22 de octubre

Movilidad

Sustentabilidad

Día Mundial sin Auto: brindan recomendaciones para el uso y el cuidado de la bici

Cada vez en mayor medida, la bicicleta es una opción como medio de transporte. Por eso, el municipio ofrece consejos para transitar de forma segura por la ciudad.

Durante la emergencia sanitaria, muchos rosarinos y rosarinas optaron por cambiar sus hábitos de movilidad del auto o colectivo a la bicicleta. De esta manera, se ayuda a disminuir la cantidad de pasajeros en el Transporte Urbano de Pasajeros y facilita el cumplimiento del distanciamiento social, tan importante para evitar el contagio de Covid-19. Además, se aprovecha el momento de traslado para poner el cuerpo en movimiento.

Por un lado, es importante contar con un buen equipamiento: un casco protector imprescindible para evitar lesiones en la cabeza; ropa clara y en lo posible con apliques reflectivos para reforzar su visibilidad en horas nocturnas y en situaciones de escasa visibilidad; y ropa cómoda y adecuada que no dificulte los movimientos necesarios para la conducción y evite enganches con la cadena o engranajes.

Pero además, cabe destacar la importancia de que la bicicleta esté en buenas condiciones para su uso y que tenga todos los elementos de seguridad para transitar. Entre ellos los elementos retrorreflexivos en pedales, rueda y cuadro; así como luces en los guardabarros, blanca al frente y roja para la parte posterior de la bici. También se recomienda contar con timbre o bocina y espejo retrovisor sobre el lado izquierdo para hacer maniobras seguras. Si se necesita trasladar objetos que sea en un canasto -que no dificulte la visibilidad ni el movimiento del conductor- colocado siempre sostenido por el cuadro, tanto en la parte delantera como detrás. Y por supuesto, chequear que los frenos, la cadena, cubiertas y pedales estén en buenas condiciones.

Gráfico seguridad ciclistas

La circulación correcta siempre es en el sentido de la calle, no a contramano, y a un metro de distancia de los otros vehículos que están en movimiento o estacionados. Además, es fundamental ceder el paso a quien circula por la derecha y anticipar los movimientos con señales de brazos y timbre o bocina. Siempre se debe conducir de manera atenta, sin hablar o mensajear por celular ni llevar auriculares.

Al circular por la calle, ocupar el carril completo da mejor visibilidad y evita sobrepasos riesgosos. Al adelantarse a otro vehículo solo hacerlo por la izquierda, excepto en las ciclovías que es por el lado derecho.

En zonas con mucho tránsito vehícular o peatonal, siempre es mejor conducir con los dedos preparados en los frenos para poder reaccionar con mayor velocidad.

Todas estas acciones generan mayor seguridad tanto para el ciclista como para quienes transitan por la vía pública.

Para quienes estén usando la bici como principal o eventual medio de transporte en el contexto de pandemia, se recomienda una rutina de higiene después de cada traslado: limpiar con un paño de algodón o esponja mojado con agua y jabón las principales superficies de contacto como manubrio, timbre, frenos y asiento. También se aconseja rociar las ruedas con una solución de lavandina diluida.

Para conocer más sobre conducción en la ciudad, el municipio a través de la Secretaría de Movilidad, creó un completo manual para ciclistas:

Sin excusas para movilizarse en bici

Rosario cuenta con 135 km de senderos exclusivos para bicicletas. Con las ciclovías temporarias que se incorporan en el marco de las medidas de distanciamiento social, la red llega a 173 km, que conectan todos los distritos de la ciudad.

Además hay más de 1.700 bicicleteros simples con capacidad para 3.400 rodados, disponibles en la vía pública y 20 espacios de estacionamiento para bicicletas que simulan la silueta de un auto y permiten alojar entre 8 y 12 rodados cada uno.

Para quienes no circulen en su propio rodado, la Municipalidad ofrece el sistema de bicletas públicas Mi bici, tu bici con 52 estaciones en 14 barrios de la ciudad.

¿Cómo reparar tu bici?

En tiempos donde los rosarinos y las rosarinas están más tiempo en sus hogares, el municipio dispuso una serie de tutoriales para familiarizarse con el rodado y practicar reparaciones básicas como enmendar una pinchadura, ajustar los frenos o recolocar una cadena suelta. Además, hay tutoriales para aprender a reconocer las partes de la bici y hacer reparaciones básicas.

De esta manera, se puede aprovechar el tiempo que cada uno y cada una está en sus casas para incorporar nuevos conocimientos que permitirán hacer un mejor uso de la bici durante y después del mismo.