18 de julio

Temas del día

Control

El municipio solicitó investigación penal por maltrato animal

El caso ya fue tomado por el Ministerio Público de la Acusación, impulsado por la Secretaría de Control tras rescatar a un perro en extremo grado de desnutrición en una vivienda de zona norte

Una familia que vive en zona norte de Rosario fue denunciada penalmente por maltrato animal y el caso ya es investigado por el Ministerio Público de la Acusación. El hecho se dio luego de que la Secretaría de Control Municipal, a través de la Oficina de Protección Animal, instara a esa presentación judicial tras un operativo que se hizo días atrás con la Policía de Santa Fe. Allí se rescató un perro de una vivienda en muy mal estado; estaba desnutrido a nivel de caquexia.

“No podemos ni vamos a tolerar este tipo de situaciones, por eso es que solicitamos la intervención judicial. El cuidado y respeto por la vida animal son innegociables. Agradecemos a los vecinos y a las organizaciones por involucrarse y denunciar estos hechos. Para nosotros trabajar en conjunto con ellos es muy importante”, destacó Diego Herrera, secretario de Control municipal.

El rescate fue en una vivienda del Distrito Norte, tras denuncias que hicieron los propios vecinos de la zona y la organización Los Rescataditos de Manu. En el lugar se halló un perro en muy malas condiciones de salud, extremadamente desnutrido y caquéctico. Es decir, con pérdida de músculo esquelético y grasa.

La familia, que ya había sido denunciada en otras ocasiones, se resistió en un primer momento a entregar el animal, pero finalmente aceptó hacerlo para que así se le pueda dar asistencia y ponerlo a resguardo en el Imusa, donde actualmente se encuentra en rehabilitación. El rescate en la vivienda fue realizado en conjunto por la Oficina de Protección Animal, un médico veterinario de la Secretaría Control y agentes de la Brigada de Rescate Animal de la Policía provincial.

Una vez recuperado el perrito, el área de Protección Animal instó de inmediato a que se labrara el acta policial correspondiente. Y luego elevó la denuncia al Ministerio Público de la Acusación. En ese marco, Fiscalía ya tomó el caso e investiga si, por todo lo sucedido, cabe una sanción penal.

La presentación judicial se enmarca en la Ley Penal 14.346, que “podría establecer de quince días a un año de prisión a quien infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”. Entre otras cosas, la normativa considera maltrato al hecho de “no alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos”.