5 de diciembre

Obras

Distritos
Convivencia

Javkin inauguró la primera Plaza de Bolsillo de la ciudad

Está ubicada en Av. Bermúdez y Rui Barbosa, en el distrito Sur, donde hasta hace poco tiempo había un terreno baldío. En total, ya hay 20 proyectadas en todos los distritos.

El intendente Pablo Javkin encabezó este miércoles el acto de inauguración de la primera plaza de bolsillo de la ciudad, que se encuentra ubicada en Av. Bermúdez y Rui Barbosa, en el barrio Roque Sáenz Peña (distrito Sur). El flamante espacio público se localiza en lo que hasta hace pocos meses era un terreno en desuso en el que se arrojaban residuos, pero que fue modificado a través del programa que propone transformar terrenos baldíos o abandonados en lugares de convivencia para todos las vecinas y vecinos.

“Donde hay un basural, un baldío, un terreno desocupado, vamos a convertirlo en un espacio para el barrio”, comenzó diciendo el intendente Pablo Javkin. Luego agradeció a la presidenta de la Vecinal Saladillo Sud, Carmen Toscano, y a la directora de Jardín N° 37 Tambor de Tacuarí, Gabriela Torrilla, y aclaró: “La idea del proyecto no es solo venir y arreglar, es dárselo a alguna institución".

"Espero que se llene toda la ciudad de lugares como este, espacios que son problemas para los vecinos, inseguros, con problemas de higiene y de golpe se convierten en todo lo contrario”, remarcó el mandatario. 

Además, Javkin anticipó que habrá ocho nuevas plazas de bolsillos en las próximas dos semanas. “En muchos lugares de la ciudad se multiplican reclamos por terrenos baldíos o basurales; no sirve solo limpiar, lo que sirve es generar algo nuevo para que la gente se lo apropie”, manifestó y expuso las etapas de cada lugar a intervenir: “Vamos a abrirlos, mejorarlos e iluminarlos y si se convierte, como en este caso, en una suerte de extensión del jardín o en una suerte de patio y jardín de la vecinal, mucho mejor”. 

“Hay una ordenanza que nos permite firmar un acuerdo, que el propietario nos lo ceda y nosotros lo que hacemos es acordar con una institución como hicimos acá con una vecinal y un jardín, para otorgarle a esa vecinal y al jardín el uso, pero el uso público, abierto, como en este caso”, expresó el titular del Ejecutivo local. 

En ese sentido, invitó a quienes tengan un baldío a que “en lugar de dejarlo abandonado, firmen un acuerdo con el municipio. Lo que les planteamos es que lo cedan por un tiempo, diez o veinte años, para convertirlo en una Plaza de Bolsillo” y anticipó que la próxima será en Baigorria y Boedo, en barrio Parque Field (distrito Norte). 

Para finalizar, Javkin afirmó: “En cada lugar abandonado se genera un beneficio y vamos a convocar al arte rosarino, convocar a muralistas, a nuestros artistas y queremos aprovechar esto para que la ciudad se llene de esa expresión”. 

Por su parte, la directora del Jardín, Gabriela Torrilla, contó que la institución ya piensa en desarrollar otras actividades que van más allá de lo recreativo. “Hay intencionalidades pedagógicas para llegar a cabo más actividades, traer atriles poder pintar al aire libre, poder disfrutar de este arte y que los niños y niñas sigan haciendo arte en un espacio como este”, indicó y mostró el regalo que le hicieron al intendente: un barrilete pintado por los chicos del jardín. 

“La comunidad está sumamente agradecida por este proyecto llevado a cabo, el cambio de aquel lugar de acopio de residuos a lo que es hoy es rotundo, fue una lucha de muchos años”, dijo la docente y aclaró: “Yo soy una recién llegada a la institución, pero la historia cuenta que hace mucho tiempo se esperaba cambiar esta situación y hoy se consiguió y nos llena de orgullo poder estar compartiendo este espacio y haciéndolo propio”, dijo.

Además, sumó varias acciones que están pensando junto a los niños y niñas del jardín. “Los chicos estaban súper entusiasmados, estuvieron con Pablo (Javkin) plantando un árbol, llenándolo de mensajes”.

Las obras desarrolladas en el lugar comenzaron con la limpieza del basural existente en el terreno y el retiro de escombros, para la posterior realización de tareas de movimiento y nivelación de suelo y la ejecución de los contrapisos.

Además, se colocaron cordones de hormigón premoldeado y pisos de hormigón intertrabado en las veredas laterales y en los senderos interiores de la plaza. También se dispusieron dos rampas de acceso, un cesto metálico y bancos monopieza y bancos Z como nuevo mobiliario urbano del espacio.

La plaza de Av. Bermúdez y Rui Barbosa es la primera experiencia concretada sobre un total de 20 terrenos que se proyectan transformar en los distintos distritos de la ciudad. En ese marco, ya se encuentran avanzados y próximos a habilitar los trabajos en los espacios ubicados en Boedo y Baigorria (distrito Norte), y Beruti y Riobamba (distrito Centro), que próximamente quedarán inaugurados.

Cabe destacar que esta iniciativa que apunta a reemplazar los baldíos basurales en espacios para el uso público, mediante las Plazas de Bolsillo, cuenta con el apoyo del Concejo Municipal, que meses atrás aprobó un proyecto presentado por el concejal de CREO (FPCyS) Fabrizio Fiatti , quien retomó un proyecto presentado en su momento por el entonces concejal y actual intendente Pablo Javkin, que contempla la transformación de terrenos baldíos u ociosos en “plazas de bolsillo”, reorientando el uso de estos terrenos degradados a lugares más seguros, más limpios y promoviendo la  apropiación del espacio público por parte de los vecinos y vecinas.

Programa Plazas de Bolsillo

La iniciativa tiene como objetivo la transformación de terrenos abandonados o en desuso —ya sean públicos o privados— en nuevos espacios públicos, generados a partir de la cesión temporal y voluntaria de terrenos para instalar espacios lúdicos o pequeñas plazas.

Las flamantes plazas tienen diferentes funcionalidades de acuerdo al lugar donde se encuentran emplazadas: espacios verdes o de paseos; para el desarrollo de huertas comunitarias; playones de actividades deportivas, canchas de fútbol, vóley, básquet y otros deportes; también otros, de uso comunitario como lo son ferias, muestras, reuniones y expresiones culturales.

Una de las características más destacadas de esta iniciativa es que los vecinos y vecinas, así como las instituciones del entorno a la plaza, son agentes fundamentales en la transformación de los espacios. En ese marco, se designa en el propio barrio responsables del cuidado para su conservación y vigilancia, pudiendo ser instituciones públicas, vecinales u otras, los llamados “socios activadores”, que también son los encargados de dotar de sentido al espacio.

Cabe remarcar que las instalaciones que se realicen en cada uno de estos terrenos serán temporarias y podrán ser retiradas una vez finalizada la cesión temporal del terreno en cuestión.