26 de enero

Tránsito

Gobierno

Se compactarán 2.800 vehículos que están en el corralón Playa Oeste

El procedimiento comenzó el 6 de octubre y alcanza a 560 autos y 2.240 motos que fueron remitidos al predio municipal y cuyos titulares no regularizaron su situación dominial.

Por segunda vez en el año, la Municipalidad de Rosario realiza un proceso de desguace y compactación de vehículos que se encuentran en el depósito Playa Oeste, de avenida Presidente Perón al 7900. El martes 6 de octubre, la empresa que resultó adjudicataria comenzó con los trabajos que permitirán la compactación de 560 automóviles y 2.240 motos.

En el primer semestre se compactaron 1819 rodados, 115 autos y 1.704 motos, los que arrojaron 272 toneladas de chatarra. Cuando finalicen las tareas se habrán compactado 4.619 vehículos durante 2015, 675 autos y 3.944 motos.

Tras la compactación en curso, quedarán depositados alrededor de 10.250 motos (9.000 en el Playón Oeste y 1.250 en el Playón Moreno) y 1.240 autos (1.200 en el Oeste y 40 en Moreno).

En 2012 se compactaron 1.200 toneladas (2.799 vehículos: 810 autos y 1.989 motos); en 2013 fueron 788 toneladas (2.149 vehículos: 526 autos y 1.623 motos), y durante 2014 se compactaron 723 toneladas (1.938 vehículos: 544 autos y 1.394 motos).

La empresa encargada del proceso es JIT SA, con sede en la ciudad de Villa Constitución y sucursales en Rosario, Santa Fe, Córdoba y Resistencia, compañía que resultó oportunamente adjudicataria de la licitación correspondiente (única oferente).

Cabe remarcar que la chatarra tiene como destino final la acería Acindar, para su reutilización en desarrollos productivos. Al mismo tiempo, se libera espacio para la operación habitual del corralón, esto es depósito transitorio de vehículos, que de otro modo se ve totalmente desbordado.

En todos los casos, el proceso se realiza sobre aquellos vehículos que ingresaron al depósito municipal Playa Oeste y permanecieron allí más de seis meses, a la espera de regularización por parte de sus propietarios, tras lo cual quedaron a disposición de la Justicia.

Cabe recordar que los titulares, luego de ser notificados, tienen un plazo de 30 días para poder regularizar su situación, de lo contrario se comienza el trámite legal para su posterior compactación.

El desguace es la finalización de un proceso que involucra la emisión de citaciones por parte de la Municipalidad a los propietarios de los vehículos que no fueron reclamados luego de ser enviados al corralón. Dichas citaciones se envían a los domicilios particulares de los titulares registrados de los vehículos y también se publican edictos en el Boletín Oficial y en diarios.

En caso de no responder a estos requerimientos para regularizar la situación de su dominio y retirarlos, se solicita autorización de la Justicia para comenzar el operativo de compactación.

El proceso

El personal de la empresa es debidamente calificado y capacitado para la realización de las tareas de desguace, descontaminación y compactación. Las etapas del proceso consisten en:

  • Descontaminación: en esta etapa se procede a la remoción y extracción de baterías, líquido de frenos, combustibles, aceites y fluidos que contengan los vehículos, para su almacenamiento en recipientes adecuados a tales fines.
  • Desguace: en el proceso de desguace son removidos todos los objetos susceptibles de generar un peligro en el proceso de compactación.
  • Compactación: luego se realiza el proceso de compactación propiamente dicho, donde se compactan las unidades para posteriormente obtener bloques de chatarra. Cada bloque es identificado y dispuesto en una zona de almacenamiento provisoria dentro del predio, apilado a la espera de su despacho. Los residuos obtenidos son trasladados a plantas de disposición final habilitadas a tal fin, dependiendo en cada caso del residuo que se trate, sea que fueren residuos recuperables, reutilizables, o reciclables como insumos de otros procesos productivos, según el caso.