26 de octubre

Adultos mayores

Emergencias
Coronavirus

Coronavirus: el municipio pone en marcha el protocolo de respuesta inmediata para geriátricos

Es un plan preventivo y de contingencia organizado en tres niveles de alerta, que se notificará a todas las residencias de adultos mayores, previamente georreferenciadas, desde el lunes

En el marco de las renovadas estrategias frente a la pandemia en la actual etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Municipalidad de Rosario pondrá en marcha este lunes 18 de mayo el nuevo Protocolo de respuesta inmediata ante casos sospechosos en residencias geriátricas, a fin de prevenir la propagación del coronavirus en dichas instituciones.

El plan preventivo apunta a otorgar a los geriátricos una cadena de llamados obligatorias para aquellos que tienen responsabilidad operativa y que de este modo puedan disparar un alerta en forma efectiva.

En este aspecto, dentro del sistema de comunicación se establecerán niveles de alarmas, estableciendo los siguientes:

-Nivel I (amarillo): entra el grupo en línea de alerta preventiva.

-Nivel II (naranja): entra el grupo en línea de respuesta directa y en estado preparativo.

-Nivel III (rojo): entra el grupo en el momento del aviso al estado de funcionamiento absoluto, privilegiando esta situación por sobre cualquier otra.

Para el diseño de este protocolo -motorizado desde los COE Central, Salud y Social- se realizó una georreferenciación de todos los geriátricos de la ciudad, los que comenzarán a ser visitados y notificados desde este lunes por agentes del COE (Comité Operativo de Emergencia) Central, quienes dejarán en cada uno de ellos un Manual con el organigrama de respuesta y los números correspondientes a la cadena de activación; asimismo relevarán información necesaria para una óptima respuesta operativa.

El plan contempla además una estrategia de comunicación y de contención para familiares.

Cabe recordar que la enfermedad ataca de manera más grave a la población de adultos mayores de 60 años, así como a personas con patologías preexistentes. Se identificó a la hipertensión asociada a una mayor morbimortalidad, y le siguen en frecuencia de acuerdo a reportes internacionales la enfermedad respiratoria crónica, diabetes y obesidad.

En un estudio realizado en China se analizó cómo se incrementa la tasa de mortalidad según la franja etaria: 3,6% en el grupo de 60-69 años, 8% en el de 70-79 años y 14,8% en los mayores de 80 años.

Instituciones como las residencias geriátricas constituyen un escenario complejo dado que, por la condición psicofísica de los residentes, es dificultoso mantener el distanciamiento social recomendado en el contexto de la pandemia. En este tipo de residencias cerradas o semicerradas se produce con más frecuencia el contacto estrecho entre cuidadores y residentes, así como entre los mismos residentes, por lo que cobra gran importancia extremar las medidas de prevención y control de infecciones recomendadas por los lineamientos de la OMS e información disponible de reportes internacionales.