29 de enero

Prevención

Servicios

El municipio realizó un operativo de desobstrucción y limpieza de desagües y sumideros

Se trata del comienzo de un cronograma de trabajo intensivo que buscará limpiar más de 7000 bocas de tormenta en toda la ciudad para prevenir anegamientos.

Este jueves por la mañana, el intendente Pablo Javkin supervisó un operativo intensivo de desobstrucción y limpieza de desagües y sumideros, para prevenir anegamientos ante tormentas o lluvias fuertes. De la actividad también participaron los secretarios de Ambiente y Espacio Público, Diego Leone, y de Obras Públicas, José Luis Conde; el director de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, y la directora del Distrito Oeste, Daiana Gallo Ambrosis.

“Esta tarea la vamos a intensificar en toda la ciudad. Empezamos por acá porque es una zona que a veces registra problemas de anegamientos, como hemos detectado en los últimos episodios. Esta es una tarea sencilla, pero intensa y muy necesaria, sobre todo porque tenemos previsto un verano de muchas tormentas”, afirmó el intendente.

Las cuadrillas de la Municipalidad de Rosario iniciaron en la intersección de bulevar Avellaneda y Pasco las tareas que continuarán durante toda la jornada del jueves y se extenderán por la zona. Los trabajos se profundizarán con el correr de los días, con la implementación de una estrategia que comenzó en zonas evaluadas como críticas y continuará en distintos barrios. En total, se limpiarán 7000 bocas de tormenta de toda la ciudad.

“Tenemos un cronograma y la idea es llevarlo a la práctica lo antes posible con la mayor cantidad de cuadrillas. Es un trabajo importante. Ahora estamos barriendo un espacio amplio en esta zona, de norte a sur y de este a oeste. También están trabajando camiones desobstructores que hacen otro tipo de trabajo pero igual de necesario. Después vamos a seguir a zona norte”, amplió el secretario de Obras Públicas.

Los equipos realizarán tareas de mantenimiento y limpieza de tapas, rejas de sumideros y cámaras, además de cañerías pluvio-domiciliarias, limpieza y reparaciones menores. Además, desde el municipio se hará hincapié en la importancia de no arrojar residuos en la vía pública, y utilizar contenedores y cestos para evitar obstrucciones.

“Le pedimos a la gente que nos ayude a mantener la limpieza y que sepa que estamos intensificando las cuestiones de mantenimiento que evitan que la presencia de basura genere anegamientos. Esto se puede evitar de forma muy sencilla, como no tirando un papelito a la calle. Porque algo tan mínimo como eso, puede generar un problema muy grande. Nosotros empezamos por lo que le toca al municipio. Hacemos nuestra parte y le pedimos a la gente que también colabore”, agregó Javkin.

“A veces una rejilla puede estar limpia, pero adentro hay una botella que entró entre las rejas y obstruye la cañería. Muchas veces los sumideros tienen bolsas de plástico o botellas. Y en eso tenemos que colaborar todos”, sumó Conde. Por eso es importante dejar las bolsas de residuos en contenedores o cestos paqueteros y no sobre la vereda.

“Nuestra prioridad es tener una ciudad ordenada y limpia, por eso, estas tareas de mantenimiento resultan fundamentales”, sostuvo por su parte Diego Leone, secretario de Ambiente y Espacio Público. “Días atrás los equipos municipales trabajaron intensamente para responder ante una emergencia; debemos seguir poniendo el foco en la prevención para evitar situaciones de mayor complejidad, más aún en una temporada donde las lluvias son habituales e intensas”, agregó.

“Son meses en los cuales tenemos que estar atentos a cómo se producen los fenómenos. A veces son lluvias repentinas y de mucho caudal, y si un sumidero está tapado con basura puede generar un inconveniente muy grande. Vamos a prevenir actuando en estos operativos intensivos de mantenimiento y le pedimos a la gente que por favor no tire papeles a la calle”, concluyó Javkin.

Mañana, lluvias

Según diferentes servicios meteorológicos, para mañana se pronostican lluvias en Rosario y la porción sur del Litoral. Se espera que el viento sur cause el descenso de las temperaturas, con aumento de la nubosidad y probabilidades de tormentas y chaparrones.