25 de mayo

Desarrollo Humano

Emergencias
Coronavirus

El Centro de Convivencia Barrial La Lagunita enfrenta la pandemia a pura solidaridad

Vecinas y vecinos, organizaciones sociales e instituciones municipales desarrollan acciones conjuntas haciendo eje en el cuidado de los habitantes del barrio.

En el Centro de Convivencia Barrial La Lagunita (Seguí 6691) se efectuó días atrás la entrega de ayuda alimentaria, que se realiza mensualmente, a las familias de los niños y niñas que asisten habitualmente a las actividades en el mencionado espacio. En la oportunidad, se encontraron allí vecinas y vecinos, jóvenes de la Unidad Productiva Parada Oeste, situada frente al CCB, y los equipos municipales, para desarrollar acciones conjuntas que promuevan el cuidado del barrio.

Dado el aislamiento social, preventivo y obligatorio y con el objetivo de reforzar las acciones comunitarias llevadas adelante por la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat en los territorios, las educadoras del CCB vienen desarrollando distintas formas creativas para seguir comunicadas con los niños y niñas. A través de las redes sociales distribuyen recetas, canciones e ideas para, con pocos elementos, entretenerse en casa. En respuesta a esas propuestas, que surgen en el trabajo cotidiano, "vuelven fotos con las familias y panqueques que resultaron de la receta, robots de tiritas, y dibujos de canciones", contaron entusiasmadas.

Todo esto inspiró a una producción de kits recreativos elaborados artesanalmente en el centro de convivencia que contienen una dinámica para jugar y crear. "Así las actividades que se realizan para el refuerzo alimentario cobran otro sentido. Porque no es sólo la caja con alimentos, sino el valor agregado de manos y cabezas que piensan en cuidar, en acompañar para que pronto podamos volver a las salitas", afirmaron las seños del CCB.

Cabe señalar que los centros de Convivencia Barrial promueven actividades para niñas, niños, jóvenes y personas mayores y están ubicados estratégicamente en los barrios de mayor vulnerabilidad de la ciudad y allí se desarrollan instancias de capacitación, recreación, consultoría legal, de salud, entre otras.

Amalgamar lo mejor de cada uno en tiempos difíciles

Justo frente al centro de convivencia se encuentra Parada Oeste, espacio donde funcionan dos unidades productivas: una de fabricación de baldosas hidráulicas y otra de estética. Producto del aislamiento, ambas tuvieron que repensarse y reconvertirse. Los varones que hacen habitualmente baldosas empezaron a fraccionar productos de aseo personal y limpieza para acercar a los adultos y adultas mayores del barrio elementos de cuidado. Por su parte, las mujeres que se capacitaron como esteticistas para hacer distintos tratamientos de belleza, encararon las máquinas de coser y, con la ayuda de una capacitadora, iniciaron la confección de cubrebocas junto a Descendientes de Victoria, una organización social del barrio. Su primera producción fue destinada a acompañar los kits de cuidados que se entregaron el mismo día que la asistencia alimentaria. 

Claudia Manassero, coordinadora de Parada Oeste, explicó: “Para los y las jóvenes, que pertenecen a las unidades productivas, es muy significativo saber que su trabajo aporta a su comunidad. Articulamos acciones con una organización del barrio y el Centro de Convivencia. Este tiempo nos pone ante nuevos desafíos que podremos superar con empatía y solidaridad, todos juntos”.

Desde el Estado local se articula una red donde se amalgama lo mejor de cada uno en tiempos difíciles. El secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, expresó: "En tiempos tan complejos creemos que es esperanzador que surja la solidaridad en todos los sectores. Es una época en la que debemos reconfigurar las actividades para poder ayudar a quienes más lo necesitan, por eso desde el municipio acompañamos a los jóvenes que hoy se abocan a la asistencia de las necesidades de los vecinos y vecinas del barrio".

Fase 4: nuevo horario de los CCB

Desde el lunes 18 de mayo, en el marco de la fase 4 del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el que ingresó la ciudad, los CCB tendrán un nuevo horario de atención, que será de 9 a 14, con el objetivo de seguir garantizando actividades fundamentales como asistencia alimentaria y la intervención y relevamiento de adultos mayores, al igual que actividades relacionadas al Programa Nueva Oportunidad, entre otras. 

Centro de Convivencia Barrial La Lagunita

SEGUI JUAN FRANCISCO 6601

deportes@rosario.gov.ar \ 4807692