24 de septiembre

Coronavirus

Prevención
Emergencias
Producción

Javkin visitó a emprendedores voluntarios que producen máscaras faciales protectoras

La Municipalidad junto con el Polo Tecnológico coordina de una red de empresas, organizaciones e instituciones educativas que confeccionan elementos de seguridad para trabajadores de la salud.

Este domingo por la mañana, el intendente Pablo Javkin junto al secretario de Desarrollo Económico, Sebastián Chale, visitaron el Polo Tecnológico donde emprendedores y voluntarios confeccionan máscaras de protección facial.

Ante la creciente demanda de elementos de protección para los trabajadores y trabajadoras de salud, una gran cantidad de emprendedores y makers pusieron a disposición sus conocimientos e impresoras 3D para desarrollar máscaras que actúan como escudos que protegen los ojos, nariz y boca.

La Municipalidad de Rosario trabaja conjuntamente con el Polo Tecnológico en la coordinación de una red de empresas, escuelas técnicas, organizaciones profesionales y voluntarios con el objeto de producir y distribuir la mayor cantidad de máscaras faciales protectoras posibles. Este lunes 30 de marzo se entregarán a la Dirección de Farmacia (Zeballos 4544) de la Secretaría de Salud las primeras 300 máscaras. No obstante, la tarea continuará con vistas a incrementar la producción.

En los próximos días, esta red colaborativa proveerá otras 600 máscaras gracias al aporte y colaboración de empresas y organizaciones locales comprometidas, como la Asociación de Industriales Metalúrgicos, el Colegio de Arquitectos, las empresas Liliana, Arneg, y la Universidad Nacional de Rosario. También escuelas técnicas como el Instituto Politécnico y la Escuela Técnica 4, entre otras, donde los profesores y alumnos están realizando con materiales entregados por la Municipalidad estas máscaras respetando los estándares indicados.

Las tareas de realización y logística tienen como centro de operaciones el Espacio Maker del Polo Tecnológico en Zona i (ex Batallón de Comunicaciones 121) bajo estrictas normas de higiene y seguridad.

Ya hay más de 100 voluntarios imprimiendo 3D en toda la ciudad. Una vez más se evidencia que en Rosario no sólo hay grandes muestras de solidaridad, sino también de innovación y cultura emprendedora.