13 de agosto

Salud

El secretario de Salud recorrió el Cemar junto a autoridades del Rotary Club

La institución donó en diciembre de 2020, al área de oftalmología, un aparato de última tecnología para evitar la ceguera por retinopatía diabética.

El secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, mantuvo un encuentro con miembros del Rotary Club Rosario Oeste y recorrida por el sector de oftalmología del CEMAR. La actividad se realizó en el marco de la donación concretada en diciembre del 2020 por dicha institución de un equipo de última tecnología de 80 mil dólares para la detección de la ceguera por retinopatia diabética.

Del encuentro participaron Germán Castellani (gobernador del Rotary Distrito 4945), y los integrantes del Rotary Club Rosario Oeste, José Ellena (presidente) Arnaldo Bearzotti; Claudio Palacín (Comité de Administración del Club), Ernesto Pangia (Comité de Programa) y Nicolás Vitantonio (Ex presidente) y María de las Mercedes Deledda (presidente del Rotary Club de Pérez.). También estuvo presente Ricardo Goñi, coordinador del área de Oftalmología del CEMAR.

A fines del 2020 miembro del Rotary Club entregaron a las autoridades de la Secretaría de Salud Pública municipal el equipo destinado a prevenir la retinopatía diabética. Fueron dos cámaras fundoscópicas no midriática Visuscout 100 de la casa Zeiss de Alemania, y un equipo láser de última generación, Visulas III de Argón 532 y YAG láser. La donación formó parte de un acuerdo firmado a fines del 2020 entre la Municipalidad y clubes rotarios de la ciudad y de Francia.

Gracias al aporte del Rotary Club Rosario Oeste, la red municipal de salud pública dispone del equipamiento para realizar el estudio oftalmológico a nivel territorial. De esta manera, el fondo de ojos deja de ser una práctica que sólo se hace de forma central en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (CEMAR), garantizando el acceso a la salud en todos los barrios de la ciudad.

“Lo que tratamos de hacer los rotarios son proyectos concretos para que le cambie la vida a la gente. Cuando hay un compromiso como tiene el Rotary, y un estado municipal trabajando de manera profesional y seria, se logran estos resultados para beneficio de la gente. Hace años que Rotary tiene como objetivo alianzas estratégicas y consideramos que si temernos este tipo de alianzas con distintas ONG, empresas privadas y sobre todo con el Estado, los resultados se amplifican y tanto el impacto como el alcance es mucho más grande” , destacó Castellani.

Entre los meses de enero a mayo de este año se realizaron con dicho instrumental fondos de ojos a 683 pacientes de la red municipal a través de turnos programados en los siguientes centros de Salud: Casals, Ferrandini, San Martín, Staffieri y Cemar. A cada paciente se le toma un mínimo de 8 fotos con un total aproximado de 6500 registros.

De los 683 de pacientes se detectó lo siguiente:

  • El 90 % no se realizó FO en los últimos 3 años.
  • El 80% son diabéticos y el resto con otras patologías (glaucoma, cicatrices, degeneración macular, pterigion, cataratas).
  • Se derivaron a oftalmología por retinopatía a 83 pacientes de los cuales 40 necesitaron tratamiento (laser/ bevacizumab) el resto control evolutivo.

Es de suma importancia poder detectar la retinopatía para que de esta manera se evite la ceguera.

En los hospitales y centros de salud municipales el estudio se realiza con una cámara de telediagnóstico que se apoya sobre el ojo y permite captar una foto donde se pueden visualizar lesiones que indiquen un problema oftalmológico. En el caso de encontrar una lesión, se realiza un diagnóstico y la persona empieza el tratamiento en el CEMAR con un equipo láser.

La incorporación de esta tecnología a la red se enmarcó dentro del proyecto de telemedicina para descentralizar la toma de imágenes. De esta manera, se trasladaron los equipos a los centros de salud del sistema de atención primaria y hospitales municipales para realizar captación remota de imágenes y enviarlas al Centro de Interpretación ubicado en el área de oftalmología, en el tercer piso del CEMAR.