2 de octubre

Deportes

Juventud Provincias Unidas, el espacio que crece de la mano de amigos

La institución emplazada en Cochabamba 6675 fue fundada el 30 de agosto de 1947 y se destaca por la red de contención que le brinda la nutrida población de barrio Belgrano

El Club Social y Deportivo Juventud Provincias Unidas resplandece desde las entrañas del barrio Belgrano. Mantiene firme sus raíces fundacionales en Cochabamba 6675. La institución fue fundada el 30 de agosto de 1947 por un puñado de buenos vecinos con el fin de congregarse todos bajo un mismo espacio. Con el devenir de los años padeció algunos coletazos. Pero la impronta y activa presencia de un grupo de amigos que se criaron en la histórica institución le permite crecer constantemente y respirar con orgullo, mientras sigue latiendo a buen ritmo en la barriada.

Mientras el bullicio por las diversas actividades invade el recinto, en un sector del salón techado se encuentran ellos: los “amigos de toda la vida devenidos a directivos para evitar que esto desapareciera”.

Jóvenes Unidos

La historia marca que el nombre del club se debe esencialmente a la popular avenida que está a escasos metros de la institución. “Según siempre comenta el Chon Guillermo, quien es un personaje histórico de este lugar y tiene 90 años, un grupo de jóvenes amigos se juntaban en un barcito de Provincias Unidas y Cochabamba. Un día decidieron fundar un recinto para tener algo fijo y decidieron llamarlo Jóvenes Unidos. Luego cambiaron y desde entonces pasó a denominarse Juventud Provincias Unidas”, relató el actual secretario Rubén Gómez.

“El club nació el 30 de agosto de 1947 gracias en gran parte al comerciante Máximo Zcurza, quien era dueño de los terrenos y los cedió. Se formó un equipo de fútbol y así arrancó la historia de Juventud Provincias Unidas. La sede fundacional siempre estuvo acá”, recordó Gómez.

Desde Cochabamba 6675 sobresale un cartel institucional gastado por la sal del tiempo. “No hace falta ver el letrero para saber que acá está el club del barrio”, expresó una socia antes de ingresar junto a su pequeño hijo para realizar una de las varias actividades deportivas que se ofrecen a diario.

“Siempre fuimos progresivos. Tuvimos carencias edilicias, pero en todo momento logramos reponernos. Buscamos crecer constantemente. Esto es así desde que se fundó. Siempre se creció de alguna manera, dijo el secretario Gómez, mientras a su lado estaban firmes el presidente Ricardo García, el tesorero Alfredo Noval, los vocales Luis Pinciroli, Luis Quiroga y Juan Simón. En tanto, Darío Zoccola ya no integra la directiva pero tiene sus lazos en el club.

Las estadísticas marcan que “el fútbol tuvo un auge terrible. No obstante, con el correr de los años fue desapareciendo. Se jugaba en las ligas de los barrios y terminamos siendo súper veteranos en la zona norte. Creo que todo terminó en los años 90”, describió Gómez.

Y agregó: “El club abandonó el fútbol porque vio el avance de calle Pellegrini, ya que las canchas estaban en esa zona. Cuando vino el pavimento, volaron las canchas, sean las nuestras como las del club Italia Oeste. Incluso Río Negro también quedó dividido”.

Disciplinas para todos los gustos

Juventud Provincias Unidas se destaca por contar con una variada carta de deportes. Una de las disciplinas que sobresale puertas hacia adentro desde hace tres décadas es el patín artístico. En épocas lejanas también supo brillar en bochas, donde se conquistaron varios torneos locales y regionales.

El club se sostuvo años atrás organizando distintos tipos de espectáculos. Supo recibir a Sandro, entre otros grandes artistas. También se hacían bailes barriales, de carnaval y matinée, que estuvo casi 20 años funcionando los domingos a la noche.

Con el correr de los años se fueron sumando disciplinas como fútbol infantil, también se armó el gimnasio de boxeo, se armó toda la rama de vóley, además se ofrece aikido, taekwondo, cumbia, yoga, leta y zumba, entre otros.

Los actuales dirigentes, que son todos amigos, destacaron además que el club tuvo su momento de esplendor en los años 70. “Bajo el mandato de don Ricardo se hizo el parabólico y muchas obras. Era un tipo muy dinámico. Incluso hipotecó su casa para poder hacer todo”, comentaron. En cierto momento el club supo tener cuatro hectáreas de terrenos en Pérez, que se había comprado con el esfuerzo de todos los empresarios del barrio.

Amigos de la casa

“Nos criamos acá. Somos amigos de toda la vida. Si bien nos mudamos, algunos volvimos al barrio con los años. Nuestra esencia está acá. Es más, una vez al mes nos juntamos y somos como 40. Este espacio es como nuestra casa”, narró Gómez.

El secretario además comentó que “se produjo un recambio importante en 2018. De hecho, hubo un antes y un después realmente. Venía al club, pero no participaba de la gestión. Sin embargo, se armó una movida política y empezaron a aparecer todos los muchachos. Con el club no se jode y por eso nos involucramos de lleno”, dijo el tesorero.

“Le metimos una impronta bárbara al club desde que asumimos. Se pintó todo, se mejoró la canchita de fútbol, el gimnasio Nos fuimos acomodando. Pusimos luces y estamos renovando toda la parte eléctrica. Se arreglaron los baños, se pusieron mármoles. El buffet también se modernizó. Volvimos a funcionar correctamente”, añadió el directivo..

Gómez resaltó que “en lo nuestro estamos re conformes. Lógicamente tenemos varios proyectos en mente. La idea es seguir creciendo, sumando chicos de los barrios para darles contención mediantes el deporte, mejorar los espacios edilicios y seguir adelante. Vamos despacio, pero avanzamos siempre. La esencia es esa, crecer y crecer. Y si es entre amigos, mucho mejor”.