20 de mayo

Temas del día

Patrimonio

Cultura

Nuevas esculturas y fotografías se suman al paseo de calle Oroño

El acto de inauguración de las obras se realizará el martes 30 a las 18.30, en la intersección del bulevar y Montevideo, y contará con la presencia de la intendenta Mónica Fein.

El martes 30 de diciembre, a las 18.30, se inaugurarán cuatro nuevas esculturas dentro de Romántica del Bulevar, el circuito de reconstrucción histórica de bulevar Oroño. Diana Cazadora, Virgilio, Champollión y el David son las estatuas que se sumarán a un paseo que pone en valor la memoria de un espacio urbano único. Además, se incorporarán cinco imágenes de casonas y palacetes derribados. 

El acto, que será presidido por la intendenta Mónica Fein, comenzará en la intersección de Oroño y Montevideo -donde se emplaza la figura de Diana la Cazadora- y culminará, luego de un breve recorrido, en San Juan y Oroño -frente al busto de Champollión-. En tanto, en la intersección con calle Mendoza estará emplazado el busto de Virgilio y en la intersección con Jujuy, el del David.

Cabe destacar que la ampliación de este paseo se enmarca en el Plan de Revitalización del Casco Histórico de Rosario. La recuperación de las esculturas estuvo a cargo del Área de Restauración de la Municipalidad de Rosario, coordinada por Roberto Loureiro. Participaron también de este proceso de recuperación las secretarías de Servicios Públicos; de Obras Publicas; la General y la de Cultura y Educación.

Plan de Revitalización del Casco Histórico de Rosario

La Municipalidad se encuentra colocando nuevo césped en 19 cuadras, desde Montevideo hasta Av. Rivadavia del cantero de bulevar Oroño. Además en este sector se están reparando las farolas de iluminación y piso, pintando mobiliario y columnas, hidrolavando piso y cestos, retirando grafitis y pasacalles, colocando nuevas esculturas, bebederos y señalética y se realizan tareas de higiene general, entre otras acciones de mantenimiento integral.

Romántica del Bulevar

La Secretaría de Cultura y Educación, través de la Dirección de Diseño e Imagen Urbana, propone rescatar la grandeza, solidez, esfuerzo y el espíritu de las construcciones de principio de siglo pasado, creando un paseo-galería con una muestra permanente de fotografías de casonas y edificios demolidos del emblemático bulevar rosarino, que fue inaugurado en 1862 y se constituyó como lugar elegido por las familias más tradicionales, construyéndose mansiones y palacetes de diversos estilos que le imprimieron belleza y un carácter típicamente europeo a esa arteria urbana.

Con el tiempo, gran parte de este tesoro arquitectónico fue derribado, borrando así un pasado de gran significación histórica y un espacio urbano de un contenido estético único.

Esta reconstrucción histórico-fotográfica del bulevar Oroño se realiza través de la colocación de fotografías de las casonas desaparecidas, localizadas en el mismo lugar desde donde se tomaron esas imágenes, creando así una galería de la memoria urbanística.

Este paseo se inauguró en diciembre del 2010, comenzando así una propuesta participativa y reparadora de la memoria colectiva y el patrimonio histórico de la ciudad.