10 de julio

Intendencia

Seguridad

La intendenta visitó la Casa de la Policía Comunitaria en barrio Las Flores Este

El encuentro se realizó a poco más de un mes de la puesta en funcionamiento del nuevo cuerpo de seguridad que desde allí presta servicios, además, en los barrios 17 de Agosto y La Granada.

La intendenta Mónica Fein visitó la Casa de la Policía Comunitaria de barrio Las Flores Este y dialogó con agentes y vecinos, a poco más de un mes de la puesta en funcionamiento del nuevo cuerpo de seguridad, con sede en Moreno y Arrieta, en el distrito Sudoeste de la ciudad. En el lugar y junto al secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, la titular del Ejecutivo local explicó, tras la reunión, que los representantes de la flamante fuerza expresaron los desafíos que enfrentan cotidianamente, a la par que ratificó el compromiso del municipio de aportar día a día con acciones que hacen a la integración social, la convivencia y el mejoramiento de la calidad de vida en el ámbito en que desarrollan su labor.

“La Policía Comunitaria, que depende del Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe, es una experiencia nueva que requiere un diálogo con los vecinos y también una articulación con el municipio para ir mejorando las condiciones del barrio. Queremos acompañar este proceso de cercanía para aprender de esta experiencia y reproducirla en otros barrios”, señaló la intendenta.

En este sentido, Fein agregó que el balance del funcionamiento de los primeros meses de la policía de proximidad es muy positivo: “Los vecinos encuentran una relación cercana con los nuevos agentes que están hasta las ocho de la noche, luego de ese horario actúan las demás fuerzas. Funciona en este horario porque es cuando los ciudadanos hacen actividades económicas y sociales más frecuentemente y, en ese período, no se han registrado inconvenientes mayores”.

Los integrantes de la flamante fuerza salieron a la calle en marzo pasado en Las Flores Este, La Granada y 17 de Agosto para hacer recorridas de sensibilización con los vecinos, antes de ingresar plenamente en funciones el pasado 19 de mayo. Se trata del segundo dispositivo que el gobierno de la Provincia de Santa Fe pone en marcha en la provincia después del barrio Barranquitas en la ciudad de Santa Fe.

La Policía Comunitaria tiene como objetivo reducir los niveles de violencia urbana y conflictividad social a partir de acciones concretas de proximidad con los vecinos y en forma coordinada en el lugar con autoridades educativas, vecinales, bancos, clubes deportivos, comerciantes, entre otros, a partir de reuniones periódicas para abordar la planificación de su labor.

Los agentes comunitarios –son 40 en la actualidad– se hacen responsables de unas pocas cuadras que recorren a pie, siempre de a dos. Entregan a cada vecino una tarjeta de Identificación Personal con todos los datos de contacto: foto, nombre y apellido, número de identificación policial, número de celular, correo electrónico y dirección de la Casa de la Policía Comunitaria.

El Policía Comunitario cuenta con un teléfono celular y en ese número el vecino puede convocarlo. También puede hacerlo por correo electrónico a la casilla correspondiente. En caso de víctimas de delitos, el agente tiene el equipamiento necesario para que se pueda hacer la denuncia en su propio domicilio, puesto que porta (como parte de su equipamiento) con los respectivos formularios.

Inauguración de la Casa de la Policía Comunitaria

La Casa de la Policía Comunitaria quedó habilitada formalmente el pasado 19 de mayo, oportunidad en la que el ministro de Seguridad de la Provincia, Raúl Lamberto, formalizó junto a Fein la entrega de un automóvil y cuatro motos cero kilómetro que se usan para patrullar la zona.

“Este es un lugar que fue preparado especialmente para la Policía Comunitaria”, dijo la intendenta Mónica Fein en aquella oportunidad luego del simbólico corte de cintas de la estructura modular. “Estos policías van a patrullar el barrio, se van a presentar y dialogarán con los vecinos, van a tomar dos o tres manzanas por cada dos policías, con la idea de poder lograr que este barrio (Las Flores Este) junto con el 17 de Agosto y La Granada, sean barrios donde podamos vivir en paz y salir a disfrutar del espacio público para encontrarnos entre los vecinos”, agregó.

En ese marco, Fein resaltó además los más de 2.700 inscriptos que tuvo la convocatoria para ser parte de la Policía Comunitaria en Rosario para cubrir las vacantes en sucesivas etapas en las que la experiencia se ampliará a otros sectores.

Previamente, el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, tras agradecer la presencia de vecinos de la zona, y hacer hincapié en el inicio de la experiencia de la Policía Comunitaria en Rosario, recordó que en enero se dio comienzo al proyecto en un barrio de la ciudad de Santa Fe, “experiencia que fue muy valorada por los vecinos”.

“A través de la Policía Comunitaria, lo que intentamos es marcar un perfil de un policía próximo al vecino, que tenga controles de pequeñas zonas, que no sean de más de dos o tres manzanas, y que tenga diálogo directo con los vecinos”, sostuvo Lamberto.

Los 40 policías destinados a Las Flores Este, 17 de Agosto y La Granada actúan específicamente en el sector comprendido entre calle Moreno y las avenidas Batlle y Ordóñez, San Martín y Circunvalación 25 de Mayo.

La creación de la Policía Comunitaria forma parte de las Bases para una Seguridad Democrática anunciada por el gobierno provincial en noviembre de 2012, y puesta en marcha a través de la sanción de la Ley Nº 13.297 de Emergencia en Materia de Seguridad.