25 de mayo

Coronavirus

Emergencias
Control
Convivencia

Rosario retomó la actividad comercial con alto acatamiento a las normas sanitarias

A partir del inicio de la fase 4 de la cuarentena, se reanudaron controles en centros comerciales. Durante la primera jornada, tanto comerciantes como clientes cumplieron con las medidas dispuestas.

En el marco del inicio de la denominada fase 4 del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, desde este lunes se autorizó en la ciudad el desarrollo de nuevas actividades que se suman a las ya vigentes, con un fuerte protocolo de seguridad e higiene y con un ordenado funcionamiento a partir de la división en bloques horarios de los diversos rubros habilitados a la fecha. 

En este contexto, se abrieron numerosos locales comerciales en distintos puntos de la ciudad, por lo que desde la Secretaría de Control y Convivencia se decidió intensificar el control en este rubro específico, a fin de garantizar el pleno cumplimiento de los requisitos sanitarios ordenados por la pandemia. Además, desde el área indicaron que continúan con las acciones de fiscalización del tránsito y de circulación de personas, a la par que con la asistencia brindada a clientes y beneficiarios, en sucursales bancarias y en las sedes del Correo Argentino.

La secretaria Carolina Labayru confirmó que la reactivación comercial se desarrolló con un alto acatamiento en cuanto al uso de cubrebocas y al distanciamiento social, tanto de parte de los comerciantes como de los clientes. “Hace más de 50 días que los comerciantes se estaban preparando para la reactivación bajo estrictos protocolos sanitarios que garanticen el cuidado de la salud, en este caso, la no transmisión del covid-19", señaló la funcionaria, y agregó: "Hemos logrado un acuerdo y una coordinación de trabajo con los titulares de negocios para que el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias sean totales y ejemplares".

En esta primera jornada abrieron los comercios minoristas y mayoristas entre las 13 y las 19, de acuerdo al decreto municipal 297/2020. Con el objetivo de fiscalizar las condiciones de seguridad impuestas, agentes municipales realizaron inspecciones en locales ubicados en los diversos centros comerciales rosarinos: en las calles San Juan y San Luis, en las peatonales Córdoba y San Martín, en el sector de San Martín Sur, Paseo Del Siglo, Avenida Alberdi, Empalme Graneros, Echesortu y Fisherton.

El control se centró principalmente en el factor ocupacional de los locales (1 vendedor cada 20m2 y 1 cliente por vendedor); el uso obligatorio del cubrebocas, del vendedor y del cliente; la disponibilidad de alcohol en gel para los clientes, y de alcohol al 70% para desinfección de superficies y las puertas abiertas. Cabe remarcar que hacia el final del día se evaluó un respeto total de cada una de estas disposiciones.

“Esta apertura de negocios no supone la posibilidad de efectuar paseos; hemos avanzado en la reactivación económica priorizando la salud de los rosarinos”, recordó Labayru, y advirtió: "De ninguna manera esta nueva flexibilización de la cuarentena supone la habilitación de desplazamientos, se mantiene vigente la compra de lo necesario en los negocios de cercanía”.

“Sostenemos como prioridad la salud de los rosarinos, por lo que recordamos la obligación de salir de compras siempre con cubrebocas casero y acatando el distanciamiento con otras personas. Hemos logrado detener los contagios por ahora y lo hemos hecho entre todos, haciendo propias las medidas dispuestas por el Estado”, manifestó la funcionaria.

Se mantienen los controles de circulación

Además, la Secretaría de Control y Convivencia mantiene los controles de circulación vehicular y peatonal junto con la Policía de Santa Fe, a fin de detectar posibles desplazamientos urbanos sin el permiso correspondiente. En este sentido, continúan los operativos en distintos puntos de la ciudad en los que se pide a los conductores las habilitaciones correspondientes. También se efectúan intervenciones en el transporte público, no sólo para fiscalizar el permiso de circulación, sino para promover el distanciamiento social y la utilización de barbijos caseros entre los pasajeros.

A su vez, se continúan desplegando tareas de prevención, acompañamiento y contención a las personas que se congregan en las entidades bancarias. Y, desde la semana pasada, se efectúan tareas similares en las sedes del Correo Argentino, donde se abona el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Además, se disponen traslados de personas de una sucursal a otra para lograr una atención adecuada y a tiempo en caso de ser necesario.