26 de noviembre

Infancias

Desarrollo Humano

Los Centros Cuidar celebraron el mes de las niñas y los niños

«Agosto para las infancias»: Con propuestas que promueven la apropiación del juego y la palabra, se realizaron numerosos encuentros que continuarán en septiembre.

En el marco de la agenda especial de «Agosto para las infancias», la Dirección de Infancias y Familias de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat organizó una serie de propuestas destinadas a los niños y las niñas que concurren a los Centros Cuidar de Rosario, que apuntan a democratizar el acceso a la palabra y el juego.

La propuesta se trabajó bajo la consigna #MásJuegosMásInfancias y, tal como expresó Andrea Fortunio, subdirectora de Infancias y Familias, “la idea central para el mes de las niñas y los niños fue que los Centros Cuidar abrieran la puerta para ir a jugar, invitando a las infancias pero también a las y los adultos referentes, para que ellos sean garantes de que los chicos y chicas puedan ejercer ese derecho tan importante: el derecho a jugar”.

El secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, señaló que “si bien durante todo el año los Centros Cuidar son espacios de referencia para niños, niñas y familias, durante agosto, las salas y los patios se transformaron en espacios de juego y lectura, como también en un tiempo de celebración compartido junto a las infancias”.

Enmarcando la propuesta en la políticas de cuidado del municipio, Gianelloni agregó: “Venimos trabajando para que las infancias de nuestra ciudad se sientan cuidadas, respetadas y acompañadas, por eso seguimos sumando acciones en pos de que las familias de los barrios tengan una mejor calidad de vida”.

Las y los destinatarios de la agenda especial de agosto fueron alrededor de 1.700 niños y niñas que asisten regularmente a los espacios socioeducativos de primera y segunda infancia o a la propuesta Andamios, que apuntala las trayectorias educativas en los Centros Cuidar.

Además de los espacios de juego y lectura, desde cada Centro Cuidar se hizo extensiva la invitación a las familias para participar de los diversos festejos que el municipio organizó en barrios y distritos, como así también, a través de paseos especiales a los espacios del Tríptico de la Infancia, como La Granja de la Infancia y El Jardín de los Niños y las Niñas.

Asimismo, tuvieron lugar encuentros en cada uno de los centros que contaron con material de apoyo conformado por diversos dispositivos de juegos desarrollados por la Dirección de Eventos municipal, así como con una plaza de motricidad Pikler, de diseño Montesori, que favorece el
desarrollo infantil, y que rotó por los diferentes centros durante el mes de agosto.

La directora de Infancias y Familias, Sonia Colacelli, enfatizó la importancia del juego en esta etapa de la vida: “Las infancias nos enseñan que jugar es un modo del conocer, del saber, del comprender. Las infancias nos reclaman espacio, tiempo y atención para jugar, para jugar con ellas o para jugar entre ellas al amparo de la mirada y el cuidado adulto”.

Abrir la puerta para ir a jugar

Durante el mes de homenaje a las infancias, las propuestas organizadas buscaron apuntalar el trabajo que día a día se desarrolla en los espacios municipales para conocer, acercarse y  acompañar el proceso de socialización de cada niño y niña, vinculándose con sus familias.

Con la mirada puesta en la realidad propia de cada barrio y de cada familia que se vincula a las propuestas de cuidado del municipio, además de desarrollarse los festejos barriales y distritales del mes de las infancias, en cada Centro Cuidar se organizó un festejo que permitió que cada chico o chica pudiera jugar en el marco de su comunidad más cercana, con los adultos y adultas que conoce, en un entorno más íntimo.

Andrea Fortunio expresó, asimismo, que la línea que viene desarrollando la Dirección de Infancias y Familias desde comienzos del año 2022, “ha tenido como hilo conductor la palabra, fomentando la expresión oral, para lograr que niños y niñas tenga voz, para que puedan contar historias y que puedan ser escuchados”.

En ese sentido, agregó: “Lo que buscamos es trabajar la identidad, el derecho a la pertenencia, que la palabra constituya una herramienta de comunicación, para lograr que las infancias tengan un rol activo en la transmisión cultural, y en definitiva, aportemos a construir ciudadanía”.

Sonia Colacelli, en tanto, destacó el trabajo cotidiano de los educadores y educadoras de cada Centro que, “a través de las múltiples acciones construyen momentos de juegos con niños y niñas, reafirmando la consideración del juego como vínculo, herramienta y posibilidad para generar referencias significativas, compartir experiencias y expresar sentimientos”.

Para apuntalar esa labor, desde el municipio se organizó una capacitación destinada a fortalecer la formación de las y los educadores en su rol de mediación de la palabra, trabajando con textos literaturarios, apuntanto a democratizar el acceso a esas producciones culturales.

La agenda de «Agosto para las infancias» se extenderá durante los primeros días del mes de septiembre con la realización de algunos festejos más que permitirán alcanzar la totalidad de los Centros Cuidar de Rosario, sumándolos a la propuesta que invita a darle lugar al juego, a través de la consigna #MásJuegosMásInfancias.