22 de septiembre

Inclusión

Discapacidad
Infancias
Educación
Coronavirus

Niñas y niños de escuelas públicas difunden un video en lengua de señas para recordar la importancia de quedarse en casa

En forma de poema interpretado con señas, los alumnos y alumnas acercan un mensaje de motivación y esperanza para la comunidad.

En medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por la pandemia del Covid-19 que, entre otras cosas, impide la concurrencia a las escuelas, desde el Fondo de Asistencia Educativa (FAE) surgió la propuesta de acompañar a los estudiantes rosarinos para que de alguna manera puedan seguir conectados. 

En forma de poema interpretado con señas, los niños y niñas acercaron un mensaje de motivación y esperanza para todos sus pares de la comunidad.  

El FAE sostiene el programa Lengua de Señas con el objetivo de generar conciencia sobre la importancia de este lenguaje para lograr una verdadera inclusión. Los talleres muestran, además, una forma de vida y valores para compartir en sociedad. 

“Queremos desdramatizar a la discapacidad, para lograr la inclusión, y que los niños en un futuro no sientan la diferencia. Vamos a llegar a cada escuela, pero ahora es tiempo de quedarnos en casa”, remarca durante la filmación la tallerista Viviana Brites. 

Programa Lengua de Señas

A través de la difusión de la lengua de señas, el FAE contribuye al desarrollo de políticas públicas que se llevan adelante desde la Municipalidad de Rosario para construir una sociedad más inclusiva e igualitaria. Desde este espacio se propone alcanzar a la mayor cantidad de alumnos y establecimientos educativos, generando más y mejores puentes de comunicación entre las personas con discapacidad auditiva y las oyentes. 

La iniciativa tiene, entre otros objetivos, la inclusión social a través del desarrollo de talleres, procurando de ese modo brindar estrategias de comunicación, que evitan la discriminación, estimulan el aprendizaje y la reflexión sobre realidades distintas con las cuales convivimos a diario. 

Esta puesta en marcha del FAE, es llevada adelante desde hace siete años, se plantea con la ayuda de la música y el juego para poder cumplir con sus objetivos.