18 de abril

Obras

La plaza Buratovich, emblema de barrio Echesortu, luce totalmente renovada y con nuevo juego de grandes dimensiones

"Vamos a seguir avanzando en esta idea de que cada barrio tenga un lugar donde los chicos puedan venir a jugar, y que el espacio público esté lleno de gente buena", remarcó el intendente Javkin.

El intendente Pablo Javkin presidió este miércoles 21 de junio el encuentro inaugural de las obras de remodelación desarrolladas en la plaza Buratovich, espacio público emblemático de barrio Echesortu que ya luce totalmente renovado como parte del plan de reconstrucción de plazas que lleva adelante el municipio y en cuyo marco el cuadrante comprendido por las calles San Nicolás, 3 de Febrero, Cafferata y 9 de Julio incorporó un juego de grandes dimensiones: la "Escalera Mágica".

La flamante estructura lúdica permite trepar y alcanzar desde las alturas distintos niveles con miradores y catalejos para descubrir y observar plantas, aves e insectos, apreciar rincones como la fuente y la arboleda, y descubrir detalles en la arquitectura circundante.

Sobre este nuevo capítulo en la iniciativa de transformación de espacios públicos, el intendente Pablo Javkin resaltó: "Es una obra que tomó su tiempo porque había que hacerle riego, porque no tenía verde y ahora tiene verde. Ahora tiene los caños abajo y tiene la Escalera Mágica que quedó muy impactante. Tiene la fuente restaurada, funcionando, y toda la iluminación nueva, todos los árboles cuidados. Estamos muy contentos". 

Javkin destacó que la intervención responde a solicitudes de instituciones y vecinas del sector y "responde sobre todo a esta idea de los buenos ocupando la calle". Y agregó: "Eso es lo que queremos que suceda todos los días en todos los rincones de la ciudad".

"Vamos a seguir avanzando en esta idea de que cada barrio tenga un lugar donde cada chico pueda venir a jugar", remarcó el jefe municipal, y amplió: "No vamos a parar con esto. Queremos que la ciudad tenga, como está pasando hoy, lugares seguros donde poder venir a jugar. Y ocupar el espacio y que el espacio público sea abierto, luminoso, verde y que esté lleno de gente buena". 

A la par de la instalación del nuevo juego, la plaza Buratovich fue integralmente intervenida con mejoras que incluyeron la reconstrucción de veredas y rampas y la recuperación de pisos y senderos, además de la extracción y recambio de árboles de múltiples especies, la plantación de césped y recuperación de espacios verdes, con la instalación de un sistema de riego. 

También se colocaron nuevas luminarias led y se realizó una intervención artística en el playón deportivo y en los bancos. En paralelo, se recuperaron lo juegos existentes, con la ejecución de piso de caucho y la colocación de nuevos atractivos, como hamacas, calesita inclusiva, panel de la memoria y sube y baja, entre otros. 

La intervención contempló la puesta en valor y en funcionamiento de la fuente principal de la plaza y su entorno inmediato. Esto incluyó la restauración de la base del mástil, que contiene un bajorrelieve de San Martín, y de la escultura Madre, ambas obras del escultor Erminio Blotta. A su vez, se recuperó el Monumento a Malvinas emplazado en el espacio público, colocado por el Rotary Club Rosario Echesortu.   

La jornada de festejo en barrio Echesortu contó con propuestas destinadas a toda la familia que se llevaron a cabo de manera simultánea a lo largo de la tarde.

Chicos y chicas de diversas escuelas del barrio estrenaron el flamante juego, y disfrutaron de múltiples propuestas lúdicas.

En tanto, en el renovado playón hubo propuestas de baile y clases abiertas de folklore a cargo de club Cóndor. Y también se hicieron exhibiciones deportivas a cargo, en este caso, del club Echesortu (con su mascota Vizcacha).

Por su parte, uno de los espectáculos musicales estuvo a cargo de Pablo, Juan y José Chianelli, este último un comerciante que ganó notoriedad al escribir y viralizar el himno de barrio Echesortu. La canción, que se replicó de a miles en las redes sociales, repasa con una pegadiza melodía las instituciones más icónicas del barrio; los clubes, las escuelas, el paseo comercial de calle Mendoza y hasta la Terminal de Ómnibus. Pero sobre todo, insiste en cada estrofa y en cada repetición del estribillo sobre un profundo sentimiento de pertenencia y orgullo: “Por eso soy de Echesortu, de los barrios, lo mejor”.

Vale recordar que Juan Chianelli es el histórico tecladista de Irreal, banda que tiempo atrás se convirtió en relato de época y semillero de lo que luego fuera La Trova Rosarina.

Durante la jornada también se presentó la joven Dj Agustina Faiola.

En paralelo, durante toda la tarde se desarrolló la Feria Autogestiva El Hormiguero.
 
Finalmente, y en el marco de la semana del 20 de Junio, se arrió la bandera nacional en el mástil ubicado en el Paseo de los Padres Lateralenses de la plaza Buratovich. Tras eso, el intendente Pablo Javkin le entregó la bandera en custodia al grupo Scouts San Miguel de Arcángel, quienes a su vez le dieron un presente al mandatario local.

Entre otros, también acompañaron miembros de diferentes instituciones educativas de la zona.

Finalmente, al cabo de la jornada también se presentaron los dos nuevos guardianes de la plaza.

La Buratovich, espacio clave en el corazón de Echesortu, fue inaugurada en 1924. Sus diagonales se abren como caminos para salir a recorrer el barrio, cada una es un ingreso a un paseo y una invitación a conocer las calles aledañas y los secretos y anécdotas de la zona. La fuente es el punto de encuentro y de reunión y su alrededor es una propuesta abierta a reunirse y descansar.

Cabe recordar que estas obras se enmarcan en el plan de reconstrucción de espacios públicos anunciado por el intendente Pablo Javkin, que en su totalidad incluye la intervención en 35 puntos de la ciudad con una inversión final de más de $1.100 millones.

Dentro de los 35 espacios que se están interviniendo en todos los barrios, se destaca el circuito de grandes juegos en 7 plazas históricas y emblemáticas de la ciudad, en cuyo marco la Escalera Mágica de Echesortu es continuidad de los ya inaugurados Laberinto de Flores (plaza de las Infancias, barrio Banana), El Mirador Mágico de la plaza Las Heras, El Trepador Infinito (plaza Matheu), El Ceibo (plaza López) y el Explora de las Cuatro Plazas en barrio Belgrano.

En la oportunidad, acompañaron al intendente los secretarios de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni; de Obras Públicas, José Luis Conde; de Control y Convivencia, Carolina Labayru; la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck; y la directora del Centro Municipal Distrito Centro, Ayelén Baracat, entre otras autoridades.

Las siete propuestas lúdicas

El nuevo circuito de juego y encuentro en plazas de la ciudad supone un proceso de reconstrucción del espacio público con el objetivo de mejorar la infraestructura y generar un circuito urbano, cultural y natural que promueve el juego, el encuentro y la cultura de paz.

Así, cada una de las 7 plazas contarán con una propuesta de juego y recorrido propia; según su identidad y ubicación estarán inspiradas en un elemento de la historia de la ciudad, la flora y fauna local o la cultura de algunos barrios emblemáticos, y a la vez serán parte de un circuito urbano, cultural y natural para recorrer la ciudad.

Tras la inauguración de este miércoles, la próxima plaza que estrenará mejoras será la Ovidio Lagos (distrito Norte).