4 de diciembre

Cultura

Fiestas

Se realiza una nueva edición de la Fogata de San Pedro y San Pablo en el Parque Regional Sur

Organizada por la escuela Musto, el Parque Regional Sur y vecinos de barrio Saladillo, la tradicional ceremonia se llevará a cabo el próximo domingo 29 de junio, a partir de las 18.30 horas.

El próximo domingo 29 de junio, a partir de las 18.30, se llevará a cabo una nueva edición de la tradicional ceremonia de la Fogata de San Pedro y San Pablo en el Parque Regional Sur. A las 18.30 saldrá una caravana desde la sede de la escuela Musto, ubicada en Sánchez de Bustamante 129, que estará acompañada por la murga Matadero Sur y la Compañía de la Media Luna. El arribo al Parque Regional Sur (Andes y Centenario) está previsto para las 19, donde una gigantesca montaña de leña estará aguardando para ser encendida.

Desde hace más de 20 años, la fogata forma parte de la vida escolar de “La Musto”. Inicialmente fueron festejos acotados al entorno más inmediato, con el tiempo el proyecto fue creciendo y tomando diferentes formas y modalidades tanto dentro como fuera de la escuela, en aspectos organizativos o de producción, y en el alcance y el impacto en la ciudad.

La actividad es organizada en forma conjunta por vecinos de barrio Saladillo, la Dirección del Parque Regional Sur y la Escuela Musto. Cada una de las partes determinadas tareas específicas a cargo.

Vecinos: recolectan los ingredientes y preparan la chocolatada, colaboran con el armado de la montaña de leña, la cuidan hasta el momento de la quema, construyen el muñeco que se ubica en la cúspide de la fogata, confeccionan las antorchas para el encendido, difunden y protagonizan el festejo.

Parque Regional Sur: como anfitrión del evento, gestiona con Parques y Paseos de la Municipalidad las camionadas de leña –incluida la poda del propio parque– dispone el armado estructural de la montaña para la fogata, se encarga del pedido de luces y sonido, tramita la presencia de los bomberos.

Escuela Musto: realiza la coordinación y organización general del evento; difunde por distintos medios la actividad; planea y protagoniza la caravana; construye la mayor cantidad de muñecos para conformar la fogata; documenta fotográficamente la jornada completa, desde la salida en caravana hasta la finalización de la noche en el parque –llevando un registro histórico de estos veinte años–, y aporta ingredientes para la chocolatada.