolos sanitarios. Sólo así  vamos a bajar los casos positivos”, agregó.