17 de junio

Tránsito

Control

Creció el número de remisiones de autos y motos al depósito municipal

Unos 710 vehículos fueron trasladados por diversas faltas a las normas de tránsito entre el lunes 9 y el domingo 15 de marzo. La semana anterior, el resultado fue de 483 unidades.

Por diversas faltas, un total de 710 vehículos fueron remitidos al depósito municipal durante los controles llevados a cabo entre el lunes 9 y el domingo 15 de marzo. “La presencia preventiva del Estado municipal permite intervenir en las situaciones en las que se incumplen las normativas, acercándonos más y más a una convivencia urbana más plena”, destacó el titular del área de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo. Cabe señalar que en la primer semana de marzo fueron llevados por diversas faltas 483 rodados.

Los vehículos trasladados al depósito son autos y motos cuyos conductores cayeron en infracciones severas a las leyes de tránsito. “La mayoría incurrió en faltas relacionadas a la documentación exigida para conducir y también a las condiciones de seguridad para la circulación. También hubo casos de estacionamiento indebido frente a escuelas o en calles en las que está prohibido aparcar y por supuesto, por alcoholemia positiva”, precisó Seghezzo.

Según el titular del área de Control y Convivencia, los operativos, que se llevan a cabo por toda la ciudad junto a personal policial, tienen como objetivo “controlar las condiciones de la circulación urbana a lo largo de todo el día, manteniendo firme el objetivo de llevar orden al tránsito en Rosario”.

Alcoholemia durante el fin de semana

Cabe destacar que durante el fin de semana 52 vehículos fueron remitidos en controles nocturnos de alcoholemia. Entre el sábado 14 y la madrugada del domingo 15 se concretaron 120 controles con un total de 17 unidades llevadas al depósito, 15 de ellas porque los conductores dieron positivo en los test de consumo de alcohol efectuados. La graduación máxima registrada es de 1,44 gramos.

En tanto, entre el jueves y viernes se concertaron 220 intervenciones vehiculares de parte de personal de las áreas de control municipales, en colaboración con agentes de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. “En dichos procedimientos se concretaron controles en la documentación, en los elementos de seguridad y en las condiciones de los conductores”, sostuvo Seghezzo, además de los controles de alcoholemia.

Dichas intervenciones tuvieron como saldo 20 remisiones. De ese total, 10 autos y 2 motos fueron al corralón por alcoholemia positiva de sus conductores, siendo de 1,22 el porcentaje hallado más elevado.