7 de diciembre

Obras

Avanzan las obras de avenida Calasanz

La obra forma parte del plan de infraestructura urbana que permite mejorar los accesos. Los trabajos consisten en la construcción de una doble calzada de hormigón a nivel definitivo.

Este martes 23 de julio, la intendenta Mónica Fein junto al secretario de Obras Públicas, Raúl Álvarez, recorrieron las obras de avenida Calasanz, en el distrito Noroeste. Las tareas de remodelación se realizan de manera conjunta entre la Municipalidad de Rosario y el gobierno de la provincia de Santa Fe, y forman parte de un proyecto estratégico para la zona.

El tramo comprende 2050 metros lineales, desde Wilde a Miglierini. La avenida contará con cantero central y ciclovías doble mano, rampas de acceso, nuevo alumbrado público y semaforización. La intervención incluye la eliminación de las zanjas existentes y la ejecución de conductos pluviales, lo cual impactará de manera positiva en el saneamiento del sector.

En la recorrida, Fein señaló: “Es una obra que realizamos en conjunto con la provincia de Santa Fe, que anhelamos durante mucho tiempo. Este tramo pasa por un populoso barrio de la ciudad y va a tener una avenida espectacular de hormigón, de doble calzada, que va a permitir una nueva circulación por esta avenida”.

Y agregó: “La obra está muy avanzada, para fin de año o los primeros meses del año que viene va a estar finalizada y la verdad que nos gusta dejar las obras terminadas o muy avanzadas en el fin de nuestra gestión porque era uno de los objetivos que teníamos. En este sentido, estuvimos recorriendo otras obras: Newbery, Sorrento, las obras realizadas a través del Plan Abre que se llevan adelante en distintos barrios, el pavimento a nivel definitivo que ya comenzó en avenida 27 de Febrero y que en poco tiempo las obras comenzarán en dos barrios más: Matheu y Santa Teresita”.

Estas obras forman parte de un proyecto estratégico para la zona que se complementa con la avenida Wilde desde Calasanz hasta la Autopista Rosario-Córdoba y las que actualmente se encuentran en proceso: avenida Sorrento de Circunvalación a Provincias Unidas, y Provincias Unidas desde Sorrento a Schweitzer. De esta manera, veintiún obras de puesta en valor de avenidas y accesos se concretaron en los últimos años, dejando más de 260 cuadras a nuevo con la intervención de más de 26.000 metros lineales de nuevas calzadas.

“Lo importante es que la ciudad tenga proyectos y obviamente señalar que hemos tenido el apoyo del gobierno provincial para resolver temas centrales que tienen que ver con la calidad de vida de los rosarinos y las rosarinas. Esta gran avenida le da mejor calidad de vida a los asentamientos irregulares con los cuales estamos trabajando y permite llevar mejores condiciones de luz, gas, agua y por eso, mejora la calidad de vida de muchas personas”, manifestó la intendenta.

La remodelación de avenida Calasanz permitirá una mayor capacidad vehicular, la reducción de los tiempos de viaje y la puesta en valor de la zona. El proyecto vial contempla la demolición de las calzadas actuales y la construcción de una avenida con dos calzadas de hormigón de 8,50 metros de ancho cada una. En el cantero central, de 3,40 metros de ancho se ha previsto una ciclovía de doble sentido de circulación. El ancho oficial del tramo es de 30 metros.

Por su parte, el secretario de Obras Públicas comentó: “Esta avenida tiene una particularidad que es clave para la zona oeste de la ciudad, ya que por un lado conecta Rosario con Funes a través de la calle Miglierini y su continuación como Illia en la localidad vecina, y por otro lado se encuentra la cancha de hockey donde se realizó el Mundial, que atrae a gran cantidad de público. Además, los barrios que se han asentado en la zona y que han modificado la fisonomía de la zona y que tendrán un acceso absolutamente distinto”.

Obras hidráulicas

Además de las obras en la calzada, se continuará con el entubamiento del Emisario 10 desde la calle Nochetto (donde actualmente termina) hasta la calle 1617, aprovechando el actual canal de la vereda sur de la avenida Calasanz. El nuevo conducto será ejecutado en PEAD de 800 a 2000 mm de diámetro de acuerdo a las intersecciones. Adicionalmente se realizará un segundo tramo por Calasanz, independiente del anterior, que comenzará en la Calle 1621 hasta conectarse en el canal del Emisario 4 por Miglierini.