22 de septiembre

Salud

Coronavirus

El Heca modificó su estructura para recibir pacientes con coronavirus

Sin dejar de lado la emergencia, ejecutó estrictos protocolos y se preparó desde los estructural, lo técnico y desde el recurso humano para la atención de personas que padezcan Covid-19.

El Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), ubicado en avenida Pellegrini 3201, es el mayor efector público de salud de la región, atendiendo pacientes no solamente de la ciudad sino de localidades vecinas. A través del trabajo coordinado con toda la red de salud, el Heca cumple un rol fundamental en el abordaje de enfermedades agudas, emergencias y traumas y actualmente en la pandemia de Covid-19.

Cuenta con 174 camas distribuidas en área de emergencias primaria y cuidados progresivos. Y a partir del plan de contingencia diagramado para asistir a pacientes Covid, las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta la categoría del Heca, redefinieron la estrategia de atención en cuanto a la redistribución del efector, no solo para seguir atendiendo las urgencias y las emergencias sino también ante posibles casos de pacientes o sospechosos de coronavirus.

"La arquitectura moderna del hospital, nos permitió esta reestructuración, que para el Heca significó un cambio de paradigma en los circuitos de los usuarios externos (pacientes) y sobre todo un cambio en la lógica de pensamiento de los trabajadores, lo cual se logró gracias a la que es, a mi entender, la fortaleza más importante de la institución: el sentido de pertenencia de los equipos", sostuvo Jorge Bitar, director del Hospital de Emergencias.

"Todos los compañeros de trabajo, construyendo consensos, participaron de este plan de contingencia. Con lo que logramos satifacer los requerimientos de los pacientes y a su vez las necesidades de los mismos trabajadores, haciendo hincapie en la seguridad de los mismos", destacó.

En este sentido, el protocolo del Heca hizo hincapié en tres escenarios posibles:

-Escenario 1: El hospital se preparó para recibir un bajo número de casos diagnosticados con un sistema de salud suficientemente preparado para asistirlos. En esta etapa el hospital acondicionó un área en la guardia específica para la admisión de posibles casos Covid. En este sentido es fundamental la admisión al momento del ingreso al hospital donde se realiza el primer triaje del paciente para asistirlo en uno u otro sector de guardia. La importancia en este proceso es la identificación y el aislamiento precoz ya sea en el efector o en domicilio.

-Escenario 2: El hospital se prepara para un aumento del número de pacientes diagnosticados con enfermedad por coronavirus. En este caso, se aumenta en un 50% más el número de camas críticas. Se pasa de 20 camas críticas con respiradores en cada una de ellas a 30 camas críticas con respiradores. Este equipamiento se logró adquirir a través de una compra de la Municipalidad de Rosario y otra entrega realizada por el Gobierno de la provincia de Santa Fe.

-Escenario 3: De crisis, donde la capacidad de atención se puede ver limitada o con grandes posibilidades de que el sistema se vea colapsado. Ante esta situación existe la posibilidad de ampliar la capacidad en más de un 100%, es decir de ascender a 50 camas críticas totales con respirador dado que la estructura edilicia lo permite, en caso de ser necesario. En cuanto a la capacidad de camas NO críticas (de sala general), el Heca dispone actualmente de 48 camas sin oxigenoterapia y otras 48 camas con oxigenoterapia. En situación de crisis se podría aumentar esta capacidad llegando a 89 camas sin oxígeno y a 102 camas con oxigenoterapia.

En el marco del protocolo, también se decidió implementar un circuito interno para personas que padezcan de coronavirus que ingresen al hospital. Para esto se reservó un "ascensor covid" para trasladar a los pacientes, un nuevo triaje, completamente separado de las denominadas áreas limpias, se aumentó el recurso humano, ingresaron 8 médicos con el perfil de clínicos intensivistas, 20 enfermeros y enfermeras y todos los insumos para protección de los trabajadores. Además, se informa permanentemente a los trabajadores sobre las medidas que se van realizando.

Actualmente, el Hospital de Emergencia Clemente Álvarez se encuentra trabajando bajo protocolos del escenario 1, estando ya acondicionada y lista para utilizarse una sala de UTI (Unidad de Terapia Intensiva) con 6 camas críticas para atender pacientes covid.

En caso de pasar a otro escenario, las autoridades redistribuirán los sectores sin que deje de funcionar ningún área del efector.

Donación de plasma

Cabe destacar también que el Heca es uno de los 3 hospitales de la provincia de Santa Fe seleccionado, junto a los hospitales Iturraspe de Santa Fe, y al Eva Perón de Granadero Baigorria, por el Gobierno Nacional para realizar las donaciones de plasma de pacientes recuperados de covid-19 por aféresis.

En este sentido, en el Heca se realizaron 54 donaciones, de las cuales se lograron recuperar 69 dosis de plasma convalecientes de covid, ya que de algunos pacientes se consiguen 2 o 3 dosis.

La donación de aféresis consiste en extraer sangre a través de un separador celular seleccionando un elemento en especial, en este caso plasma, y en circuito continuo devolver el resto de los componentes sanguíneos, en forma simultánea. Si bien la donación por este método demanda algo más de tiempo que la donación de sangre convencional, el donante no sufre efectos adversos significativos en la mayoría de las donaciones.

Los pacientes recuperados de covid pueden donar plasma de forma voluntaria mediante el correo electrónico centroregionalhemoterapia@santafe.gov.ar; a través del WhatsApp: 0341 153824344, o al mail centroregionalhemoterapia@gmail.com
Además, semanalmente, el Salud Movil se instala en la puerta del HECA para realizar colectas de sangre. Para la donación de sangre, las personas interesadas deberán solicitar previamente el turno por internet en el siguiente link.