3 de julio

Prevención

Servicios
Control

El municipio remitió más de 18 mil vehículos al corralón en los primeros ocho meses de 2014

El crecimiento de los operativos de control en la vía pública, elevó los índices de remisiones. Un total de 13.695 motos y 4.645 autos fueron trasladados al depósito municipal.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana lleva adelante controles y operativos en forma periódica en distintos puntos de la ciudad. En lo que va de 2014, dichas acciones significaron que un total de 18.340 vehículos (13.695 motos y 4.645 autos) fueron trasladados al depósito municipal.

Los vehículos incautados y remitidos al corralón se dieron en el marco de procedimientos diarios que la Municipalidad de Rosario realiza sobre el tránsito y también en los denominados operativos integrales, en los que se fiscaliza además, la actividad comercial y el uso del espacio público y se concretan tareas de limpieza y ordenamiento de las calles.

Según el titular de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, confirmó que las unidades fueron secuestradas porque sus conductores no pudieron acreditar la documentación reglamentaria, no llevaban consigo los elementos de seguridad obligatorios o bien, dieron positivo en los test de alcoholemia. También se trata de coches que fueron abandonados en la vía pública.

Las remisiones se concretan durante los operativos que la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana lleva a cabo diariamente, de lunes a lunes, en horarios diurnos y nocturnos. “Una de nuestras prioridades es garantizar para todos los rosarinos un tránsito seguro y para ello, debemos controlar el correcto cumplimiento de las normativas y sancionar a quienes no las respetan”, advirtió el funcionario.

En tanto, el secuestro de vehículos también se concreta en los denominados operativos integrales que tienen lugar cada miércoles en distintos puntos de Rosario. “En dichas intervenciones nos hacemos presentes en una zona de la ciudad a fin de controlar el tránsito, promover una actividad comercial acorde a las normativas vigentes así como también garantizar el correcto uso de los espacios públicos de parte de todos los vecinos”, indicó.

El miércoles 9 de septiembre se llevó a cabo un operativo de estas características en el radio comprendido por bulevar Rondeau, Martín Fierro, vías del Ferrocarril Mitre y colectora Juan Pablo II (Circunvalación).

Durante la jornada de trabajo se procedió a la clausura de un supermercado ubicado en bulevar Rondeau al 4000 por falta de higiene y salubridad. A una cuadra de ese local, se dictó el cese de actividad en una distribuidora de productos para panificación, también por carecer de condiciones de higiene y salubridad. En el marco de las inspecciones a comercios de la zona, se labraron actas por falta de libreta sanitaria, certificado de desinfección, higiene y de permisos de publicidad y toldo.

Otra de las acciones desarrolladas fueron los controles sobre el tránsito. “Se remitieron 15 motos al depósito municipal porque sus conductores no pudieron acreditar la documentación reglamentaria o bien, no llevaban consigo los elementos de seguridad obligatorios”, apuntó el secretario, quien agregó: “Dos autos abandonados en vía pública tuvieron el mismo destino”.

Paralelamente se concretó el despeje de luminarias en árboles de la zona intervenida, se limpiaron de escombros y basura los espacios públicos y también se desmalezó. Por otra parte, se pintaron columnas y paredones del barrio con leyendas de hinchadas de fútbol y se cubrieron y retocaron los muros de la plaza Soldado Sergio Raúl Desza, en calle Spegazzini y pasaje Apóstoles.

En tanto, agentes municipales efectuaron intimaciones a dueños de inmuebles por la ocupación de acera con materiales de construcción y otros elementos como tambores de chapa por ejemplo.