18 de junio

Obras

Ambiente

La ciudad suma un nuevo circuito de juegos en todos los distritos

En el marco del plan de reconstrucción de espacios públicos, Rosario incorpora 7 nuevos juegos de gran magnitud en 7 plazas históricas que fueron renovadas, para que disfruten los más chicos.

Avanza a gran ritmo el plan de plazas y reconstrucción del espacio público en la ciudad. Dentro de los 35 espacios que se están interviniendo en todos los barrios, se destaca el circuito de juegos en 7 plazas históricas, que permitirán recorrer la ciudad con un sentido lúdico. Cada uno tendrá su propia impronta barrial, y se sumarán al Irupé y al Dorado, que se encuentran en la costa central y en el Parque Scalabrini Ortiz, respectivamente.

Todas las plazas contarán con una propuesta de juego y recorrido propia; según su identidad y ubicación estarán inspiradas en elementos de la historia de la ciudad, la flora y fauna local o la cultura de algunos barrios emblemáticos y, a la vez, serán parte de un circuito urbano, cultural y natural para recorrer la ciudad.

A las actividades que se promuevan en cada una se agregará, además, una propuesta integradora que invite a grandes y chicos a recorrerlas y descubrirlas. Las plazas serán estaciones de un viaje para conocer toda la ciudad. En todas las plazas se recupera y se interviene con diseños especiales los playones disponibles y se destaca el espacio de juegos con la incorporación de nuevos módulos de gran escala.

Plaza Las Heras, el mirador del sur

Como parte del circuito arquitectónico y cultural de Av. del Rosario y el barrio Saladillo, está plaza recupera en la trama de los juegos colores e imágenes que dialogan con esa historia, un gran módulo de juego se convierte en mirador para descubrir los rincones del barrio y sus espacios más emblemáticos, el playón recupera las formas de los juegos tradicionales desde su diseño y paleta, los senderos se señalizan para continuar el recorrido desde la plaza hacia distintos puntos cercanos. La plaza es un espacio educador a cielo abierto, una manera distinta de aprender jugando para quienes viven allí y para quienes la descubran a partir de esta nueva propuesta.

Plaza López, la plaza botánica

Recuperando el espíritu original del proyecto de la plaza, se diseña una propuesta para integrar la diversidad de plantas y árboles a las escenas de juego y recorrido. Un dispositivo de juego central inspirado en nuestra flora da origen a 'El Ceibo'. En dicho espacio se realizará la señalización de especies vegetales, un sendero de aromas y texturas, un recorrido sensorial para descubrir desde el tacto y el olfato, un jardín de mariposas y canteros silvestres.

Plaza Ovidio Lagos, la plaza que navega

Si bien no se ubica en la ribera, esta plaza resulta una parada clave para el circuito norte, en el recorrido de Rondeau al río se encuentra ubicada justo a mitad de camino y tiene potencia como parada de descanso, encuentro y disfrute en el recorrido urbano hacia el río. Los espacios de juego, de acuerdo a la temática fluvial, flora, fauna y también costumbres propias de la costa, embarcaciones, oficios y costumbres. Una gran barcaza será en homenaje a pescadores y los actores del Paraná, será el espacio para que todos los chicos disfruten.

Parque Mitre (4 plazas), la plaza que explora, cuatro territorios, cuatro propuestas

La reconocida plaza de barrio Belgrano, que incluye cuatro espacios nucleados en la tradicional rotonda de Mendoza y Provincias Unidas, propone un espacio de juego central para trepar y explorar. Un refugio de aventuras. El playón intervenido a partir del trabajo con las niñas y los niños del barrio para las prácticas culturales y deportivas urbanas. Diseño integral que redefina todos los espacios del playón y promueva el uso de su espacios interiores y exteriores. Esquina de los picnics y de los encuentros, espacio de la palabra, un pequeño anfiteatro natural, de durmientes y césped para las ronda de palabras.

Plaza Domingo Matheu, una plaza imaginada entre chicos y grandes

Esta plaza es vecina del Jardín del barrio, su diseño surge a partir de la participación de las niñas y niños del lugar. La propuesta de módulos de juego se piensa desde las formas y los colores, geometrías que permiten múltiples usos y que generen un recorrido.

Plaza de la Infancia, la plaza que descubre

Entrada simbólica a la nueva urbanización de barrio Banana, se propone como una oportunidad para señalizar la identidad barrial colocando el letrero del nombre. Los juegos tienden a promover la apropiación del espacio por chicos y grandes, las pendientes se usan para escalar, se pueden sumar rampas para patinar una superficie intervenida para actividades recreativas y deportivas que convergen en un módulo de gran escala. Particular acento a la recuperación de la vegetación y a elementos que puedan aportar sombra.

Plaza Buratovich, la plaza del encuentro

Las diagonales de la plaza se abren como caminos para salir a recorrer el barrio, cada una es un ingreso a un paseo dentro de la plaza y una invitación a conocer las calles aledañas y los secretos y anécdotas de la zona, cada sendero nos ofrece información y pistas para salir a descubrir, la fuente es el punto de encuentro y de reunión, a su alrededor se dispone mobiliario para reunirse y para descansar. Esta plaza que es punto de encuentro clave en el corazón de Echesortu contará con múltiples espacios de juego cuyo dispositivo central nos permite trepar y alcanzar desde las alturas distintos niveles con miradores y catalejos para descubrir y observar plantas, aves e insectos, apreciar rincones como la fuente y la arboleda y descubrir detalles en la arquitectura circundante.