25 de febrero

Salud

Prevención

La Secretaría de Salud Pública brinda recomendaciones para prevenir la leptospirosis

Las reiteradas lluvias, que provocan anegamientos, generan el aumento de riesgo de contraer la enfermedad conocida como «fiebre de los pantanos» o «del fango».

Como consecuencia de las reiteradas lluvias, la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Salud Pública, recomienda extremar las medidas para prevenir la leptospirosis, conocida también como fiebre de los pantanos o del fango.

Se trata de una enfermedad zoonótica que puede contraerse mediante el contacto con aguas, terrenos húmedos, basura, escombros, o suelos contaminados con la orina de animales infectados con leptospiras como roedores, perros, gatos, bovinos, porcinos y equinos con la piel. 

Las personas enfermas de leptospirosis pueden presentar desde un cuadro parecido a la gripe, hasta una enfermedad grave con compromiso hepático, renal y pulmonar. Los síntomas son similares al de una gripe: fiebre, dolor de cabeza, muscular o en muñecas o pantorrillas, enrojecimiento de las conjuntivas, sarpullido, náuseas o vómitos.

Se presentan luego de un período de incubación de 1 a 2 semanas y ante estas manifestaciones se debe consultar precozmente al efector de salud más cercano a su domicilio.

Para evitar la enfermedad es importante:

  • Evitar que los niños jueguen en lugares anegados.
  • Usar siempre calzado cubierto para trasladarse por las zonas de riesgo descriptas y guantes o bolsas plásticas para realizar la limpieza.
  • Utilizar guantes o bolsas de plástico para proteger las manos en caso de tener que retirar animales muertos, los que deberán ser introducidos en doble bolsa para su descarte.
  • El agua para consumo humano debe ser limpia y no contaminada. En caso de tener dudas sobre el estado de pureza del agua, se recomienda hervirla durante 2 o 3 minutos.
  • Limpiar y desinfectar las paredes, los pisos y otras superficies de la casa con lavandina diluida (nunca mezclar lavandina y detergente en el mismo balde porque puede ser tóxico).
  • Lavar las manos antes de comer, luego de tocar animales, después de ir al baño o de higienizar a los niños que usan pañales.
  • Si la persona estuvo expuesta y sin protección a aguas, terrenos o materiales potencialmente contaminados, debe acercarse al Centro de Salud más cercano para evaluar la situación y tomar medicación preventiva.
  • Si se presentaron síntomas como fiebre, dolor de cabeza o muscular, consultar rápidamente a cualquier efector de salud y no automedicarse.