13 de julio

Control

La Municipalidad comenzó con operativos de control y limpieza de pegatinas en la vía pública

Se apunta a desalentar conductas que afecten negativamente la higiene de la ciudad, en este caso abusando del espacio público, y en algunos casos, del privado.

El municipio comenzó a realizar operativos de control y labrado de actas sobre elementos publicitarios no autorizados en la vía pública. “Buscamos desalentar conductas que afecten negativamente la higiene de la ciudad, apoyándonos en las normativas que prohíben este uso que se hace del espacio público, y en algunos casos también del privado”, dijo Pablo Seghezzo, titular de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana.

De acuerdo a lo que contó Seghezzo, desde el lunes 21 de julio, diez parejas de agentes de la Dirección General de Inspección de Industrias, Comercios y Servicios, comenzaron con las tareas de constatación de faltas por pegatina de afiches sobre mobiliario e inmuebles de dominio público y privado.

Durante las primeras jornadas, las acciones se desarrollarán en tramos de las calles Santa Fe, San Lorenzo, San Luis, Sarmiento, Corrientes y Entre Ríos, entre otras. Está previsto continuar por distintas calles del casco histórico, para luego avanzar con arterias de otras zonas de la ciudad.

Según explicó el funcionario, los operativos buscan controlar el cumplimiento de las ordenanzas Nº 8.324 y 7.600, de “Elementos publicitarios” e “Higiene Urbana” respectivamente, y fundamentalmente en desalentar la contaminación visual y las conductas que desfavorecen la limpieza de la ciudad.

“Las pegatinas dañan considerablemente la higiene de Rosario y es por eso que tomamos la decisión de profundizar los controles sobre estos hechos”, señaló Seghezzo, quien agregó: “Existen normativas vigentes que establecen requisitos sobre este tipo de piezas publicitarias para cuidar a nuestra ciudad, y nos valemos de ellas para hacerlo”.

Los operativos, que son realizados de manera conjunta entre Control y Convivencia, la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente, y en esta instancia el Centro Municipal de Distrito Centro, consisten en la detección de los sectores invadidos con elementos no autorizados, la constatación de falta por parte de la Dirección General de Inspección, el posterior labrado de acta correspondiente y su elevación a la Justicia de Faltas, el pegado de una faja que indica “Publicidad No Autorizada”, y la limpieza de la pegatina en un período que va entre las 24 y 72 horas de haberse hecho la actuación.

"La faja es el elemento que señala que sobre esa publicidad ya se labró el acta pertinente, por lo que las cuadrillas de Higiene Urbana y del Distrito correspondiente ya pueden hacer la limpieza necesaria", aclaró el titular de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana.

En la primera jornada, realizada el lunes 21 de julio, se colocaron 490 fajas y que los operativos continuarán: "En lo que es la zona central, que es la primera que abordamos porque es donde registramos el mayor índice de contaminación, tenemos un diagnóstico aproximado de 1600 afiches no autorizados pegados, que serán los que controlaremos en las jornadas siguientes".