9 de abril

Ambiente

Residuos
Sustentabilidad

Se realiza la última recepción de residuos informáticos y textiles del año

Será este viernes 27, de 8.30 a 12.30, en los centros municipales de Distrito, y el sábado 28, de 10 a 16, en Montevideo 2852. A lo largo del año se recolectaron casi 6.000 aparatos.

Como cada último viernes y sábado del mes, la Municipalidad recepcionará residuos especiales, informáticos y textiles, para darle un tratamiento particular. Aquellos interesados en llevar material podrán acercarlos el viernes 27, de 8.30 a 12.30, a los centros municipales de Distrito, y el sábado 28, de 10 a 16, a Montevideo 2852.

Con un crecimiento exponencial desde que comenzó en 2011, a lo largo de este año se recolectaron 22.823 kg, un total de 5.997 aparatos informáticos. Además, desde junio de este año, los mismos se derivan a un emprendimiento social que trabajan en un galpón que el Municipio acondicionó especialmente en Lavalle al 3500. Participan del emprendimiento integrantes de la cooperativa Los Luchadores 1º de Mayo, que desarman y recomercializan estos materiales.

Organizados por la Secretaría de Ambiente y Espacio Público municipal, los canjes tienen el objetivo de dar un correcto tratamiento a materiales que pueden ser reutilizados o aquellos que puedan ser peligrosos como algunos informáticos, y así tratarlos en forma adecuada. Durante 2019 más de 1.400 personas pasaron por las convocatorias que se desarrollan mensualmente.

Los balances que se suceden año a año son positivos en relación al compromiso asumido por vecinos y vecinas, ya que cada vez más personas participan de las jornadas de recepción. El número de materiales recibidos va en crecimiento, ya que hubo un aumento aproximado del 2.000% desde el primer año hasta la actualidad.

Además de la recepción de residuos informáticos, desde abril de 2018, se sumó a la iniciativa la recepción de materiales textiles en desuso: prendas de vestir, calzado, blanco y accesorios en buenas condiciones, que por diferentes motivos ya no se estén utilizando. Estas últimas son donadas a organizaciones sociales que luego las destinan a personas que las necesitan.