27 de febrero

Control

El municipio clausuró un domicilio que se alquilaba como salón de fiestas en barrio San Eduardo

Vecinos alertaron de la situación e intervino la Secretaría de Control. El lugar no tenía ningún tipo de habilitación comercial.

La Municipalidad de Rosario clausuró este sábado un domicilio que se alquilaba como salón de fiestas sin contar con habilitación alguna. El hecho sucedió en calle Tonda 9158, en barrio San Eduardo, zona noroeste.

Todo se inició en horas de la mañana de ese día, cuando vecinos alertaron de la situación. Observaron que en el lugar se estaba preparando un evento para el mediodía y dieron aviso a la Municipalidad.

Agentes de la Dirección de Proximidad de la Secretaría de Control acudieron al inmueble y constataron que se había alquilado para una fiesta de 15 años, todo sin ningún tipo de habilitación.

Dado que en el sitio había menores de edad y el evento ya se estaba desarrollando, no hubo desalojo. Pero finalmente el lugar quedó clausurado.

"No vamos a permitir bajo ningún tipo de circunstancias que no se respeten las ordenanzas vigentes. Trabajamos para mejorar la convivencia en la ciudad. Y así lo vamos a seguir haciendo", destacó Diego Herrera, secretario de Control y Convivencia municipal.