2 de marzo

Planeamiento

Jóvenes
Participación
Intendencia

El municipio convocó a jóvenes arquitectos y estudiantes para pensar la revitalización del centro de la ciudad

En el marco del proyecto de refuncionalización del área en el que trabaja el municipio, el intendente Javkin escuchó opiniones y sugerencias para mejorar el casco histórico de Rosario.

El intendente Pablo Javkin, junto a la secretaria de Planeamiento, Agustina González Cid, mantuvo este viernes un encuentro virtual con unos 30 jóvenes jóvenes arquitectos y estudiantes avanzados de la carrera, con el objetivo principal de conversar sobre propuestas de mejoras en el área central de la ciudad.

En la oportunidad, se presentó ante los jóvenes algunos de los lineamientos del proyecto para el área central en el que se encuentra trabajando el municipio, que implica en una primera instancia una refuncionalización de calle Maipú, entre Urquiza y Pellegrini, y de calle San Juan, entre Maipú y Entre Ríos, y la revitalización de las peatonales San Martín y Córdoba.

El jefe municipal agradeció a las y los participantes por sumarse a la charla, como también por los aportes y sugerencias realizadas en su transcurso. Además, se mostró interesado en que haya “una continuidad” en este tipo de encuentros para enriquecer el debate y las ideas con el fin de avanzar “en un centro de la ciudad con movilidades diversas, usos diversos y horarios diversos”.

“Necesitamos generar ideas para refuncionalizar el centro que vayan más allá de las ordenanzas y los cambios urbanísticos que vamos generando”, expresó Javkin y confió que el objetivo es construir esas modificaciones en base al aporte de diversas áreas, incluyendo además, entre otros, a sectores vinculados a la cultura y a la movilidad. 

En coincidencia con el planteo de varios de los participantes, Javkin sostuvo que “la movilidad es clave” en el proceso de refuncionalización, y agregó: “Estamos convencidos en apostar a cambiar la movilidad del Centro. Algunas cosas aprovechamos en la pandemia, pudimos agregar 50 km de ciclovías y vamos a seguir; creemos que es un proceso indetenible, poderoso y positivo, pero tenemos que ver cómo lo aplicamos a la zona”.

“Queremos ver algunas intervenciones de urbanismo táctico en la peatonal, que le puedan dar más vida y color; obviamente incluyendo el tema de arbolado e iluminación, y ver también de generar actividades en horario nocturno”, adelantó el intendente. 

Entre los objetivos generales del proyecto en el que trabaja el Ejecutivo local se destacan la revitalización del área central, específicamente el área histórica de la ciudad; el fortalecimiento del comercio y el impulso de nuevas actividades económicas, y la promoción de la vivienda como generadora de dinamismo y seguridad, especialmente en el microcentro.

Otro de los puntos en los que se hace hincapié es la necesidad de incrementar el área verde en el área central, para mitigar el efecto isla de calor, y la promoción de la peatonalización y de medios alternativos al automóvil.

“Cuando más diversa sea la densidad que se genera en el área central va a ayudar a la proximidad y a la idea de una ciudad de 15 minutos que expone Carlos Moreno”, señaló, por su parte, González Cid, en referencia al concepto desarrollado por el urbanista colombiano que busca que los ciudadanos puedan satisfacer todas sus demandas sólo desplazándose como máximo en un cuarto de hora desde su lugar de residencia.

La funcionaria expuso, además, detalles de dos ordenanzas impulsadas desde el municipio, que fueron aprobadas recientementes en el Concejo Municipal: la N° 10.104/2020, que ajusta las alturas mínimas en las plantas bajas de edificios, y la N° 10.105/2020, que permite balcones más amplios, con el fin de incentivar nuevos usos en esos espacios abiertos.

Un punto de partida

El encuentro sirvió, entre otras cosas, para conocer la visión de ciudad que tienen para el corto y mediano plazo arquitectos jóvenes y futuros profesionales del área. La mayoría de los participantes coincidieron en que el fructífero intercambio de esta primera reunión es un buen punto de partida que debe perdurar en el tiempo.

“Creo que estaría bueno tomar esta reunión como iniciativa para seguir trabajando en conjunto”, manifestó, en ese sentido, la coordinadora de la Comisión de Jóvenes del Colegio de Arquitectos, Celeste Garaffa, una de las asistentes al cónclave virtual que se extendió por algo más de una hora.

Garaffa remarcó, además, que “los cambios significativos en las ciudades llevan tiempo”, y resaltó: “Uno puede pensar en acciones a corto plazo, pero los cambios grandes llevan tiempo. Creo que lo que sucede en gran parte del área central es que en un momento de la ciudad tenían mucho auge comercial, luego aparecieron los shopping”.

“La ciudad va cambiando y van cambiando sus usos, creo correcto que haya mixtura de usos en el área central”, valoró la joven, y añadió: “Está bueno enriquecerlo con distintos usos, y me parece súper interesante que todos nos estemos preguntando cómo podemos habitar este espacio urbano y cómo podemos hacer para que sea más atractivo, en el corto plazo y en el largo plazo”.

En la misma línea, Juan Palumbo coincidió en la importancia de avanzar hacia una mixtura de usos en el área central y consideró necesario “impulsar otro modo de construir”, en el que se haga hincapié en la calidad de las construcciones. “La idea me parece fantástica y me parece una buena medida promover una mejor calidad de construcción y evitar conflictos a futuro y promover esta mixtura de usos”, expresó.

Por otro lado, puso el acento en la importancia de los tradicionales paseos comerciales del sector. “Las galerías son una marca registrada de la ciudad, revitalizar esos espacios que podrían volverse a potenciar con nuevas propuestas y una mixtura de usos. Ya están insertadas en el centro de la ciudad, son parte de la historia”, afirmó.

Para Gonzalo Montoya, “Rosario es una ciudad joven por su características de ciudad universitaria” y, por lo tanto, “apostar a que la mirada del joven pueda intervenir sobre la ciudad es apostar también a todo ese futuro joven que va a venir a Rosario, a vivirla, y que va a querer vivirla con una mirada muy similar a la que la vivimos o queremos vivirla nosotros en esta etapa”, dijo.

“Imaginar y pensar la ciudad no con proyectos estancos, de usos estáticos, sino con procesos dinámicos que urbanicen la ciudad, sobre todo haciendo foco en los procesos temporales que generen una ciudad que nos guste vivirla, caminarla y en la que nos sintamos seguros. Porque el movimiento es sin duda una parte fundamental de eso que capaz nos está faltando”, aseguró el joven.